Albóndigas de tofu y proteína de guisante texturizado

Albóndigas de tofu y proteína texturizada de guisante

Las albóndigas de tofu y proteína de guisante texturizado son una opción genial para comer proteína vegetal a cualquier edad. La receta que vas a encontrar aquí es muy sencillita. Muchas veces me pedís este tipo de receta para que sea más sencillo para los peques (y los no tan peques) introducir tofu o legumbres en sus comidas diarias.

Has de tener en cuenta que es posible que no tenga todo el sabor que esperar. Te aconsejo hacerla con tofu marinado y usar parte del líquido de marinar en su elaboración, en vez de agua, para obtener que estén sazonadas convenientemente.

La proteína de guisante texturizado no tiene mucho sabor, lo cual es toda una ventaja, pero también puede ocurrir que quede soso un plato si no lo tenemos en cuenta. Qué decir que a estas albóndigas puede ir acompañadas de la salsa que más te guste. Si no te quedan especialmente consistentes, no te recomiendo cocerlas en la salsa, sino enharinarlas, pasarlas por la plancha y añadir la salsa caliente después.

Además, ten en cuenta que este producto no queda tan duro como la soja texturizada: al contrario, tiene tendencia a engancharse prácticamente solo. Por eso es la estrella de la Pilota de Navidad.

El guisante texturizado no es tan popular aún como la soja, pero es una gran opción para las personas que tienen intolerancia a la soja. En muchas tiendas de granel tienen disponible, también en herboristerias. Hay tiendas veganas especializadas como VeggieRoom o Encuentro Vegano que la tienen embolsada.

La soja texturizada se ha popularizado mucho y la encontramos en diferentes formatos y tipos,

Receta de albóndigas de tofu y proteína de guisante

Ingredientes para 2 raciones

  • 40g de proteína de guisante texturizada
  • 135g de tofu firme
  • 40g de aceite de oliva virgen (2 cucharadas soperas)
  • 2 cucharadas soperas colmadas de germen de trigo o de harina de garbanzo
  • Para enharinar/empanar: harina de garbanzo, pan rallado, harina de almendras.
  • Agua o caldo de verduras para rehidratar el guisante texturizado
  • Opcional: salsa de soja y 1 cucharada de ajo en polvo o de el mix de especias que más nos guste.

Opcional: Marinado para el tofu:

  • tamari o salsa de soja
  • 1 cucharada de aminos de coco
  • 1 cucharadita de postre de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de postre de jengibre en polvo
  • 1 cucharadita de postre de chile en polvo o en copos

Para hacer el marinado, puedes seguir los pasos de este artículos sobre marinados para garbanzos.

Indicaciones

  1. Rehidratamos el guisante texturizado curbriéndolo de agua o caldo bien caliente. Aquí podemos añadir una cucharada de salsa de soja o el líquido marinado del tofu.
  2. Si es de grano pequeño, en pocos minutos tendremos el guisante texturizado completamente tierno.
  3. Lo escurrimos muy bien, presionando contra el escurridos todo lo posible. A menos líquido, mejor.
  4. Dejamos que se atempere en el escurridor encima de un bol para que acabe de soltar líquido.
  5. Mientras, en un bol mediano, ponemos el tofu (que puede ser marinado) y lo aplastamos con un tenedor.
  6. Añadimos el aceite de oliva y las dos cucharadas de germen de trigo o de harina de garbanzo.
  7. Mezclamos todo bien e incorporamos el guisante texturizado lo más escurrido posible.
  8. Nos tiene que quedar una masa nada liquida, muy manejable y que no sea pegajosa.
  9. En el caso de no haber escurrido bien la proteína texturizada, habrá que añadir más germen de trigo, aunque os recomiendo directamente aquí poner harina de garbanzo, a cucharaditas, hasta obtener la textura deseada.
  10. Es conveniente enfriar la masa y dejarla reposar al menos 2 horas en la nevera. También se puede congelar con las albóndigas hechas.
  11. Una vez tengamos la masa fría y reposada, hace las 8 albóndigas. No os recomiendo hacerlas más de 8 con esta masa, pero si que las podéis hacer de tamaño más pequeño y os quedarán igual o mejor.
  12. Enharinamos o empanamos ,eligiendo lo que más convenga. Puede ser pan rallado u obciones sin gluten como harina de almendras o harina de garbanzo.
  13. Las podemos hacer al horno, a la plancha o fritas. En el caso de hacerlas fritas, la sartén y el aceite han de estar muy calientes.
  14. En el caso del horno, lo podremos a 180ºC y tendremos que voltear para que se hagan bien. Os recomiendo en este caso pulverizarlas con aceite de oliva, con un spray de aceite, para que os queden con mejor color.

