Coliflor asada al horno

col asada al horno

¿Una coliflor asada al horno entera? ¿Así, sin más? Bueno, en realidad no es así sin más, la gracia de estar receta es el marinado que le vamos a poner a la coliflor. O la salsa.

Evidentemente, no es una idea que se me haya ocurrido a mi, porque meter una coliflor en el horno es un clásico de la cocina española. La diferencia va a estar en el salseo y aquí cada «maestrillo tiene su librillo». Te puedes quedar directamente con esta receta o le puede echar un ojo a la de Iosune de Danza de fogones o a las ideas que da El Comidista.

Esta receta para mi es la antesala de la Coliflor con (no) merluza, es decir, con tofu. Como el tofu ya está cocido y con poco que lo tengamos al horno ya vamos a tener el plato listo, podemos utilizar parte de esta coliflor para un plato que en muchas zonas es de fiesta.

¡Quién nos iba a decir que una coliflor al horno podía ser festiva! Esta receta está en el recopilatorio Navidad Vegana.

Receta de Coliflor asada al horno

Ingredientes

  • 1 coliflor entera de uno 800 gr sin hojas

Para la salsa clásica

  • 1 cucharadita rasa de pimentón de la vera dulce o picante
  • 1/2 cucharadita rasa de pimienta negra molida
  • 3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 pellizco de sal o 1 cuchada de salsa de soja
  • Opcional: 1 cucharada de aminos de coco
  • Opcional: 1/2 cucharadita rasa de chile en copos o 1 cucharadita de salsa picante

Para la salsa

  • 2 cucharadas de cilantro picado
  • 1/2 cucharadita rasa de pimenta negra molida
  • 1/2 cucharadita rasa de lemongrass
  • 1 cucharadita rasa de cúrcuma
  • 1 cucharadita rasa de ajo en polvo
  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cuchara de mantequilla de cacahuete
  • 1 cucharada de agua
  • 1 cucharada de salsa de soja o tamari
  • Opcional: 1 cucharada de aminos de coco
  • Opcional: 1/2 cucharadita rasa de chile en copos

La mantequilla de cacahuete la puedes cambiar por crema de almendra o por tahini, lo que tengas más a manos.

Indicaciones

  1. Precalienta el horno a 180ºC
  2. En bol, pon todos los ingredientes secos o en polvo de la salsa y mézclalos bien.
  3. Incorpora los líquidos y húmedos y sigue mezclando.
  4. Si no lo has hecho ya, quítale las hojas a la cabeza de coliflor.
  5. Lávala bien con aguan a chorro abundante.
  6. Colócala en un recipiente de horno. Se tiene que aguantas toda la cabeza bien, recuerda cortarle el tronco si hace falta (y no lo tires, que eso va a un puré).
  7. Con un pincel de silicona o una brocha, coloca el marinado de forma uniformes por la coliflor.
  8. Métela al horno durante unos 50 minutos, en la bandeja de en medio.
  9. No queremos que se nos queme, vigila tu horno. Si sabes que es de los que coge temperatura rápido, es mejor que bajes a 150ºC y añadas unos 10-15 minutos.
  10. Cuando veas que tiene buen color y que corre el riesgo de empezar a churruscare, sácala del horno y deja que se atempere un poco antes de servir.
  11. Si ya te ha cogido color o se te ha churruscado y no acaba de hacerse, puedes meterla 5-10 minutos en el microondas dentro de una vaporera grande.
  12. Si la vas a usar para otras recetas, vigila que quede entera, ya que si está muy blanda y le das más cocción, puede quedar incomible.

Hay que tener cuidado con el horno y no dejar la coliflor dentro con miedo a que se nos enfrié. Es mejor hacerla con tiempo, sacarla y para que que recupere el rollo crujiente y esté caliente, la metemos al horno unos minutos a 150ºC.

col asada al horno

Navidad Vegana

Si buscas una Navidad vegana, aquí van algunas de mis recetas más navideñas y festivas para que te inspires.

También encontraras otras recetas que quizá no sean tan propias de estas fechas pero que vistes muy bien la mesa. Además, la noche de Fin de Año y la comida de Reyes son también buenas ocasiones para ponerlas en práctica.

Recetas e ideas para una Navidad Vegana

Es posible que te parezca que hay pocas recetas: es cierto. Esta entrada se irá poco a poco llenando de más propuestas.

