Salsa de tomate y champiñones fácil

Salsa de tomate y champiñones rápida

Con esta salsa de tomate y champiñones quiero introduciros en uno de mis productos fetiche: los tomates concentrados. Aunque os lo pueda parecer, esto no es contenido patrocinado. Simplemente, soy muy fan del tomate concentrado, el doble concentrado y el triple concentrado.

El tomate concentrado nos sirve para hacer salsas y guisos cuando no hay tomates frescos de calidad. Por lo tanto, es un básico de la cocina de toda la vida que actualmente es más complicado de encontrar, especialmente los doble o triple concentrados.

Los de factura española, como los de la marca Hida o marcas blancas de supermercados, suelen ser concentrados o doble concentrados (con aún menos líquido). El doble concentrado italiano, como puede ser el de la marca Mutti, es directamente una pasta con un sabor muy fuerte y peculiar.

Mutti doppio concentrato di pomodoro

Los tomates concentrados nos sirven, además, para las pizzas, solo hay que extender y no hace falta cocinarlos. Son una solución rápida y práctica que nos puede sacar de muchos apuros y que os recomiendo introducir en vuestra cocina habitual.

Cuando miréis el precio, pensad que son productos que vamos a estirar con agua o caldo y que se miden a cucharadas, por lo un tubo de doble concentrado tiene más duración que una lata grande de tomate triturado (aunque evidentemente no va a ser el mismo resultado).

Receta de salsa de tomate y champiñones

Ingredientes para 4 raciones

  • 2 cucharadas de tomate doble concentrado Mutti o 4 de Hida
  • 2 – 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 150g de champiñones naturales a la plancha o de bote escurridos
  • 3 dientes de ajos o 1 cucharada de ajo en polvo
  • 1 cebolla blanca grande
  • 1 cucharada sopera de albahaca (aunque yo le puse orégano)
  • 1 cucharadita de postre de pimienta negra molida
  • 1 taza de agua de la cocción de la pasta o el arroz (por el almidón)
  • Sal
  • Opcional: maicena o kuzu, harina de almendras

Indicaciones

  1. Cocemos la pasta según las instrucciones del paquete.
  2. Colamos y reservamos el agua de la cocción, al menos una taza para la salsa, pero podemos reservar más para usar en los siguientes pasos.
  3. Lavamos bien los champiñones y los fileteamos.
  4. Los salteamos con una cucharada de aceite. Podemos añadir un poco de agua (normal o de cocción de la pasta) y hacerlos a fuego medio, con la tapa. Reservamos.
  5. Pelamos y cortamos en juliana la cebolla blanca.
  6. Fileteamos los ajos, pelados.
  7. En un sartén, a fuego medio, pochamos la cebolla con los ajos con una cucharada de aceite y medio vaso de agua (puede ser de cocción). La cebolla y el ajo se echan a la sartén sin esperar a que esta se caliente.
  8. En un recipiente para batidora (puede ser de mano, yo uso la Nutribullet o el robot de cocina) ponemos todos los ingredientes de la lista.
  9. Batimos hasta que quede la consistencia deseada. Para que ligue mejor, si no queremos añadir más aceite, podemos poner una cucharada de maicena o de kuzu bien desechos en un poquito de agua caliente. También podéis usar harina de almendras.
  10. Corregimos de sal, pimienta o especias y volvemos a batir para que queden bien incorporadas.
  11. Para aligerarla, se añade más agua de cocción, pero os recomiendo hacerlo cuando mezclamos con la pasta o durante la cocción (por ejemplo con albóndigas).

Este es un ejemplo típico de uso de la salsa de tomate y champiñones. Lo que hice fue acabar de cocinar las albóndigas con la salsa a fuego bajo, con tapa, durante 5 minutos.

Después, la mezclé con los espaguetis en la misma olla donde había cocinado la pasta. Usar la olla de la pasta y el agua de cocción es muy útil para obtener un buen resultado y que el emplatado sea así de limpio.

Salsa de tomate y champiñones rápida

Salsa de yogur vegana para jacket potato de lentejas

Salsa de yogur vegana con lentejas sobre patata

La salsa de yogur vegana es un muy buen complemento para las patatas. Para esa ensalada de patatas con carne vegetal de estilo alemán, que a mi me cuesta horrores llamar ensalada, es ideal. Pero también lo es para unas jacket potato, esas patatas abiertas y rellenas de cualquier cosa deliciosa que se os ocurra.

En este blog somos muy fans de las patatas, así que hay muchas recetas con ellas. Por ejemplo, esta de patatas gajo sin horno o esta otra de gofres de patata.