Aunque se pueden disfrutar con salsa, aquí podéis ver una opción más veraniega, con ensalada y verdura salteada.

Plato único con albóndigas de tofu y proteína texturizada

Tortilla de patatas y tofu sin harina

tortilla de patata y tofu vegana

La tortilla de patatas y tofu sin harina es una forma excelente de tomar proteína y de camuflar el tofu. En realidad, el tofu está cumpliendo a la perfección con su función: nos da una base excelente para que resalten los sabores.

Este tipo de recetas suele llevar harina, que hace que no se desmonte fácilmente. Eso quiere decir que es una preparación un poco delicada. Idealmente, se tiene que hacer a la plancha o frita, sin moverla ni removerla, dándole la vuelta con una espátula.

En el caso de que quieras que quede más compacta, siempre puedes añadir una cucharada colmada de harina de maíz, de garbanzos o similar para compactar.

Receta de tortilla de patatas y tofu

Ingredientes para 2 raciones

  • 200 g de tofu
  • 250 g de patata cocida y pelada
  • 2 cucharadas de lino molido
  • 6 cucharadas de agua
  • 1 cucharadita de harina de cebolla
  • 1 cucharadita de cúrcuma molida
  • sal negra – kala namak
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • Opcional: 1 cucharada de preparado para pollo asado

La patata puede ser cocida o hecha al vapor del día anterior, consiguiendo así que aprovechemos el almidón resistente que se genera al enfriarla. Otra muy buena opción es utilizar boniato, que nos cambiará por completo el sabor y la presentación del plato.

Un huevo de lino es 1 cucharada sopera de lino por 3 de agua. Usaremos dos. Es mejor que el lino sea molino al momento o que lo mezclemos con el agua en una batidora estilo Nutribullet, de otra forma nos encontraremos las semillas.

La sal kala namak le da sabor de huevo a esta mezcla, pero no es imprescindible.

Indicaciones

  1. Empezamos haciendo el huevo de lino molido con agua. Lo dejamos reposar hasta que aparezca el mucílago y tenga apariencia de gel, viscosa. Podemos seguir con los pasos siguientes ya que se añade al final.
  2. Desmenuzamos el tofu con los dedos, hasta que nos quede totalmente deshecho.
  3. Con un tenedor, aplastando la patata, dejando algunos trozos medianos y pequeños para que tengan textura.
  4. Mezclamos la patata con el tofu y las especias que hayamos elegido y la sal kala namak, si la tenemos.
  5. Hacemos unas 4 tortillas pequeñas con las manos.
  6. En una sartén grande muy caliente, con el anti adherente intacto, y un par de cucharadas de aceite de oliva, colocamos las tortillas con espacio. No solo que no se toquen, sino que tengan realmente espacio.
  7. Cuando creamos que ya hay costra hecha, le damos la vuelta con una espátula, como si fuese una hamburguesa. SI lo intentáis con dos cucharas o un tenedor se rompen.
  8. Estarán listas cuando estén doradas por los dos lados.
  9. También las puedes freír, con el aceite muy caliente, y las tendrás en pocos minutos.

Os recomiendo hacer 3-4 pequeñas en vez de una tortilla grande, ya que no tiene consistencia suficiente. Siempre podéis añadir harina de garbanzo y algo de agua, pero ya sería otra receta. A mi me gusta esta textura muy suave con algún tropezón de patata.

Acompañándolas con ensalada o verduras al wok tenéis un plato super completo. Se pueden comer calientes o frías, son ideales para tenerlas preparadas y recalentar en sartén.

tortilla de patata y tofu

Hamburguesas de tofu rápidas y tiernas

Hamburguesas de tofu con ensadalada

Estas hamburguesas de tofu veganas tienen poca harina y mucha proteína. Aunque me encantan las hamburguesas de legumbres, a veces queremos un extra de proteínas y menos «carbohidratos». En mi caso suele ser porque lo que me apetece es comer patatas, no porque esté a dieta.