Para empezar, te digo cuales son mis tiendas veganas favoritas. Es posible que puedas solucionar la mitad de las comidas haciendo una buena compra a tiempo:

¡Me puedes dejar las tuyas en comentarios!

Picoteo festivo

Hay cosas que ya son veganas de por sí, aunque hay que revisar etiquetas: aceitunas rellenas de pimiento o de otras variedades con hueso, patatas fritas (cuidado con las saborizadas), espárragos, frutos secos variados, hummus y guacamole caseros…

Pero en fiestas, los entrantes y el picoteo incluyen otro tipo de opciones.

Tabla de quesos veganos

Tabla de quesos veganos

Las tablas de quesos y embutidos son muy habituales en estas fechas. Podemos hacer quesos veganos caseros o comprarlos. Para fechas señaladas, creo que es importante en estas fechas comprar este tipo de comida en tiendas veganas especializadas. Es donde hay más variedad, donde mejor te asesoran y las que mejor alienadas con nuestros valores están.

En la foto tienes una selección de quesos de The Living Food, mis favoritos.

Caviar vegano

El caviar vegetal no es algo novedoso: era un sucedáneo vegetal para las personas que no se podían permitir el caviar auténtico. Normalmente, está hecho a base de algas.

Tienes opciones en muchas tiendas, pero te recomiendo las dos variedades de IKEA. Tienes estas perlas de algas en su versión negra o roja, ideales para decorar algunos canapés.

Paté de vegan cabracho

Paté de cabracho vegano
Un untable viejuno en versión vegana.

Al ya clásico paté de setas casero y a los untables de aceitunas, se le une el paté de cabracho versión. Esta paste de cabracho sin pescado une los garbanzos y el alga nori para disfrutes de mucho sabor con un paté vegetal que se hace al horno.

Setas en adobo con dátiles

setas con dátiles y patatas

Escoge el adobo que más te apetezca y disfruta de la combinación perfecta de dulce salado. Aunque con adobo de salsa barbacoa quedan genial, también puedes escoger otros adobos.

Albóndigas holandesas

Las albóndigas siempre son buena idea.

No es algo típico español, ni mucho menos de Navidad, pero mientras los omnis se ponen finos a embutidos, podemos comernos unas de estas albóndigas. ¿Que no te gusta el curry? Puedes hacer algunos cambios sencillos: cambia el curry por ajo, tomillo y romero. Y la salsa, si no te convence, la puede cambiar por salsa de tomate o una veganesa especiada.

Entrantes o primeros

Gambas a la marinera

No gambas a la marinera

Aunque también se pueden hacer al ajillo, siguiendo prácticamente la receta tradicional, a mi me gusta más hacer estas gambas marineras. Con este tipo de salsa aún dan más el pego.

Sopa de galets y pilota vegana

La pilota y la sopa de galets son parte de la tradición navideña catalana. Aunque no es una Escudella i carn d’olla tradicional, puedes comer la sopa con pilota con esta receta.

Principales de Navidad Vegana

Heura con salsa de almendras y cava

Heura con salsa de almendras y cava

El cava es una de los ingredientes más festivos que podemos encontrar. No hace falta que nos lo bebamos, podemos cocinar con él y aprovechar su fantástico sabor. Una receta para toda la familia si se cocina bien, ya que pierde el alcohol. En esta receta, he usado Heura de Foods from tomorrow pero puedes usar seitán, soja texturizada o cualquier otra carne vegetal porosa.

Coliflor asada al horno

col asada al horno para Navidad Vegana

La coliflor asada entera es muy, muy fácil de hacer. Una receta muy sencilla pero que viste mucho la mesa y que te puede servir, si no quieres usarla como plato principal, para preparar una cazuelita con coliflor, tofu y bechamel vegana.

col asada con tofu

Lo podemos acompañar con unas patatas al horno o con unas patatas gajo, que aunque sean una de mis recetas favoritas de verano, están buenas todo el año.

Patata con tofu y salsa verde

patatas en salsa verde con tofu

Unas patatas en salsa verde con tofu o con tempeh son un plato muy sencillo de hacer que se mantiene genial en un táper. Solo tendremos que recalentar en el horno o en una ollita y lo tendremos a punto.