Receta de Salsa de yogur vegana

Ingredientes para 3-4 raciones

  • 250 g de yogur natural de soja sin azúcares añadidos
  • el zumo de medio limón
  • un puñadito de perejil fresco u otra hierba aromatizante
  • 1 cucharadita de salsa de soja
  • 1 cucharada de aceite de oliva suave
  • 1/4 de cucharadita de pimienta negra molida (una punta)
  • Opcional: 1 cucharadita de salsa HP clásica

Normalmente, este tipo de recetas se hace con yogur griego, que no tiene opción vegana. Sin embargo, hay opciones más cremosas o con más cuerpo que otras. Por ejemplo, aquello que llevan más proteínas.

Si no tienes perejil fresco (o cilantro), puedes echar una cucharadita de las hierbas secas de tu elección.

La salsa HP, la marca de brown sauce que vas a encontrar en el súper, es muy típica en el Reino Unido y yo la uso para aderezar salsa caseras. Pero también otros platos como un filete de seitán o unos guisantes con patata.

Indicaciones

  1. Lavamos y limpiamos bien el perejil fresco.
  2. Lo picamos fino dejando alguna hojita para decorar.
  3. Ponemos en un cuenco todos los ingredientes.
  4. Batimos.

Jacket potato con salsa de yogur vegana

  1. Cocemos al vapor 4 patatas medianas durant 8-10 minutos.
  2. Por cada patata, pondremos 2 cucharadas de lentejas cocidas.
  3. Calentamos las lentejas en la sartén.
  4. Abrimos las patata, colocando primero las lentejas y por encima la salsa.
  5. Acompañamos las patatas con verduras y ensalada.
Salsa de yogur vegana sobre jacket potato

Salsa cremosa de tofu y brócoli para pasta o arroz

Pasta con salsa cremosa de tofu y brócoli

Hoy os trago es salsa cremosa de tofu y brócoli que combina genial con pasta o con arroz. Una forma diferente de comerte los tallos del brócoli o cualquier descarte similar. Una receta más con tofu, en este caso escondido. Tan escondido como el tallo del brócoli.

El tofu sedoso es ideal para salsas y postres, aunque quizá sea más difícil de conseguir que el tofu firme habitual que encontramos ahora en supermercados. Busca en tiendas asiáticas o especializadas, pero no en la nevera, ya que suele venir envasado en tetrabrik.

En el agua de cocer pasta o arroz se queda el almidón, y por eso es tan interesante para ligar la salsa que vamos a usar con estos alimentos. Es ese almidón también el que hace que la pasta se queda tan enganchada.

Por último, ten en cuenta que el tallo del brócoli es muy fibroso, así que para que sea cremoso de verdad hay que usar una batidora potente.

Si te apetece compartir en redes sociales, recuerda usar el hastag #midietavegana para que vea lo bien que te ha quedado.

Receta de Pasta con salsa cremosa de tofu y brócoli

Ingredientes para 4 personas

  • 4 raciones de pasta de espagueti
  • 125 g de tofu sedoso (puedes usar cualquier otro, y no quedará tan fina)
  • 200 g de tallos de brócoli u otros descartes vegetales
  • 4 cucharadas soperas rasas de nata de coco (u otra crema vegetal)
  • 40 g de aceitunas sin hueso y sin rellenos cortadas
  • 50 g de aceite de oliva virgen
  • agua de la cocción de la pasta
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharada sopera de salsa de soja
  • orégano
  • sal al gusto

Las raciones de pasta suelen, como todo en nutrición, dependen. Mi ración habitual es de 50 g, pero lo habitual son 100-120 g. Simplemente, escoge la cantidad que se adapte y recuerda que la salsa es para una cantidad estándar.

Como ya debéis saber, orégano y ajo dos de mi especias favoritas, y funcionan perfectamente bien juntas. Pero puede que prefiráis otra combinación, como albahaca y almendras tostadas. La base de la crema no tiene mucho sabor y puede aprovechar para añadir lo que más te apetezca.

Indicaciones

  1. Cocemos la pasta en agua abundante siguiendo las instrucciones del paquete.
  2. Colamos la pasta cuando la tengamos al dente, reservando el agua de la cocción.
  3. La salsa crema cremosa de tofu y brócoli empieza haciendo los troncos de brócoli al vapor, durante 7. Necesitamos que esté bien hecho, especialmente si no tenemos un buen procesador de alimentos.
  4. Ponemos en el vaso de la batidora o en un procesador de alimentos todos los ingredientes de la salsa, menos el agua de cocción y parte de las aceitunas.
  5. Empezamos a batir con el mínimo líquido, y vamos añadiendo cacitos o cucharadas hasta que tenga la textura deseada. Corregimos de sal.
  6. En un bol, colocamos la pasta y la salsa y mezclamos bien, con paciencia si la pasta se ha quedado pegada.
  7. Si la salsa está caliente por el brócoli al vapor y el agua de cocción, te será más fácil despegar la salsa.
  8. Servir caliente y adornar con las aceitunas y el toque de especias y semillas deseado.
Salsa cremosa de tofu y brócoli
Así crema cuando usamos tofu firme.