Las hamburguesas de tofu se pueden congelar sin problema, incluso con el empanado ya hecho, pero son de las que podemos hacer rápido y disfrutar al momento. No nos va a ser necesario darles frío para que no se desmoronen, como si ocurre con la mayoría de hamburguesas y croquetas veganas.

La puedes consumir al plato o en bocadillo, con queso vegano.

Si te apetece compartir en redes sociales, recuerda usar el hashtag #midietavegana para que vea lo bien que te ha quedado.

Receta de Hamburguesas de tofu

Ingredientes para 2 raciones

  • 250 g de tofu duro
  • 50 g de harina de garbanzos
  • 1 cucharadita de tomate concentrado
  • 1/2 cucharadita de pimienta
  • 1/2 cucharadita de sal kala namak
  • 1 cucharadita de perejil fresco
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 2 cucharadas de aceite oliva
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • 3 cucharadas de agua (depende de la marca de harina)
  • Opcional: 1/2 cucharadita de cayena
  • Pan rallado, panko o harina de almendras para empanar
  • Opcional: 2 huevos de lino (2 cucharadas de lino molino mezcladas con 6 de agua y reposado 15 minutos)
  • Si vas a freír o usar la plancha, aceite de tu elección, mejor oliva virgen o girasol alto-oleico.

Puedes cambiar el perejil por comino, tomillo, orégano o cilantro, a tu elección.

También puedes añadir una cucharadita de salsa HP, de salsa Barbacoa o de alguna salsa picante de tu elección, eliminando entonces la cayena.

Indicaciones

  1. Trituramos el tofu duro pero sin que quede una pasta. Para ello, podemos desmigarlo con las manos y acabar aplastándolo con un tenerlo.
  2. Colocamos en tofu en un bol y añadimos el resto de ingredientes, menos lo que nos va a servir para empanarlo.
  3. Lo mezclamos todo bien. Ha de quedar una masa muy firme con un punto pegajoso.
  4. Si no nos queda pegajoso, tendremos que hacer dos huevos de lino para poder empanar.
  5. Le damos formas alas 4 hamburguesas, que quedaran de tamaño pequeño.
  6. Os aconsejo que no sean gruesas para que la harina se haga convenientemente.
  7. Empanamos con el pan rallado o el panko. Si usamos el huevo de lino, primero lo pasamos por el huevo de lino y luego por el pan rallado.
  8. Puedes freír (en aceite abundante y muy caliente durante pocos minutos), hacer a la plancha con un chorro de aceite o al horno, a 180ºC, unos 10 minutos por lado (depende de tu horno, vigila que esté dorradito).

Aquí podéis ver como queda con panko a la plancha. La opción sin gluten sería empanar con harina de maíz o almendra.

Hamburguesas de tofu veganas

Salsa cremosa de tofu y brócoli para pasta o arroz

Pasta con salsa cremosa de tofu y brócoli

Hoy os trago es salsa cremosa de tofu y brócoli que combina genial con pasta o con arroz. Una forma diferente de comerte los tallos del brócoli o cualquier descarte similar. Una receta más con tofu, en este caso escondido. Tan escondido como el tallo del brócoli.

El tofu sedoso es ideal para salsas y postres, aunque quizá sea más difícil de conseguir que el tofu firme habitual que encontramos ahora en supermercados. Busca en tiendas asiáticas o especializadas, pero no en la nevera, ya que suele venir envasado en tetrabrik.

En el agua de cocer pasta o arroz se queda el almidón, y por eso es tan interesante para ligar la salsa que vamos a usar con estos alimentos. Es ese almidón también el que hace que la pasta se queda tan enganchada.

Por último, ten en cuenta que el tallo del brócoli es muy fibroso, así que para que sea cremoso de verdad hay que usar una batidora potente.

Si te apetece compartir en redes sociales, recuerda usar el hastag #midietavegana para que vea lo bien que te ha quedado.