Pastel de carne vegetal hojaldrado

Pastel de carne hojaldrado vegano
Así queda por fuera.

Una opción muy sencilla es coger cualquier carne vegetal, rellenarla con frutos secos y cubrirla con masa de hojaldre vegetal (o con otros que sepamos hacer o encontremos fácil). Así tendremos un pastel de carne al horno muy rico que podremos acompañar con salsa, patatas, verduras al horno o puré.

Por ejemplo, con estos champiñones y su salsa estilo gravy.

champiñones borrachos en salsa

Pasta con pesto vegano de anacardos

pesto vegano de anacardos

Ya sé que no es una receta navideña, pero un buen plato de pasta con pesto vegano, o con crema de champiñones (ahora hay natas y cremas vegetales en cualquier súper), nos pueden salvar la noche.

Dulces navideños

Galletas de jengibre y canela

Galletas de jengibre

Estas galletas de jengibre y canela caseras son muy fáciles de hacer y son el acompañamiento perfecto al té de Navidad.

Aunque puedes encontrar galletas, mantecados y turrones veganos en muchos sitios, espero tener tiempo de cara al año que viene y añadiros algunas opciones más para hacer en casa.

Mini Guía Vegana de regalos para no fastidiarla

regalos navideños

Como desde fuera el veganismo puede crear muchas dudas, aquí va la Guía Vegana de regalos. Si en el post anterior daba pistas para una cena navideña apta para personas veganas, ahora tocan los regalos.

Las Navidades pueden ser una auténtica gincana si eres vegana. Primero por las comidas familiares, y luego los regalos. Sí, el veganismo no solo no es un capricho alimentario, hay toda una filosofía de vida detrás.

Mini Guía Vegana de regalos

Te va a tocar mirar las etiquetas y no solo mirar un poco por encima y pensar: «Uy, esto que seguro que no lleva ni lana ni cuero.» Uy, pues cuidado que si hay pan integral que lleva fiambre de cerdo (basado en una historia real), te puedo asegurar que te vas a encontrar materiales de origen animal donde nunca hubiera imaginado.

Así que es importante revisar los materiales y los ingredientes pero también tener otras consideraciones en cuenta que lo mismo no se te habían pasado por la cabeza.

Cosas que NO regalar

  • Esa bufanda tan calentita de lana. No es apta. Aquí podemos meter todo lo que sea de origen animal: revisa con lupa y Google abierto la etiqueta. Yo lo hago todo el año y no es tan difícil.
  • Zapatos o zapatillas que parecen aptos pero que luego no son aptos por cosas tan peregrinas como el pegamento. Sí, ya no es solo que a veces las suelas sonde cuero, muchos productos no son aptos porque tienen materiales «escondidos» que no son aptos.
  • Entradas para espectáculos con animales, como el acuario o el zoo. Me gustan los animales, por eso no piso esos sitios.
  • Cuentos especistas para mis hijos. No los tengo, pero no creo que sea adecuado, la verdad.
  • Juguetes sexistas y especistas en general.
  • Cualquier cosa inútil que vaya a acabar en un armario. Soy muy poco amiga de regalar por regalar, así que prefiero un regalo muy genérico a un «regalo forzoso» de esos que no tienen mucho sentido. Un ejemplo en mi caso: colonia, que no uso.

Cosas que SÍ regalar

  • Hay marcas veganas calzado, bolsos y complementos. Muchas incluso de aquí. Así que pueden ser una muy buena opción.
  • Comprar local y sostenible. Ya que estamos en una época de consumismo exacerbado, que al menos sirva para algo.
  • Libros y juguetes que conciencien en el buen trato a los animales.
  • Maquillaje y cosmética vegana certificada.
  • Productos gastronómicos veganos. Puede ser un vale para una tienda online, puede ser un queso vegano gourmet, pueden ser 5 cajas de hamburguesas veganas Fry’s.
  • Una estancia en un hotel vegano.
  • Ropa sostenible y vegana.
  • Una camiseta con mensaje.
  • Libros de recetas veganas.
  • Regalos que se pueden comprar en las tiendas de los santuarios o de las asociaciones animalistas. De hecho es posible que la camiseta con mensaje y el libro de recetas lo puedas comprar allí.
  • Libros que me ayuden en mi activismo: pueden ser sobre veganismo pero también sobre divulgación, activismo y oratoria.
  • Cacharros para la cocina. Desde un set de cuchillos de los buenos a una deshidratadora pasando por una batidora de vaso si se me ha rota la mía. Como regalo en grupo puede salir súper bien de precio y me daréis una alegría.

