Tabulé de quinoa: ensalada fresca y sin gluten

Tabulé de quinoa y verduras

¿Te atreves con un tabulé de quinoa? Una receta con mucha vitamina C, vitamina A y potasio gracias al perejil.

El perejil debería ser el gran protagonistas del tabulé, ya que es el principal ingrediente de esta tradicional ensalada de países del oriente próximo. Sin embargo, es muy habitual que haya casi cualquier cosa en el tabulé menos perejil fresco. De hecho, si compramos tabulé envasado, se trata de bulgur con algunos vegetales y casi no encontramos perejil. ¡En realidad, debería ser un plato prácticamente verde!

Así que la próxima vez que te den un manojo de perejil, aprovecha para hacer esta versión sin gluten, donde hemos sustituido el bulgur por quinoa.

Receta de tabulé de quinoa

Ingredientes para 4 personas:

  • Un manojo de perejil
  • Un puñado de hierbabuena
  • 100 gr de quinoa
  • 1 tomate grande o dos medianos
  • 1 pimiento verde pequeño
  • 2 cebolletas frescas o una cebolla mediana
  • el zumo de un limón
  • 3 cucharadas de aceite de oliva
  • sal y pimienta

Preparación

  1. Lava la quinoa hasta que haya desaparecido la saponina. Si no quieres gastar demasiada agua, puedes hacer una primer lavado en un bol, poniendo la quinoa en un escurridor. El agua se desecha y se da un aclarado antes de usar.
  2. Cuece la quinoa con el doble de agua en volumen o sigue las indicaciones del paquete. Escurre y reserva.
  3. Limpia, quita los tallos y pica el perejil y la hierbabuena.
  4. Lava el pimiento y el tomate, y córtalos en dado muy pequeños
  5. Retira la parte vieja de las cebolletas y lávalas, cortándolas después también a dados pequeños.
  6. Mézclalo todo en un recipiente, añadiendo el zumo de limón y el aceite de oliva.
  7. Sazona con sal y pimienta al gusto.

Se puede usar como acompañamiento de cualquier plato de proteína vegetal.

Aquí una idea de «plato combinado» con tabulé, brócoli al vapor, champiñones y tempeh a la plancha.

plato con tabulé

Pesto vegano de anacardos

pesto vegano de anacardos

No nos vamos a engañar, el pesto vegano de anacardos es una auténtica herejía. El parmesano le da un gusto increíble, lo mismo que los piñones. Pero es que si los anacardos son caros, los piñones ya son prohibitivos. Así que esta es una receta que puede no ser apta para todos los bolsillos, al menos de forma habitual.

Si sigues una alimentación 100% vegetal y te gustaba la pasta al pesto, con esta receta de pesto vegano de anacardos volverás a disfrutar.

Receta de pesto vegano de anacardos

Ingredientes

  • 100 g de anacardos sin sal ni azúcar
  • un manojo de albahaca fresca
  • 100 ml aceite de oliva virgen
  • 2 dientes de ajo
  • 50 gr de queso vegano (opcional)
  • 1 cucharada colmada de levadura nutricional
  • sal
  • agua

Indicaciones

  1. Lavamos bien la albahaca y le quitamos los tallos.
  2. En un vaso para batidora de mano, ponemos los anacardos, los ajos y la albahaca fresca.
  3. Añadimos un dedo de aceite de oliva virgen y empezamos a batir.
  4. Seguimos añadiendo hasta obtener la consistencia deseada.

Para utilizar con la pasta, lo ideal no es servir la pasta y poner el pesto por encima, sino mezclarlo en un bol grande y posteriormente servir. Así no nos quedará aceite sobrante y conseguiremos un sabor intenso y uniforme.

Otros usos que le podéis dar: como aderezo de ensaladas o de unos zoodles, si lo espesas también puede servirte para poner en el pan de un bocadillo.

pesto vegano de anacardos en los zoodles

Salsa de almendras y cava para receta de Navidad

Salsa de almendras y cava

La salsa de almendras y cava, que también se puede hacer con vino blanco, es una forma diferente de disfrutar de las carnes vegetales.

