Bechamel vegana desde cero

lasagna con bechamel vegana

Hacer una bechamel vegana desde cero es muy sencillo. Vas a ver como la salsa blanca por excelencia se puede veganizar casi sin que te des cuenta.

Se trata de una receta que va muy bien dominar, ya que es una de las partes imprescindibles para unos buenos canelones. También la puedes usar para esta receta de col y tofu.

No nos vamos a engañar, nutricionalmente la bechamel no es muy interesante, aunque podéis hacer los cambios necesarios para que os encaje mejor. Igualmente, si es de forma puntual, ceñirse a la tradición os acercará al sabor que recordabais.

Para esta receta, puedes elegir entre una gran variedad de bebidas vegetales (te recomiendo la que mejor me funciona a mi), grasas vegetales y harinas. Cambiar los ingredientes hará que cambien las proporciones y la cocción, así que si vas a experimentar, recuerda es posible que tengas que escribir tu propia versión.

Te recomiendo que hagas un par de pruebas antes de incorporar a otro plato.

Receta para hacer bechamel vegana

Ingredientes

  • 1 litro de leche de soja sin azúcar
  • 50 g de margarina 100% vegetal
  • 1 taza de harina de trigo
  • 1 cucharadita rasa de sal
  • Opcionales: pimienta y nuez moscada

Esta receta no se hace igual de bien con todas las bebidas vegetales, debido al contenido de grasa de las mismas, que varía mucho. Recomiendo usar leche de soja «entera» sin azúcares añadidos, con el sabor más neutro posible.

La margarina la podéis cambiar por aceite de oliva virgen extra o girasol alto oleico, pero mi experiencia es que para esta receta queda mucho mejor la margarina.

Si queréis que sea más o menos espesa, ten cuenta la cantidad de harina que usas. Siempre es mejor quedarse corto, porque para añadir nunca es tarde.

Indicaciones

  1. Tamizamos la harina con un colador fino de malla metálica.
  2. En un cazo, ponemos la leche vegetal y la calentamos, sin llevarla ebullicón.
  3. En otro cazo, a fuego bajo o medio, derretimos la margarina.
  4. Mezclamos la harina con la margarina con mucho cuidado de que no se nos queme.
  5. La harina no puede quedar cruda, así que esperamos a que coja un color ligeramente dorado.
  6. Finalmente, mezclamos la harina con mantequilla y la leche, a fuego bajo-medio, sin dejar de remover con una barillas.
  7. Veremos que se va ligando poco a poco.
  8. Recuerda que la bechamel en caliente es mucho más líquida que cuando se enfría, y que la vas a usar para otros platos, que irán al horno. No la espeses excesivamente.
  9. Si te quedan grumos, utiliza un colador.

Esta bechamel vegana te durará algunos días en la nevera. Puedes calentarla en una ollita removiendo con las barillas y colarla para que quede tan bien como recién hecha. Si se ha evaporado mucho líquido, añade unas cucharadas de bebebida vegetal caliente.

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.