Salsa de champiñones a la cerveza

champiñones borrachos en salsa

La salsa de champiñones a la cerveza viene de una receta anterior, necesaria para poder hacer esta con éxito. He creído conveniente separar de la otra receta para que no fuese excesivamente larga, y porque es posible que a mucha gente no le interese. Se puede desechar o reducir el líquido sobrante, o añadirlo a un puré o a cualquier salsa.

Sin embargo, el hecho de poner cerveza era, precisamente para hacer esta salsa estilo gravy que va a quedar genial con cualquier asado o filete vegetal, también con los hojaldrados.

Si hacéis verduras al horno con vino blanco, podéis hacer algo muy parecido.

Receta de la Salsa de champiñones

Ingredientes

  • Base de la salsa: todo el líquido, la mitad de la cebolla, los ajos y tres o cuatro champiñones de esta receta.
  • 1 cucharada rasa de maicena o 1 cucharadira colmada de kuzu en polvo.
  • 1 cucharadita pasta de levadura (estilo Marmite)
  • 1 chorrito de salsa de soja
  • agua
  • Opcional: 20 ml de crema vegetal para suavizar
  • Opcional: una taza de verdura del caldo de Navidad (zanahoria, chirivias, nabo)

Os doy las dos opciones, la maicena, que es lo más habitual que podemos encontrar, o el kuzu, que a mi me parece mucho mejor opción pero es posible que no encontréis fácilmente. Puede que necesites un poco más, pero también puede reducir el líquido.

Indicaciones

  1. Calentamos un vaso de agua.
  2. Disolvemos el espesante, la maceina o el kuzu, vigilando de que no queden grumos. Puedes usar un colador de maya fina si ves que no consigues desacerlos.
  3. Aprovechamos para disolver también la pasta de levadura.
  4. Colocamos en un vaso de batidora la base de la salsa y, si tenemos, algunas verduras del caldo de Navidad o del caldo de verduras que hayamos hecho.
  5. Lo batimos todo bien.
  6. En un cazo, olla pequeña o sartén, calentamos el resultado a fuego bajo.
  7. Añadimos el espesante y la salsa de soja.
  8. Si vas a añadir crema vegetal, este es el momento.
  9. Removemos con barillas.
  10. No tiene que quedar muy espeso, sino más bien ligero.
  11. Servir caliente

En la foto inicial tienes el resultado de la salsa de champiñones la cerveza acompañando a los champis al horno. Por su sabor potente, es ideal darle sabor al seitán o al tofu.

Salsa cremosa de almendras

salsa de almendras con setas

Si te gusta la pasta pero te has cansado de la salsa de tomate o de la boloñesa, esta salsa cremosa de almendras te devolverá las ganas de comer espaguetis.

Aunque no es para todo lo que la puedes usar, porque también queda bien con verduras y con platos más contundentes. Sácale el orégano y súbele un poco la pimienta para acompañar un filete de seitán o de soja texturizada.

Esta salsa vuelve a tener a las almendras como protagonistas, como los últimos empanados que han salido en el blog, el del tofu y el de la burger.

Es el puñadito que nos dicen que nos comamos al día, así que cuidado con venirse arriba.

Y recuerda: se trata de comer verdura con pasta, no pasta con verduras.

Receta de salsa cremosa de almendras y setas

Ingredientes para dos personas

  • 60 g de harina de almendras
  • 50 g de proteína texturizada de guisante en seco
  • 200 ml de bebida de avena sin azúcar o agua
  • 1 cucharadita rasa de ajo en polvo
  • 1 cucharadita rasa de orégano.
  • Una pizca de pimienta.
  • Sal
  • 1 cucharada de vino blanco opcional
  • 50 g de champiñones laminados a la plancha opcionales

Puedes cambiar la proteína texturizada de guisante por la de girasol, o por soja texturizada fina. También puedes poner 50 g de tofu, pero ten cuidado con las indicaciones según la opción de pasta o de calabacín.

No le ponemos aceite de oliva porque la harina de almendras ya aporta grasa suficiente.