Es ideal para acompañar el tofu, el seitán o la soja texturizada, pero combina especialmente bien con los filetes de legumbreta o los bocados de Heura.

Receta de Salsa de almendras y cava

Ingredientes para 4 personas

  • 125 g de harina de almendras
  • 200 ml de caldo vegetal
  • 2 dientes de ajo
  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva virgen
  • 1 cucharadita de pimentón de la Vera
  • Pimienta al gusto
  • 2 vasos de cava brut
  • Sal

Indicaciones

  1. Si no tienes harina de almendras, tritura la misma cantidad de almendras tostadas sin piel.
  2. Pela y pica el ajo y la cebolla.
  3. En una sartén caliente, a fuego medio, con un par de cucharadas de aceite de oliva, ponemos a pochar los ajos y la cebolla.
  4. Cuando hayan cogido algo de color, añadimos las almendras. Removemos.
  5. Añadimos el caldo vegetal, el pimentón y salpimentamos al gusto.
  6. Si no es para guardar, seguir las indicaciones de la receta siguiente.
  7. En este punto, podemos hacer la salsa para guardar, por lo que añadiríamos el cava y reduciríamos a fuego lento.
  8. Podemos pasar la salsa por la batidora para que quede más fina.

Receta de Heura con salsa de almendras y cava

Ingredientes para 4 personas

  • La salsa que hemos en la otra receta
  • 1 paquete de Heura o 200 gramos de seitán o de soja texturizada gruesa hidratada
  • 500 g de champiñones
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal

Indicaciones

  1. En una sartén caliente, a fuego medio, ponemos un poco de aceite de oliva y doramos la proteína vegetal que hayamos escogido. En el caso de la soja texturizada, tendremos que hidratarla bien previamente.
  2. Reservamos la carne vegetal.Heura dorada a la sartén
  3. Limpiamos los champiñones y los laminamos.
  4. En la misma sartén, con algo de aceite, rehogamos los champiñones durante unos minutos.
  5. Añadimos la salsa. Si estamos en el punto seis de la receta de la salsa de almendras y cavas, será el momento de añadir el cava o el vino blanco.
  6. Reducimos a fuego lento, hasta que tenga la consistencia deseada.
  7. Servimos.

Heura con salsa de almendras y cava

Chili sin carne, vegano y con la crockpot

Si tenéis una olla lenta, o crockpot, esta receta de chili sin carne es ideal para los días de invierno. En mi caso, tengo una crockpot de 3,5 litros, y aún me podía haber cabido más, pero no me gusta llenar.

Es importante recordar que en este tipo de ollas el líquido no se evapora, por lo que si queremos más o menos consistencia de sopa debemos decidirlo al añadir el agua. Pero al mismo tiempo, al usar soja texturizada, aunque la hidratemos, sabemos que va a absorber parte de ese líquido. No os preocupéis si queda el caldo justo y al sacar el táper de la nevera ya no queda casi líquido. Al calentarlo en sartén o cazo con algo de caldo o agua volveréis a tenerlo a vuestro gusto.

Receta de chili sin carne

Ingredientes

  • 200 g de alubias negras
  • 200 g de soja texturizada en seco
  • 400 g de tomate natural triturado
  • 1 pimiento verde italiano
  • 1 cebolla mediana
  • 2 ramas de apio
  • 5 vainas de cayena o 1 chile
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de orégano
  • 1 cucharada de pimentón, mejor no ahumado
  • 1 cucharada de comino
  • 1 cucharada de pimienta negra
  • 1 cucharada de canela
  • 1 cucharadita de Marmite
  • 5 o 6 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • Sal
  • Agua