Receta de Pasta con salsa cremosa de tofu y brócoli

Ingredientes para 4 personas

  • 4 raciones de pasta de espagueti
  • 125 g de tofu sedoso (puedes usar cualquier otro, y no quedará tan fina)
  • 200 g de tallos de brócoli u otros descartes vegetales
  • 4 cucharadas soperas rasas de nata de coco (u otra crema vegetal)
  • 40 g de aceitunas sin hueso y sin rellenos cortadas
  • 50 g de aceite de oliva virgen
  • agua de la cocción de la pasta
  • 1 cucharadita de ajo en polvo
  • 1 cucharada sopera de salsa de soja
  • orégano
  • sal al gusto

Las raciones de pasta suelen, como todo en nutrición, dependen. Mi ración habitual es de 50 g, pero lo habitual son 100-120 g. Simplemente, escoge la cantidad que se adapte y recuerda que la salsa es para una cantidad estándar.

Como ya debéis saber, orégano y ajo dos de mi especias favoritas, y funcionan perfectamente bien juntas. Pero puede que prefiráis otra combinación, como albahaca y almendras tostadas. La base de la crema no tiene mucho sabor y puede aprovechar para añadir lo que más te apetezca.

Indicaciones

  1. Cocemos la pasta en agua abundante siguiendo las instrucciones del paquete.
  2. Colamos la pasta cuando la tengamos al dente, reservando el agua de la cocción.
  3. La salsa crema cremosa de tofu y brócoli empieza haciendo los troncos de brócoli al vapor, durante 7. Necesitamos que esté bien hecho, especialmente si no tenemos un buen procesador de alimentos.
  4. Ponemos en el vaso de la batidora o en un procesador de alimentos todos los ingredientes de la salsa, menos el agua de cocción y parte de las aceitunas.
  5. Empezamos a batir con el mínimo líquido, y vamos añadiendo cacitos o cucharadas hasta que tenga la textura deseada. Corregimos de sal.
  6. En un bol, colocamos la pasta y la salsa y mezclamos bien, con paciencia si la pasta se ha quedado pegada.
  7. Si la salsa está caliente por el brócoli al vapor y el agua de cocción, te será más fácil despegar la salsa.
  8. Servir caliente y adornar con las aceitunas y el toque de especias y semillas deseado.
Salsa cremosa de tofu y brócoli
Así crema cuando usamos tofu firme.

Coliflor asada con bechamel y tofu

col asada con tofu

Estas cazoletas de coliflor asada con bechamel y tofu son ideales tanto para adictos a la coliflor como para personas a las que esta hortaliza no les hace mucha gracia.

Me parece siempre necesario tener una receta de aprovechamiento para todas aquellas recetas en las que hacemos algo tan grande como una coliflor entera.

También es una receta ideal si no te acaba de convencer el tofu: tienes el sabor intenso del marinado de la coliflor y la suavidad de la bechamel. Además le daremos un toque de mar a este tofu con el alga wakame.

Esta receta fue una petición de una seguidora, que sentía nostalgia de este plato, que se suele hacer con merluza. Si buscas recetas de Navidad o festivas, échale un ojo a este recopilatorio.

Receta de coliflor asada con bechamel

Ingredientes para 4 raciones

En este caso, aunque no soy muy de quesos comerciales, creo que el queso Violife rayado es el que mejor funciona. Pero puedes elegir cualquier otro queso que te guste y que creas que puede funcionar bien. Si no tienes queso vegano a mano, puedes poner pan rallado por encima, para que coja un bonito color al gratinar.

Indicadores

  1. Si no tienes preparadas la coliflor, empieza por ahí (receta en este enlace). En la hora u hora y media de horno, podrás preparar la bechamel y el tofu. Además, tendrás el horno listo para acabar la receta.
  2. En una olla ancha, pone el caldo, dos tazas de agua, un poco de sal y el alga wakame.
  3. Dejamos que cueza, no hace falta que hierva, y que se ablanden los copos.
  4. Partimos el tofu en 4 u 8 trozos, estilo filetes.
  5. Añadimos el tofu en la cazuelita y los dejamos 15 minutos a fuego lento, al mínimo.
  6. Apagamos el fuego y lo dejamos allí, que coja el sabor de mar del alga.
  7. Preparamos la bechamel (receta aquí). La puedes tener preparada del día anterior.
  8. Precalentamos el horno a 180ºC si ya teníamos la coliflor hecha.
  9. Despiezamos la col en arbolitos. El tronco lo podemos reservar para hacer crema.
  10. En 4 cazoletas, repartimos el tofu. También lo podemos poner todo en una fuente mediana para servirlo en platos.
  11. Colocamos unos 100 g de arbolitos en cada una, con las flores hacia abajo.
  12. Cubrimos la coliflor y el tofu con la bechamel .
  13. Añadimos el queso vegano como toque final.
  14. Horneamos a 180ºC durante 10-15 minutos teniendo cuidado de que no se nos queme la coliflor.
  15. Gratinar al gusto, según vuestro horno.
  16. Servir la coliflor con tofu y bechamel