Indicaciones

  1. En un recipiente ponemos la proteína texturizada con la bebida de avena y mezclamos bien con una cuchada. Puedes poner ahora el vino, si le vas a echar. No se va a evaporar el alcohol, así que con una cucharada es suficiente.
  2. Normalmente, con proteína de guisante texturizada, no tendremos que esperar nada. Con otros tipos de texturizadas, igual necesitamos que el agua / bebida esté caliente y dejarlo unos 10 – 15 minutos.
  3. Metemos el resto de ingredientes en el recipiente (incluidos los champiñones) y batimos. Debe quedar un paté o una crema densa si vas a hacerla con zodles.
  4. Si te ha quedado una crema ligera, entonces es perfecta para pasta.

Zoodles con salsa cremosa de almendras

  1. Para hacer con espaguetis de calabacín, espiralizados, necesitamos que está densa, porque el calabacín suelta agua. Aprovecharemos el propio líquido del calabacín para aligerar la salsa.
  2. Ponemos los espaquetis de calabacín (zoodles) es un bol, sin escurrirlos de ninguna forma y añadimos la salsa.
  3. Mezclamos y dejamos que repose.
  4. Encontraremos el líquido del calabacín. Volvemos a mezclar bien y servimos.
  5. En el caso de que nos haya quedado una crema ligera y no queramos el agua de los calabacines, deberemos poner los zoodles en un escurridor mientras se hace la salsa y secarlos bien con un paño de algodón limpio.
salsa de almendras con espaguetis de calabacín

Sí, el calabacín va a estar crudo, pero lo podéis cocinar. Pero son varios pasos más. En el caso en el que lo hagáis al vapor o lo escalféis, ha de ser 3 o 4 minutos. Sin perder un segundo, hay que meterlo en agua con hielo para que se pare la cocción. Una vez hecho esto, se escurre y se mezcla con la salsa en un bol.

También podéis poner todo en un cacito y calentarlo un poco. Cuidado, se os puede quedar reseco o pegar al cazo: fuego bajo, remover, y añadir un poco de leche de avena si hace falta.

Pasta con salsa cremosa de almendras

  1. Cocer los espaguetis siguiendo las instrucciones del paquete. Para dos personas, 200 g está bien.
  2. Escurrir los espaguetis y volver a poner en la olla.
  3. Añadir la crema a la pasta.
  4. Remover, sin fuego, pero con la olla caliente.
  5. Podemos añadir un poco del líquido que hemos guardado para aligerarla.
  6. Una vez se enfrié, va a quedar más densa de lo que parece al calentarla, así que mucho cuidado si decides reducirla, es fácil que la salsa quede seca y que la pasta se pase.
salsa de almendras con setas

Veganesa casera fácil

patatas con veganesa casera fácil

Prepara una veganesa casera fácil en muy pocos minutos, con ingredientes muy sencillos.

Si hay algo que debamos tener claro, es que se trata de una salsa de la que no se puede abusar, exactamente igual que en el caso de la mayonesa con ingredientes de origen animal.

La hemos utilizado para la ensaladilla rusa vegana, pero también es habitual que se utilice en bocadillos untada en el pan. Para mi, lo ideal es utilizar una cucharada por ración, y no colmada, contando las cucharadas sin colmar como si fuesen aceite.

veganesa casera fácil
Mi veganesa casera fácil

Receta de veganesa casera fácil

Normalmente, utilizo medidos en taza o cucharadas calibrados, de los que podemos comprar en tiendas de cocina o grandes superficies. Así, una taza siempre es una taza y mide lo mismo.

En este caso, depende de la cantidad que queramos hacer, así que os indico en «medidas» para que veáis la proporción. Os invito a empezar con una medida de una taza o un vaso.

Vamos a utilizar bebida de soja porque tiene un contenido en grasa interesante. Podemos usar cualquier otra, pero cuidado con los sabores.

A más neutra, mejor. A menos dulce, mejor aún.

Ingredientes

  • 1 medida de aceite de oliva suave de primera prensada, o de algún aceite de semilla neutro que sea de primera prensada.
  • 1 medida de bebida de soja sin azúcares añadidos
  • 2 cucharadas de vinagre de manzana o de zumo de limón (por cada taza, recalcula si has usado otra medida)
  • 1 pizca de sal

Indicaciones

  1. Pon todos los ingredientes en el vaso de la batidora.
  2. Bate con una velocidad medía sin mover la mano de la batidora, porque se podría cortar.
  3. Una vez la tengas ligada, puedes mover la mano para incoporar bien todos los ingredientes.
  4. Guárdala en un recipiente de cristal que hayas lavado y pasado por un baño maría anteriormente.
  5. En la nevera te aguantará varios días sin problemas.

