Calabacín encurtido estilo boquerones en vinagre

Una de las cosas que más me gustan, personalmente, es veganizar aquellos platos que hecho de menos: con estos filetes de calabacín encurtido estilo boquerones en vinagre soy un poco más feliz.

Necesitamos:

  • tres calabacines
  • un vaso de vinagre de vino
  • dos vamos de agua
  • copos de alga wakame
  • ajo y perejil al gusto
  • aceite de oliva (para conservar)
  • una pizca de sal

Lavamos el calabacín, lo pelamos (solo nos interesa la parte blanca) y lo laminamos. Nos interesan láminas muy finas pero que se puedan pinchar con un palillo.  También podemos laminarlo con una mandolina y partir el resultado por la mitad.

Colocamos las láminas de calabacín en un recipiente, añadimos el alga wakame, el vinagre y el agua. También el ajo y el perejil bien picados.

Sobre la cantidad de agua y vinagre, yo uso un tercio de vinagre y dos de agua, y macero el producto durante 4 horas. Si el alga wakame no es en copos, la partimos en trozos pequeños.

Una vez hayan pasado las 4 horas o el tiempo que estimemos según el gusto por el vinagre que tengamos, escurrimos. Se vuelven a meter en un recipiente, a poder ser de cristal, se les pone la pizca de sal y se cubren con aceite de oliva virgen. Una vez nos acabemos los calabacines encurtidos, la vinagreta resultante va genial para las ensaladas.

El truco: poner un dedo de vinagre de umeboshi.

Podéis hacer menos cantidad y variar las proporciones al gusto.

Una foto publicada por Mi Dieta Vegana (@midietavegana) el

Descubriendo delicias con Organicobox

La moda de las cajitas se ha expandido a la alimentación. Primero fueron los cosméticos, pero ahora el abanico están grande que ya tenemos a nuestra disposición una caja con alimentos orgánicos.

Hoy os presento Organicobox, una caja para descubrir delicias orgánicas y una muy buena idea para darse un capricho o incluso para regalar una suscripción. Porque no hay nada mejor que recibir una carta, pero si es una caja con comida, al menos en mi caso, la ilusión es doble. Hay varios tipos de suscripciones, desde un mes por 25 euros a 265 anual. Eso sí, no sabremos qué ay en la caja casi casi hasta el momento de recibirla, ya que hasta el día de envío no cuelgan la imagen de los productos en las redes sociales.

Sin duda fue una muy buena experiencia de compra, ya que el equipo que hay detrás de este proyecto se preocupa mucho por la recepción de las cajas, sobretodo cuando hay productos que necesitan frío.

Organicobox

Organicobox

Organicobox

Aquí os dejo algunas de las cosas que han aparecido en el Instagram que llevan algunos ingredientes de la caja:

  • La tostada de aguacate de por la mañana, con queso de tofu

Una foto publicada por Mi Dieta Vegana (@midietavegana) el

  • En este caso, unos arándanos crujientes

Una foto publicada por Mi Dieta Vegana (@midietavegana) el

Nanacream, helado con base de plátano

Un helado fácil y sano para toda la familia a base de plátano muy maduro congelado, al que le podremos añadir otras frutas, cacao o lo que nos apetezca. A mi me encanta con frambuesas congeladas:

Una foto publicada por Mi Dieta Vegana (@midietavegana) el