Albóndigas de tempeh veganas y sin gluten

Albóndigas de tempeh

Estas riquísimas albóndigas de tempeh unen algo tan nuestro y tradicional como las albóndigas con un producte típico del sudeste asiático como es el tempeh. Hasta hace un tiempo, solo encontrábamos tempeh de soja, pero ahora lo podemos encontrar de garbanzos o de guisantes, como el que tiene Vegetalia.

También lo hay de azukis y artesano, como el que preparan en The Living Food y que es el que he utilizado siempre con esta receta. El sabor del tempeh casero o artesano cambia muchísimo, así que te recomiendo probar con diferentes especias para encontrar tu receta si usas tempeh comercial.

El tempeh es un fermentando de legumbre, habitualmente de soja, con un hongo, que es esa parte blanquita que queda entre los granos. En el proceso, la legumbre se vuelve más digerible y sus nutrientes más fáciles de asimilar. Incluir el tempeh en tu dieta puede ser una gran idea, ya que son proteínas de alto valor biológico.

Receta e ideas para albóndigas de tempeh

Ingredientes para 2 personas o 6 albóndigas

  • 250 g de tempeh de legumbres
  • 4 cucharadas de harina de almendras rasas
  • 1 cucharada colmada de harina de garbanzos
  • 2 huevos de lino (2 cucharadas rasa de lino molino con 4 cucharadas de agua)
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen
  • 1 cucharadita rasa de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de café de aminos de coco
  • 1 cucharadita de café de sal o de Yondu o de salsa de soja o de tamari
  • harina de garbanzos u otra para enharinar las albóndigas
  • Opcional: si te va el picante, añade una cucharada de salsa Sriracha o copos de chile. Cuidado con la salsa que le añade humedad.

Entiendo que mucha gente no tiene algunas cosas «raras» de las que yo dispongo en casa. Las especias y los aderezos, como es de lógica, los podéis hacer al gusto. Si no tienes harina de almendras, que no deja de ser harina de almendras muy fina, la puedes cambiar por harina de garbanzos o de garbanzos con maíz, o arroz o trigo.

El huevo de lino es muy deseable utilizarlo y muy sencillo de hacer. Ahora, si no se usa ni el huevo de lino ni la harina de garbanzos, seguramente se despedace.

Albóndigas de tempeh enharinadas
Albóndigas de tempeh enharinadas con harina de garbanzos.

Indicaciones

  1. Si no tienes huevo de lino en la nevera, empiezar por hacerlo. Mezcla una cucharada rasa de lino molido con dos de agua en un vasito de cristal y deja que se convierta en una sustancia gomosa. Lo puedes dejar hecho en la nevera, en un bote cerrado, con anterioridad.
  2. En un bol, pon el tempeh troceado y desmígalo con las manos.
  3. A continuación, añade el huevo y el resto de ingredientes de la receta y mezcla bien. Te ha de quedar una masa pegajosa pero no en exceso.Masa para albóndigas de tempeh
  4. Cuando ya lo tengas, separa la masa en 6 albóndidas de tempeh medianas u 8 pequeñas.
  5. Ahora ya solo te queda pasarlas por harina y cocinarlas. Como siempre, puedes freír, hacer a la plancha con muy poco aceite y mucha paciencia o hacerlas al horno.
  6. Una ver las tengas hechas, te las puedes comer tal cual, o con pasta y salsa de tomate, o con verduras típicas del sudeste asiático. ¡Buen provecho!

A mi las albóndigas de tempeh me encanta con pak choy y chile picante, como en la foto.