Es una salsa a la que se le puede añadir ajo, y convertirla en ajonesa, o también especias o picante. Hazla tuya añadiéndole aquello que más te guste al vaso en el primer punto.

El color de la mayonesa dependerá del tipo de aceite y de lo que le añadas. Si usas aceite de oliva virgen extra tendrá un gusto muy fuerte y un color amarillento.

En la nevera, con el frío, seguramente perderá untuosidad. Sácala un poco antes si la vas a servir en un tarro o recipiente.

Salsa de almendras y cava para receta de Navidad

Salsa de almendras y cava

La salsa de almendras y cava, que también se puede hacer con vino blanco, es una forma diferente de disfrutar de las carnes vegetales.

Es ideal para acompañar el tofu, el seitán o la soja texturizada, pero combina especialmente bien con los filetes de legumbreta o los bocados de Heura.

Receta de Salsa de almendras y cava

Ingredientes para 4 personas

  • 125 g de harina de almendras
  • 200 ml de caldo vegetal
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva virgen
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera
  • Pimienta al gusto
  • 2 vasos de cava brut
  • Sal

Indicaciones

  1. Si no tienes harina de almendras, tritura la misma cantidad de almendras tostadas sin piel.
  2. Pela y pica el ajo y la cebolla.
  3. En una sartén caliente, a fuego medio, con un par de cucharadas de aceite de oliva, ponemos a pochar los ajos y la cebolla.
  4. Cuando hayan cogido algo de color, añadimos las almendras. Removemos.
  5. Añadimos el caldo vegetal, el pimentón y salpimentamos al gusto.
  6. Si no es para guardar, seguir las indicaciones de la receta siguiente.
  7. En este punto, podemos hacer la salsa para guardar, por lo que añadiríamos el cava y reduciríamos a fuego lento.
  8. Podemos pasar la salsa por la batidora para que quede más fina.

Receta de Heura con salsa de almendras y cava

Ingredientes para 4 personas

  • La salsa que hemos en la otra receta
  • 1 paquete de Heura o 200 gramos de seitán o de soja texturizada gruesa hidratada
  • 500 g de champiñones
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal

Indicaciones

  1. En una sartén caliente, a fuego medio, ponemos un poco de aceite de oliva y doramos la proteína vegetal que hayamos escogido. En el caso de la soja texturizada, tendremos que hidratarla bien previamente.
  2. Reservamos la carne vegetal.Heura dorada a la sartén
  3. Limpiamos los champiñones y los laminamos.
  4. En la misma sartén, con algo de aceite, rehogamos los champiñones durante unos minutos.
  5. Añadimos la salsa. Si estamos en el punto seis de la receta de la salsa de almendras y cavas, será el momento de añadir el cava o el vino blanco.
  6. Reducimos a fuego lento, hasta que tenga la consistencia deseada.
  7. Servimos.

Heura con salsa de almendras y cava

Verduritas con salsa de queso y tofu

Comerse un plato de verdura cocida es mucho mejor si lo acompañamos de un poco de proteína y de una salsa de queso hecha por nosotras mismas.

Ingredientes:

  • 100 gr de tofu firme
  • verduras cocidas (o medio bote de «Tus primeros» de Gvtarra)
  • un puñado de semillas de calabaza
  • 1 cucharada de aceite de oliva

Para la salsa de falso queso:

  • 1 vaso de agua (250ml)
  • 2 cucharadas rasas de levadura nutricional (también vale de cerveza)
  • 2 cucharadas rasas de fécula de patata o de boniato
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen
  • 1 pizca de sal

Preparación

Cortamos el tofu a dados y lo hacemos a la plancha con una cucharada de aceite de oliva. Añadimos las verduras, escurridas si son de «Tus primeros» de Gvtarra, para calentarlas. Tienen una tapa de fácil apertura, pero fácil de verdad, y es una forma rápida y rica de comer verdura. Auténtica fast food saludable.

Añadimos dos o tres cucharadas de la salsa de queso  y servimos, con la pizca de sal y las semillas de calabaza por encima.

Para la salsa, ponemos el agua a calentar, añadimos los ingredientes y removemos con unas barillas. A mi siempre me quedan grumos, así que utilizo la batidora de mano para ligarlo y queda excelente. En caliente queda más líquido, en frío queda muy compacto. Como es bastante cantidad, lo ideal es calentar siempre un poco. Si la hacéis un poco más espesa y añadís especias a vuestra elección, es una estupenda salsa de dippear, pero recordad que estáis comiendo patata.

Tus primeros GVTARRA