Yo no soy muy fan de los gratinado, pero como podéis ver, aquí el grill le hubiese dado una apariencia estupenda. Eso sí, vigila como colocas la coliflor, los arbolitos han de estar al revés, con la parte que ha estado anteriormente expuesta en el horno resguardada.

col asada con tofu con bechamel
Y así quedó mi cazoleta de coliflor con tofu

Patatas en salsa verde con tofu

patatas en salsa verde con tofu

¿Te apetecen unas patatas en salsa verde? Estas además llevan ración de proteínas gracias al tofu, así que es una se trata de una gran combinación. Y una forma excelente de comer el tofu de otra forma si te pasa como a mi, que no eres nada fan del sabor y la textura de este procesado (saludable) a base de soja.

La elaboración de esta receta es sencilla y la gracia se la da la salsa verde. También es verdad que podéis añadir unos guisantes y unas zanahorias al vapor, y un poco de seitán o soja texturizada (previo paso por la sartén, no así a lo loco), y os queda un platazo de aúpa.

Sin embargo, para a provechar que la salsa ya nos proporciona gusto para meter a mi queridísimo tofu. La salsa verde es, evidentemente, una variación, y le vamos a poner algo de hoja verde para que mejore. Y de aceite de girasol nada, aceite de oliva.

El truco de la receta: el alga wakame para darle sabor a mas. Mejor en copos para estos casos. Igualmente, siempre poca cantidad por su contenido en yodo, de los más bajos que hay en algas pero aún elevado.

No es la primera ni tampoco será la última receta con patata que os vais a encontrar.

Receta de Patatas en salsa verde con tofu

Ingredientes

  • 400 g de patata cocida 
  • 300 g de tofu
  • 250 ml de caldo de verduras suave
  • 1 cucharada rasa de copos de alga wakame
  • 1/2 manojo de perejil fresco
  • 200 g de espinacas de espinacas 
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de harina de garbanzo
  • 40 ml de aceite de oliva virgen
  • 2 cucharadas de aceite oliva
  • medio vaso de vino blanco
  • sal

Indicaciones

  1. Las patatas las tendremos ya hechas, cocidas o al vapor con la piel, y esperando en la nevera.
  2. Lavamos bien las espinacas y el perejil y lo picamos todo muy fino y pequeño.
  3. Pelados los ajos y los laminamos.
  4. En una sartén mediana, ponemos a calentar los 40 ml de aceite.
  5. Echamos a la sartén los ajos laminados y esperamos a que se doren.
  6. Una vez dorados, añadimos la harina de garbanzo tamizada. Removemos.
  7. Añadimos el caldo de verdura y los copo de wakame. Si el alga no es en copos, tendremo que hidratarla antes y picarla fina ¡Poquita cantidad, que luego crece! 
  8. Removemos bien para integrar la harina con el caldo, y cuando ya lo tengamos, echamos el perejil y las espinacas picados
  9. Lo dejamos todo a fuego baja que reduzca pero que quede caldo. Habitualmente aquí iría también medio vasito de vino blanco, que os dejo como opcional. Ya tenéis la salsa, que podéis dejar hecha para cuando sea menester.
  10. En ese ratito, podemos filetear el tofu y dorarlo en otra sartén con las dos cucharadas de aceite de oliva. El tofu está más rico si lo habéis fileteado antes y puesto a marinar en tamari y cebollino.
  11. Una vez esté dorando el tofu, a mi me gustar partir las patatas a cuartos y dorarla un poquito. Aquí podéis parar la reducción de la salsa no sea que se os seque.
  12. Ponemos el tofu y las patatas en la sartén con la salsa y cocinamos a fuego bajo durante 5 minutos. Si es necesario, se puede añadir un poco de caldo.
  13. Otra opción es emplatar el tofu y las patatas y añadir la salsa verde por encima.