Bazar de regalos

Ahora te parece todo más difícil. Cuando nos salimos de nuestra zona de confort, sin duda la cosa no va a ser fácil de primeras. Esta mini Guía Vegana de reagalos no es LA guía, porque hay cientos de opciones fantásticas y aptas. Hay regalos que son veganos de por sí, aunque habría que revisar su sostenibilidad. Y otra cuestión es si nos estamos revisando el consumismo o no. Así que solo me voy a centrar en opciones que viene a solucionar algunos de esos Noes anteriores, añadiendo algunas cosas que a mi me parecen muy guays.

Si la persona a la que le tienes que hacer el regalo es muy activista, puedes hacer un donativo en su nombre. Seguro que si entras en sus redes sociales podrás ver qué asociaciones o causas son las que le preocupan. Igualmente, es genial que le hagas un regalo más personal, como un libro.

  • Unos de los regalos típicos: un gorro o unos guantes, una bufanda… de fibras aptas para veganas.
  • Calzado vegano, sostenible y hecho en España: Muroexe, Flamingos’Life, Duuo Shoes… tienes un montón para elegir.
  • Una de mis marcas favoritas de calzado vegano y ético es By Blanch, pero también tiene Nae Vegan y Mireia Playà.
  • La cosmética es uno de los ámbitos donde las personas veganas tenemos que volver a leer etiquetas. Hay marcas veganas que preparan packs navideñas, como los de Salad Code o Freshly Cosmetics.
  • En las tiendas online de muchas tiendas veganas, como Vegalada, tienes kits.
  • Una experiencia chula, pero de verdad. En España tenemos pocas opciones en lo que a hoteles veganos se refiere. A mi me encantaría pasar una noche o dos en Casa Albets, en una habitación con bañera y con sus cenas y desayunos maravillosos.
  • También puede regalar un tratamiento de spa, tienes varios en Madrid (el Lush Spa, por ejemplo) o en Barcelona (el Seventy Spa, el último en abrir).
  • Para personas que empiezan en el veganismo, un regalo estupendo es el libro de la psicóloga social Melanie Joy Porqué amamos a los perros, nos comemos a los cerdos, y nos vestimos con las vacas.
  • Una camiseta o sudadera con mensaje. Y si es de una marca vegana mucho mejor. A mi me encanta esta sudadera de Owltree Vegan Apparel que puedes comprar en Amapola Vegan Shop.
  • Si eres de Barcelona, y me compras un queso vegano, crudo y buenísimo en The Living Food. Sino, tienes un montón de tiendas que venden online.

¿Qué os ha parecido? Hay muchas ideas en Internet, pero el post (es de 2017) de El Jardín de Asami completa este a la perfección. Si os interesa la cosmética y el maquillaje, no la perdáis de vista.

*Este post no está patrocinado por ninguna marca.

Mini Guía Navidad Vegana para no fastidiarla

Cuando eres vegana, las Navidades son fechas bastante poco agradables gastronómicamente. En especial los primeros años, y sobre todo si no somos cocinillas. Pero por una vez vamos a hacer el ejercicio de ponernos del otro lado. ¿Qué pasa cuando, un año, de repente, tenemos invitadas a comer o a cenar a personas veganas? Esta mini guía Navidad vegana es para vosotros.

No soy vegana para fastidiarte a ti la cena o la comida festiva, así que vamos a poner las cosas claras. Para el veganismo no es apto ni el pescado, ni el marisco, ni la carne, así como cualquier derivado animal: lácteos, huevos, miel. Ni como ingrediente principal ni como parte de la preparación. Aquí también entran los aditivos, colorantes e ingredientes «ocultos». Y, por supuesto, las bebidas alcohólicas no se libran de poder ser aptas o no. Aquí te puede ayudar la web Barnivore.