Indicaciones

  1. Ponemos las alubias a remojar durante un mínimo de 8 horas. Idealmente, la noche anterior.
  2. Retiramos el agua del remojo, y les damos un hervor, durante 5 o 10 minutos.
  3. En una sartén caliente, con 3 cucharadas soperas de aceite de oliva, ponemos el ajo y la cebolla cortados a taquitos muy pequeños o machacados.
  4. No dejamos que se dore el ajo y la cebolla, añadimos el pimiento y el apio. Removemos.
  5. Cuando estén bien pochados, añadimos el tomate natural triturado.
  6. Removemos bien y añadimos todas las especies, menos el pimentón, y la sal. Podremos rectificar más adelante.
  7. Añadimos el sofritos al recipiente de la crockpot junto con las alubias negras, el pimentón y la cayena.
  8. Añadimos agua, cubriendo las alubias, hasta un dedo o dos máximo.
  9. Ponemos la crockpot en BAJA durante siete horas.
  10. Nos podemos con la soja texturizada. Empezamos por remojarla en agua para que se ablande.
  11. La escurrimos muy bien, y la pasamos por una sartén caliente con aceite de oliva, hasta que coja algo de color.
  12. Añadimos la soja texturizada durante la última hora de cocción de la crockpot para que coja el sabor de la preparación.
  13. Sabremos que está cuando las alubias estén tiernas.
  14. Nos podemos saltar el paso de dorar la soja texturizada y añadir con las alubias, pero entonces necesitamos añadir el mismo peso en agua para que no absorba todo el líquido.
  15. Salen unas 6 raciones generosas, perfecto para congelar o para una cena en con amigos.

Este chili sin carne lo podemos acompañar de arroz o quinoa para tener un plato completo y saciante. No os olvidéis de poner algo verde en la mesa para acompañar.

Chili sin carne vegano con arroz

Pilota vegana por Navidad: receta sin soja

¿Os imagináis volver a comer Pilota vegana por Navidad? Las comidas típicas de Navidad son una de esas cosas extrañas cuando eres vegana. Por una parte, especialmente los primeros años, nos sentimos escudriñadas, cuando no interrogadas, sobre nuestra comida. Puede llegar a ser muy incómodo. Por otro lado, dejamos de comer la mayoría de cosas habituales por estas fechas. En mi caso, se acabo el jamón y el marisco en casa de mis padres, y la «escudella i carn» d’olla en casa de mi tía.

Si bien es cierto que podemos comernos una sopa de galets, con un buen caldo vegetal y unos galets que no tengan huevo. Pero evidentemente, el cocido con carne no lo tomamos. Eso implica que nos saltamos también la «pilota». La pilota es una especie de albóndiga grande y alargada que se cuece con la verdura (col, patata, zanahoria) y  los garbanzos. Por supuesto, como todo cocido contundente, lleva también diferentes embutidos y carnes. Aunque algunos se podrían veganizar, he optado por la pilota por ser lo que normalmente todas echamos más de menos.

Hay diferentes formas de comer la escudella, En mi familia se sirve primero la sopa con galets, y luego en diferentes bandejas se sirven las verduras, los garbanzos, los cortes de carne y los embutidos. Otra forma es tomar el caldo con los galets y poner pilota, algunas verduras y, depende de cada una, garbanzos.

Vamos a obviar completamente la preparación tradicional de la pilota porque, en el fondo, esto es un trampantojo culinario y emocional. Eso sí, reservaros una mañana o una tarde para hacer esto porque estaremos un rato.

Empezaremos por hacer un caldo vegano o por comprar uno natural que no venga de polvos. Aquí tenéis un posible receta. Es importante porque será un ingrediente de la pilota y porque una sopa con un mal caldo es una mala sopa. Haceros un favor y haced de 3 litros en adelante, si no es para la familia y amigos, el congelador será vuestro aliado.

Si te apetece compartir en redes sociales, recuerda usar el hashtag #midietavegana para que vea lo bien que te ha quedado.