¿Te animas a probarla? Esta receta era un contenido exclusivo de la newsletter pero se ha venido al blog por petición de mi amiga y fotógrafa Carolina Álvarez.

Tofu rebozado en almendras: barritas de no pescado

tofu rebozado con almendras

El tofu rebozado en almendras es una forma de hacer un trampantojo muy fácil y rico: las barritas crujientes de tofu. Si incluimos alga nori o wakame a la receta, las convertimos en barritas de no pescado.

Y, además, esta receta es sin gluten. Vamos a utilizar dos harinas que no provienen de cereales: harina de garbanzo y harina de almendra.

Con la harina de garbanzo haremos el huevo vegetal, y con la de almendra el empanado. También puedes hacer una harina de almendras un poco más gruesa picando almendras. Así conseguirás que sea una experiencia aún más crujiente.

Receta de tofu rebozado en almendras

Si utilizamos tofu firme, pero algo más blando, tendrás más líquido. Deberemos quitarle agua: lo envolvemos en un paño de algodón limpio y le ponemos un peso. En verano, siempre en la nevera, el tofu es muy sensible a la temperatura.

Lo cortaremos en filetes gruesos. Podemos macerarlo con salsa de soja y cúrcuma o jengibre en polvo, pero no es necesario. Reservamos.

Ingredientes

  • Un bloque de tofu duro de 250 g
  • 1 cucharadas de harina de garbanzo
  • Un cuenco de harina de almendras
  • Una cucharada rasa de alga nori en copos
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • Opción: lmendra laminada o almendra a cuadraditos
  • Aceite de oliva para freír
  • Sal

Indicaciones

  1. Escurrimos bien el agua del tofu. Ha de quedar bien seco. Si es necesario, lo envolvemos con un trapo limpio de algodón y le ponemos un peso encima. Un libro será suficiente.
  2. Cortamos el tofu en filetes o en barras, a nuestra elección.
  3. En un plato hondo, ponemos 2 cuchara da harina de garbanzo con 4 de agua y mezclamos bien. Este va a ser nuestro huevo.
  4. Mezclamos los copos de alga nori y un par de pellizcos de sal con el huevo.
  5. Podemos hacer que los copos de nori sean más pequeños lo podemos moler o picar en un mortero.
  6. En un plato plano, ponemos la harina de almendra.
  7. Empanamos los filetes de tofu pasándolos primero por el falso huevo y después por la almendra almendra.
  8. Para freír, el aceite de la sartén ha de estar caliente, como si hiciésemos croquetas.
  9. Se pueden hacer a la plancha, con un par de cucharadas de aceite y el fuego más bajo, o al horno.
  10. Servimos con almendra laminada por encima.

El tofu es un alimento proteico de primer orden, muy saludable y que no afecta a la salud hormonal de las personas. Y que ya viene cocido, lo podéis comer directamente del envase sin problema.

tofu rebozado con almendras

Guisantes frescos con tofu

La temporada de los guisantes está aquí y no quería dejar de veganizar otra receta muy típica así que os propongo Guisantes frescos con tofu, que nos hará las veces de proteína. Así eliminamos de la ecuación el jamón, el chorizo o el bacon, que además son mucho más caros.

Las recomendaciones de salud actuales dejan a las carnes procesadas fuera de las dietas saludables, limitándolas. Un ejemplo aquí. Todo lo contrario del tofu, que es una excelente fuente vegetal de proteínas. También de calcio. Una tabla rasa sobre la que imprimir sabores conocidos o nuevo, experimentar y disfrutar.

Los guisantes frescos son una delicia, y no tenemos siempre la posibilidad de degustarlos. Es cierto que los congelados, a nivel nutricional, son perfectos, y una buenísima opción para tenerlos siempre a mano.

Pero si tienes unos guisantes recién cogidos del agricultor de un par de pueblos al lado del tuyo, no dudes en aprovechar para probarlos con muy poca cocción. El sabor es mucho más intenso.

Receta de guisantes frescos con tofu

Ingredientes para 2 personas

  • 200 g de guisantes frescos
  • 100 g de tofu duro
  • 1 cucharadita rasa de pimentón de la Vera ahumado
  • aceite de oliva virgen
  • sal
  • pimienta

Le podéis poner cebolla caramelizada, patata cocida, pimientos escalivados… Esto es una base muy simple con poquitos ingredientes.