Guía Navidad Vegana

No soy nada fan de los ultraprocesados, pero en estas fechas podemos saltarnos un par de días nuestras costumbres. Eso sí, si has invitado a una persona crudivegana, en ese caso busca un blog con recetas crudiveganas e intenta adaptar algún plato. Ten en cuenta también a las personas diabéticas y celíacas, y a aquellas que no disfrutan con tu plato estrella. En el fondo, en Navidad lo importante es compartir, no lucirse.

Cosas que SÍ hacer

  • Si te pido poder llevarme mi propia comida, déjame hacerlo. A muchas personas les sabe mal que nos llevemos la comida pero luego no nos han preparado comida apta, ya sea por falta de tiempo o de información. Acabar comiendo pan, o verduras al vapor, es hacérmelo pasar mal.
  • Pacta el menú conmigo con anterioridad. Es algo que se suele hacer en mi familia, no solo conmigo, y que entiendo que se puede hacer siempre con cualquier persona. Hablando se entiende la gente.
  • Hay muchas recetas que se pueden veganizar. De esta forma, todos comemos lo mismo, aunque versiones diferentes, y me puede sentir más integrada. El ejemplo típico en Cataluña son los canelones, que en su versión vegana son súper resultones.
  • Comprar la comida a un cátering vegano. Hoy en día hay muchas opciones de comida para llevar, incluso empresas que envías a toda España. Te va a suponer un ahorro enorme de tiempo y energía, y seguro que sale un menú muy completo. Aquello que más triunfe te lo puedes apuntar para hacerlo en casa la próxima vez.
  • Comprar productos 100% vegetales en tiendas especializadas, como los turrones, los Panetone o los polvorones. Hay cajitas pequeñas y bien de precio y están ricas, de verdad, aunque sean veganas.
  • Usar comida fake, lo que se llaman sustitutos. No son necesarios en absoluto, pero es muy vistoso y posiblemente la persona te lo agradezca. Tienes el pavo relleno de Tofurki, las falsas gambas veganas, embutido como el calabizo o el chorizo Avus, los quesos veganos que ya hay en muchas webs y tiendas… Especialmente para los entrantes, pueden ser una buena opción. Me puedes preguntar antes si me gustan, porque son productos caros y algunas personas los evitan por la textura.

Cosas que NO hacer

  • No nos pongas ensalada si no es que nos encanta la ensalada y te lo pedimos efusivamente. 
  • No nos invites el día en el que comes cochinillo lechal. O que vas a poner una langosta entera en medio de la mesa. De verdad, no lo hagas, porque me vas a hacer pasar un mal rato a mi y depende del día yo a ti. Tu ves comida, yo veo a un bebé, un animal, un igual. No nos vamos a poner de acuerdo, así que evitemos el momento de angustia.
  • La pasta con tomate no es un plato de Navidad, al menos en España.
  • No me pongas sopa con caldo de pollo. El caldo de pollo no es vegano. Los platos han de ser 100% vegetales. No importa que no se vea la carne, el pescado, los huevos o los lácteos.
  • No pongas las verduras o los vegetales, o lo que me hayas preparado, en la misma fuente que el resto de cosas. Es poner un poco de atención en la presentación y de verdad que para mi es un detallazo.
  • No me preguntes si voy a hacer una excepción hoy, a comer normal, a adaptarme a lo que haya. Soy vegana todo el año y no estamos en la mítica isla desierta.

Recetas en las que te puedes inspirar

Es cierto que yo no soy una persona que cuelgue muchas recetas, pero ahora tienes un post entero con recetas dedicadas a la Navidad vegana. ¡Espero que te gusten!

Dejo aquí otras recetas de blogs que me gustan especialmente y que considero que no son más complicadas que la mayoría de recetas navideñas.

El menú vegano

Podemos empezar con una sopa o con una crema 100% vegetal. Ahora tenemos un amplio surtido de leches vegetales al alcance. El blog Begin vegan begun te propone un menú completo. Igual algunos platos, como el seitán rellenos, son muy complicados, pero la crema de castañas es fácil y apta para toda la familia.

Crema de castañas

En el apartado de trampantojos, tenemos las gambas veganas. Es decir, soja con forma y pinta de gamba. No suelen tener mucho sabor, yo no diría nunca que son saludables, pero si vas a hacer un plato con gambas, igual es una buena forma de que la otra persona tenga ese mismo plato. Con los sustitutos de este estilo, está bien preguntar. A mi me encantan, otros los detestan.

