Paté de cabracho vegano

Paté de cabracho vegano

Una de las peticiones navideñas ha sido el paté de cabracho vegano. Es uno de los platos tradicionales de las cocinas asturiana, cántabra y vasca.

Es muy típico acompañarlo de veganesa, aunque a mi no me convence mucho, pero también puedes hacer una tofunesa si buscas que sea una combinación muy proteica.

Un plato casi desconocido para mi, pero del que tenía un buen recuerdo de haberlo probado en Distrito Vegano.

Me parece una muy buena opción para servir en un pica pica, con otros patés o con una tabla de quesos. Está hecho a base de garbanzos, tomate concentrado (os recomiendo Hida, alga nori y agar agar.

Si no tenéis alga nori en copos, podéis usar una hoja de alga nori de sushi triturada. También pueden usar wakame, pero siempre en coposo o muy bien triturada. No querrás hebras en el paté.

El agar agar es un alga, pero también un gelificante. Es importante que el agar agar sea en polvo, muy fino, y no en versión alga, ya que no nos dará el mismo resultado. Cuidado con poner de más, porque con muy poco ya gelifica bien. El horno es necesario ya que el agar agar necesita una temperatura de 85ºC o más para cambiar al estado que nos interesa.

Receta de paté de cabracho vegano

Ingredientes

  • 500 g gramos de garbanzos cocidos pelados
  • 75 g de nata de vegetal
  • 3 cucharadas soperas rasas de tomate doble concentrado
  • 1 cucharada sopera rasa de algas nori en copos
  • 3 cucharaditas de café rasas de agar agar en polvo
  • 4 cucharadas soperas rasas de lino
  • 1/2 taza de agua
  • 1/2 cucharadita rasa de pimienta
  • 1 cucharadita rasa de nuez moscada
  • 1 cucharadita rasa de sal

Las cucharaditas siempre mejor con medidores, y no con las cucharas que tengamos por casa. Invierte en medidores de acero inoxidable que te durarán toda la vida.

Indicaciones

  1. Empezamos haciendo el huevo vegano.
  2. En el vaso de la batidora, ponemos las semillas de lino o de chía con las 8 cucharadas de agua y batimos. En el caso de tener semillas de lino en polvo, lo podemos mezclar con una cuchara en un bol pequeño. Necesitamos que tenga consistencia chiclosa. Reservamos.
  3. Pelamos los garbanzos de bote. Los puedes poner en agua con bicarbonato para que se desprenda más fácilmente.
  4. En un bol, ponemos todos
  5. Añadimos el alga nori en copos, una pizca de sal y pimienta.
  6. Trituramos los garbanzos con un robot de cocina.
  7. Añadimos el resto de ingredientes y mezclamos bien, podemos también batirlo en con el robot de cocina.
  8. Precalentamos el horno a 180ºC.
  9. Utilizaremos un molde alargado estilo plum cake para la forma de «pastel».
  10. Colocamos papel de horno. No os recomiendo engrasar.
  11. Rellenamos el molde con la masa.
  12. Colocamos en la bandeja del horno, puesta en la parte inferior.
  13. Horneamos entre 30 y 45 minutos, depende de tu horno
  14. Este paté de cabracho vegano se desmoda en frío.
  15. Sírvelo a temperatura ambiente con pan y crackers.
Paté de cabracho vegano
La parte superior siempre queda más oscura.

A menos nori uses, más rosadito va a quedar el paté, en vez de tan anaranjado. Aunque es habitual ponerle veganesa, a mi me gusta más sin.

paté de cabracho vegano
El paté queda con una textura estupenda.

Paté de aceitunas verdes

Este paté de aceitunas verdes es el que me habéis visto utilizar veces en Instagram. Es genial para extender en una rebanada de pan pero también como base para una salsa, añadir a una ensalda o simplemente picar algo con unas crudités.

Mi paté de aceitunas favorito es con olivas negras, pero en este caso hice olivada con unos paquetes de aceitunas verdes estilo manzanilla donde la carne de aceituna estaba blanda y no me era agradable.

Os pongo los ingredientes que usé yo:

  • 250 gramos de aceitunas, mis favoritas son manzanilla.
  • 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Los que considero opcionales pero que son muy habituales en esta receta, y que se pueden añadir también más tarde, por ejemplo al huntar:

  • ajo, que es uno de los ingredientes básicos pero que a mi me sienta mal, por eso lo descarto
  • alcaparras, entre una y dos cucharadas
  • albahaca, unas tres o cuatro hojas
  • tomillo, orégano al gusto, entre una y dos cucharaditas
  • una cucharadita mostaza

Os aconsejo elegir pocos ingredientes opcionales, porque sino no disfrutaréis de los sabores. SObre el tipo de aceituna, podéis usar la que más os guste, mi favorita para la olivada negra es la aceituna negra de aragón, que tiene muy poca carne y que se vende con hueso, para esta deberéis usar o más cantidad de aceitunas o menos de condimentos.

Si las olivas son deshuesadas, añadís todos los ingredientes menos el aceite en un vaso y trituráis. Si no son deshuesadas, os aconsejo que os mováis al salón y las peléis viendo vuestro programa favorito porque os vais a estar un rato. Para triturar os aconsejo que lo hagáis con una batidora de mano o con un robot de cocina, y que no uséis las velocidades máximas, ya que no se trata de que quede líquido y muchas veces se agradece no solo la consistencia sino una textura granulada.

Ponéis el resultado en un bote de cristal y añadís el aceite de oliva. Ahora ya solo queda disfrutarlo.

En italia a la olivada se le llama tapenade y lleva anchoas, así que leer bien los ingredientes de muchos patés de aceitunas porque muchos llevan algo de pescado y no aparece a la vista. Si le queréis dar ese toque extra salado, yo le añado un poco de Marmite, que le da el gusto fuerte extra.

Aquí van algunas ideas que ya habéis podido ver en el Instagram Mi Dieta vegana.

ensalada con paté de olivas casero

Ensalada de lechuga romana, zanahorias moradas, remolacha cruda, tofu y paté de aceitunas verdes.tostada con paté de olivas casero

Una ensalada la podemos trasladar a una tostada.

bocadillo vegan olivada

O incluso a un bocadillo. El paté de aceitunas verdes le dará untuosidad al pan y mucho sabor.