Indicaciones

  1. Empezamos por quitar los guisantes de las vainas, si es que no estaban ya pelados. Las vainas no se tiran, puedes hacer una sopa o un puré bien rico.
  2. Cortamos el tofu en cuadrados o en rectángulos.
  3. Lo ponemos en un bol, añadimos el aceite y el pimentón y mezclamos. Dejamos que repose.
  4. Preparamos un bol de agua con cubitos de hielo para parar la cocción de los guisantes. Esto hay que hacerlo siempre que hacemos una verdura al vapor o escaldada durante poco tiempo o se nos pasará de cocción.
  5. Hacemos los guisantes al vapor durante 3 minutos, máximo 5. Si están muy tiernos, 3 minutos máximos.
  6. Metemos los guisante en el agua fresquita. Cuando estén frío, los colamos y los reservamos.
  7. En una sartén caliente, a fuego medio o bajo, «doramos» el tofu. Al llevar pimentón, os recomiendo que el fuego esté bajito y no se queme, o amargará. Si sois de ponerle ajo a todo, este es vuestro momento de añadir un diente de ajo o dos picaditos.
  8. Añadimos los guisantes y salpimentamos.
  9. Le damos un par de vueltas con una cucharada de madera o silicona y servimos.

Esta es mi presentación: cazuelita de guisantes frescos con tofu al pimentón ahumado.

cazuelita de guisantes frescos con tofu

Tostada de aguacate y tofu para brunchear

Tostada de aguacate con tofu

Una opción típica para un brunch vegano es la tostada de aguacate y tofu. Es un pena que en muchos restaurantes y cafeterías que ofrecen menú de brunch no se incluya. De hecho, suele haber muy pocas opciones veganas. A veces, consigues una tostada con aguacate, sin los huevos en cualquiera de sus formas bruncheras, pero al mismo precio.

Así que para que la disfrutéis en casa, y para esos sitios que quieren incluir una opción algo más elaborada en sus cartas, aquí va una versión de tostada de aguacate con tofu revuelto.

Uno de los ingredientes, la sal kala namak, es absolutamente opcional, pero es estupenda para dar sabor a huevo. Por lo que si se quiere sorprender, es una gran aliada. Además, es algo que se usa muy poco y que al final sale muy bien de precio, porque no la vamos a usar nunca como sal común, ni por cantidad ni por frecuencia.

Sobre los aguacates: es muy importante que sean de proximidad. Sino, es mejor no tomarlos. El cultivo de aguacates se ha convertido en un problema real para muchas comunidades, especialmente en México.

En mi cocina, los aguacates son siempre nacionales. Normalmente, malagueños, de los de Exotic Fruit Box.

Receta de Tostada de aguacate y tofu

Ingredientes para 2 personas

  • 1 aguacate maduro mediano o grande.
  • Dos panecillos o 4 rebanadas de pan medianas o dos grandes, siempre pan integral.
  • 200 g de tofu blando.
  • El zumo de medio limón.
  • Orégano.
  • Pimienta negra molida.
  • Ajo en polvo.
  • Sal.
  • Sal kala namak.
  • Aceite de oliva virgen.

Indicaciones

  1. Tostamos los panecillos partidos por la mitas o el pan que tenemos.
  2. Para sacarlo de la cáscara, es genial usar una cuchara después de partirlo por la mitad.
  3. Pelamos el aguacate, le quitamos el hueso, y lo dividimos de forma igualitaria en cuatro o en dos, según las piezas de pan que tengamos.
  4. Cortamos a cuadraditos o a tiras y los colocamos en el pan.
  5. Ponemos un poco de sal, pimienta negra y ajo en polvo y el zumo de limón o de lima, de forma equilibrada en todas las tostadas.
  6. Para el tofu revuelto, lo desmenuzamos con las manos para que quede bien menudo.
  7. Después, en una sartén caliente, con una cucharada de aceite de oliva, lo tostamos un poco.
  8. Añadimos el tofu a las tostadas cuando esté templado.
  9. Por encima, añadimos el orégano y la sal kala namak.

Con esta base, podemos hacer muchas combinaciones con hojas verdes, tomate, patés vegetales en la base (como hummus o olivada).

Tostada de aguacate con tofu
Unas tostadas diferentes y muy apetecibles.