Así que sí, puedes hacer un cóctel de gambas vegano.

Gambas veganas

Los canelones, típicos en las mesas de muchas familias, se pueden hacer rellenos de setas, como estos de La Cazuela Vegana. Todos los ingredientes son convencionales y además serán aptos para intolerantes a la lactosa.

Canelones de setas

Si lo que te va es poner el horno, puedes hacer seitán, tofu o Heura con patatas. Suelen ser preparaciones más sencillas en las que la salsa es lo más complicado. Pero tienes webs de donde sacar todas las recetas veganizadas que se te puedan ocurrir, como HazteVeg.com.

También hay opciones con ingredientes sencillos y económicos, como esta genial receta de calabaza con garbanzos de La Gloria Vegana.

Calabaza con garbanzos

Si te atreves, o si no encuentras, puedes incluso hacer polvorones veganos, como estos de Danza de fogones.

Polvorones veganos

Otro postre menos tradicional pero que puede estar buenísimo es este plumcake de fresas y arándanos de Cocina Vegana fácil, que seguro que no somos los únicos en probar.

Y si ninguna te convence, aquí tienes el recetario navideño de Creativegan.

Opciones si no cocinas

No puedo dejar de pensar en las personas que no cocinan. Sí, es cierto, hay gente que no cocina en Navidad, que que encarga una comida maravillosa, o compra precocinados, o que simplemente hace unos platos muy sencillos y tener a una persona vegana sentada en la mesa le resulta un inconveniente. Pues para eso también hay soluciones.

Las más sencilla: encargar la comida. Hay cáterings, ya sean veganos o no, que sí que tienes opciones veganas festivas, especialmente para estas fechas. Pero si no quieres fallar, opciones locales como en Barcelona Vegetart Cuina vegana Cassolana te lo ponen muy fácil. En A Coruña tienes a la maravillosa gente de La cuchara veggie y en Sevilla Veganitessen. Se trata de buscar un poco y de reservar con tiempo.

Pero no se acaban aquí las opciones. Es posible que no necesites absolutamente todo el menú preparado, pero sí algún ingrediente o plato principal ya hecho. Tienes platos preparados en las tiendas veganas, como por ejemplo el Ecocentre o Cal Veganic en Barcelona o Veggieroom en Madrid. Podrás encontrar un montón de variedades de quesos, dulces e incluso falso pavo relleno.

Tofurky

¿Has visto? No era tan, tan difícil, ¿verdad? ¿Qué platos veganos haces tú en casa para las fiestas navideñas?

Pilota vegana por Navidad: receta sin soja

¿Os imagináis volver a comer Pilota vegana por Navidad? Las comidas típicas de Navidad son una de esas cosas extrañas cuando eres vegana. Por una parte, especialmente los primeros años, nos sentimos escudriñadas, cuando no interrogadas, sobre nuestra comida. Puede llegar a ser muy incómodo. Por otro lado, dejamos de comer la mayoría de cosas habituales por estas fechas. En mi caso, se acabo el jamón y el marisco en casa de mis padres, y la «escudella i carn» d’olla en casa de mi tía.

Si bien es cierto que podemos comernos una sopa de galets, con un buen caldo vegetal y unos galets que no tengan huevo. Pero evidentemente, el cocido con carne no lo tomamos. Eso implica que nos saltamos también la «pilota». La pilota es una especie de albóndiga grande y alargada que se cuece con la verdura (col, patata, zanahoria) y  los garbanzos. Por supuesto, como todo cocido contundente, lleva también diferentes embutidos y carnes. Aunque algunos se podrían veganizar, he optado por la pilota por ser lo que normalmente todas echamos más de menos.

Hay diferentes formas de comer la escudella, En mi familia se sirve primero la sopa con galets, y luego en diferentes bandejas se sirven las verduras, los garbanzos, los cortes de carne y los embutidos. Otra forma es tomar el caldo con los galets y poner pilota, algunas verduras y, depende de cada una, garbanzos.

Vamos a obviar completamente la preparación tradicional de la pilota porque, en el fondo, esto es un trampantojo culinario y emocional. Eso sí, reservaros una mañana o una tarde para hacer esto porque estaremos un rato.