Receta para mi pilota vegana por Navidad

Ingredientes para 5-6 personas

  • 75 gramos de proteína de guisante de tamaño pequeño o fino pesada en seco
  • 1 cucharada sopera rasa de pimienta negra molida
  • 1 cucharada sopera rasa de de comino
  • 1 cucharada sopera rasa de tomillo
  • 1 cucharada sopera rasa de ajo en polvo
  • 1 cucharada sopera rasa de almidón de patata, de boniato o de maíz (lo que llamáis maizena)
  • 3 cucharadas soperas colmadas de pan rallado
  • 120 ml agua o caldo vegano de Navidad
  • 2  cucharadas soperas colmadas de lino en semilla o molido
  • Sal al gusto

Instrucciones

  1. Hidratamos en agua o caldo hirviendo la proteína de guisante durante una hora. Habitualmente, el doble de líquido que de proteína texturizada.
  2. Colamos la proteína cuando ya esté bien blanda e intentamos retirar totalmente el líquido sobrante.
  3.  Mientras esperamos a que se hidrate la proteína, podemos hacer el falso huevo de lino. Molemos las semillas de lino y añadimos agua o caldo (3 veces la cantidad de lino que tengamos). Lo podemos batir todo junto en un procesador de alimentos estilo batidora. Esta mezcla nos hará las veces de huevo.
  4. A la proteína texturizada y el huevo falso le añadimos las especias, el almidón (o la maizena) y la sal y mezclamos bien.
  5. Añadimos la mezcla del lino y removemos bien.
  6. Aquí es importante que tengamos un poco de ojo y pensemos en que vamos a hacer una albóndiga. Así que iremos echando el pan rallado y removiendo, hasta que nos quede más o menos con una textura manejable, sin líquido pero sin ser seca. Las cantidades dependen mucho de las marcas que usamos y siempre debemos ajustar a conveniencia.
  7. El tamaño de la pilota no deberá ser muy grande porque no la vamos a cocer. Recomiendo hacer una por persona, como un albóndiga doble o triple.
  8. En una sartén caliente, a fuego bajo, añadimos una o dos cucharadas de aceite de oliva virgen y las pilotas. Les iremos dando vueltas para que se hagan por todas partes y se sellen bien, con cuidado de que no se quemen ni queden con aspecto de fritas, conservando en lo posible un aspecto suave y doradito.
  9. Si utilizamos una sartén alta, utilizaremos tapa para que queden bien cocidas por dentro pero sin dejar de darles la vuelta y vigilarlas.

Por supuesto, las especias que he usado son las que me gustan a mi y en unas proporciones suaves, podéis quitar o añadir lo que queráis.

Y ahora viene cuando lo montamos todo.

Sopa de galets y pilota vegana por Navidad

Ingredientes

  • Caldo
  • Pilota
  • Galets

No os pongo proporciones porque esto ya depende de cada uno, pero lo suyo sería no pasarnos de galets (no más de 100 gramos por cabeza) ni de pilota y hacer una comida festiva que no acabe en indigestión.

Instrucciones

  1. Ponemos 3 partes de caldo y una de agua.
  2. Seguimos las indicaciones del paquete de galets, que suele recomendar unos 15 minutos de cocción.
  3. Añadimos la pilota con al caldo cuando ya esté el fuego apagado.
  4. La pilota se puede deshacer, os aconsejo hacer la prueba antes o simplemente partirla y servirla en el plato.
  5. Servimos el caldo con los galets y una pilota por persona.

Las ideas de presentación son muchas y lo ideal es hacer lo que es tradicional en nuestra familia. Podemos cocer col, patata y garbanzos (junto o por separado) con el caldo que hemos hecho o con parte de él, añadiendo agua, para después escurrirlo y presentarlo en una bandeja. El caldo resultando lo podemos reutilizar. También podemos rellenar los galets con la pilota vegana por Navidad.

¿Os animáis a probarlo?