Empezaremos por hacer un caldo vegano o por comprar uno natural que no venga de polvos. Aquí tenéis un posible receta. Es importante porque será un ingrediente de la pilota y porque una sopa con un mal caldo es una mala sopa. Haceros un favor y haced de 3 litros en adelante, si no es para la familia y amigos, el congelador será vuestro aliado.

Si te apetece compartir en redes sociales, recuerda usar el hashtag #midietavegana para que vea lo bien que te ha quedado.

Receta para mi pilota vegana por Navidad

Ingredientes para 5-6 personas

  • 75 gramos de proteína de guisante de tamaño pequeño o fino pesada en seco
  • 1 cucharada sopera rasa de pimienta negra molida
  • 1 cucharada sopera rasa de de comino
  • 1 cucharada sopera rasa de tomillo
  • 1 cucharada sopera rasa de ajo en polvo
  • 1 cucharada sopera rasa de almidón de patata, de boniato o de maíz (lo que llamáis maizena)
  • 3 cucharadas soperas colmadas de pan rallado
  • 120 ml agua o caldo vegano de Navidad
  • 2  cucharadas soperas colmadas de lino en semilla o molido
  • Sal al gusto

Instrucciones

  1. Hidratamos en agua o caldo hirviendo la proteína de guisante durante una hora. Habitualmente, el doble de líquido que de proteína texturizada.
  2. Colamos la proteína cuando ya esté bien blanda e intentamos retirar totalmente el líquido sobrante.
  3.  Mientras esperamos a que se hidrate la proteína, podemos hacer el falso huevo de lino. Molemos las semillas de lino y añadimos agua o caldo (3 veces la cantidad de lino que tengamos). Lo podemos batir todo junto en un procesador de alimentos estilo batidora. Esta mezcla nos hará las veces de huevo.
  4. A la proteína texturizada y el huevo falso le añadimos las especias, el almidón (o la maizena) y la sal y mezclamos bien.
  5. Añadimos la mezcla del lino y removemos bien.
  6. Aquí es importante que tengamos un poco de ojo y pensemos en que vamos a hacer una albóndiga. Así que iremos echando el pan rallado y removiendo, hasta que nos quede más o menos con una textura manejable, sin líquido pero sin ser seca. Las cantidades dependen mucho de las marcas que usamos y siempre debemos ajustar a conveniencia.
  7. El tamaño de la pilota no deberá ser muy grande porque no la vamos a cocer. Recomiendo hacer una por persona, como un albóndiga doble o triple.
  8. En una sartén caliente, a fuego bajo, añadimos una o dos cucharadas de aceite de oliva virgen y las pilotas. Les iremos dando vueltas para que se hagan por todas partes y se sellen bien, con cuidado de que no se quemen ni queden con aspecto de fritas, conservando en lo posible un aspecto suave y doradito.
  9. Si utilizamos una sartén alta, utilizaremos tapa para que queden bien cocidas por dentro pero sin dejar de darles la vuelta y vigilarlas.

Por supuesto, las especias que he usado son las que me gustan a mi y en unas proporciones suaves, podéis quitar o añadir lo que queráis.

Y ahora viene cuando lo montamos todo.

Sopa de galets y pilota vegana por Navidad

Ingredientes

  • Caldo
  • Pilota
  • Galets

No os pongo proporciones porque esto ya depende de cada uno, pero lo suyo sería no pasarnos de galets (no más de 100 gramos por cabeza) ni de pilota y hacer una comida festiva que no acabe en indigestión.

Instrucciones

  1. Ponemos 3 partes de caldo y una de agua.
  2. Seguimos las indicaciones del paquete de galets, que suele recomendar unos 15 minutos de cocción.
  3. Añadimos la pilota con al caldo cuando ya esté el fuego apagado.
  4. La pilota se puede deshacer, os aconsejo hacer la prueba antes o simplemente partirla y servirla en el plato.
  5. Servimos el caldo con los galets y una pilota por persona.

Las ideas de presentación son muchas y lo ideal es hacer lo que es tradicional en nuestra familia. Podemos cocer col, patata y garbanzos (junto o por separado) con el caldo que hemos hecho o con parte de él, añadiendo agua, para después escurrirlo y presentarlo en una bandeja. El caldo resultando lo podemos reutilizar. También podemos rellenar los galets con la pilota vegana por Navidad.

¿Os animáis a probarlo?