Bocaditos de alubias blancas y brócoli

bocaditos de alubias blancas

Unos bocaditos de alubias blancas y brócoli que te van a hacer olvidar que estás comiendo legumbres. Y es que, aunque nos encantan los cocidos y los potajes, el hummus y las ensaladas con alubias o garbanzos, de vez en cuando nos encanta cambiar de formato. No son los únicos bocaditos que he hecho, tienes otra receta aquí.

Los nuggets son un formato de deshecho, normalmente con la peor calidad de producto, pero muy fáciles de comer. Esta versión vegana es todo lo contrario: muy nutritivos, saludables y con productos de proximidad y temporada.

Como veréis, lo de añadir el brócoli es para aprovechar los troncos sus troncos de alguna forma que no sea un puré, y para daros ideas de que, en como en las croquetas, en los bocaditos vale todo.

Receta de Bocaditos de alubias blancas y brócoli

Ingredientes

  • 250 gr de alubias blancas con su aquafaba
  • 50 gr de tallos de brócoli al vapor
  • 100 gr de harina de garbanzos
  • 100 gr de harina de centeno
  • 20 ml de aceite de oliva
  • panko o pal rallado
  • 1 cucharadita rasa de ajo en polvo
  • 1 cucharadita rasa de pimienta molida
  • sal

Los bocaditos se pueden freír, hacer la plancha o al horno. En los ingredientes no se incluye el aceite de freír, que sería, como en el caso de unas croquetas, de mínimo un dedo de aceite de oliva dentro de la plancha.

Indicaciones

  1. Ponemos en un bol las alubias y un par de cucharadas de aguafaba o líquido de gobierno. En muchos botes de alubias suele estar gelatinoso, ponemos el que corresponde a la cantidad de alubias.
  2. Añadimos la sal, el aceite de oliva, el ajo en polvo y las especias que queramos.
  3. Las aplastamos con un tenerdor o las trituramos un poco, con cuidado de que no quede un puré.
  4. Picamos muy fino el brócoli y lo añadimos a la las alubias blancas, mezclando.
  5. Tamizamos las harinas y las añadimos poco a poco. Es posible que, por la diferencia del agua que pueda contener el brócoli y el aquafaba, necesites más o menos harina.
  6. La masa ha de quedar algo húmeda y pegajosa, pero no sin exceso y no líquida. Recuerda que son bocaditos, no croquetas.
  7. Refrigerar la masa al menos durante dos horas. Si es para congelar, también es imporante que la masa esté fría.
  8. Damos forma a los bocaditos.
  9. Empanamos con panko, pan rallado o harina de almendras.
  10. Estos bocaditos de alubias blancas se pueden freír en aceite abundando bien caliente o hacer al horno a 180ºC, teniendo en cuanta que hay que darles la vuelta.
bocaditos de alubias blancas
Así quedan los bocaditos de alubias fritos en aceite abundante.

Cómo hacer los garbanzos más digestivos y otras legumbres

garbanzos más digestivos

Una de las preguntas que más me hacéis cuando pongo un plato de garbanzos es cómo consigo que hacer los garbanzos más digestivos.

Las legumbres son una de las bases proteicas de muchas culturas, una fuente genial de proteínas vegetales pero no se caracterizan por su digestibilidad.

Muchas personas veganas sabemos bien de su alto valor nutricional y hemos hecho de los garbanzos y otras legumbres una de las bases de nuestras comidas diarias.

¡Efectivamente! Podemos añadir legumbres a cada comida principal sin ningún tipo de problema o contra indicación. Si vamos variando de legumbre mucho mejor. Algunas ideas:

plato con garbanzos más digestivos

6 estrategias para hacer los garbanzos más digestivos

Os voy a listar las 6 cosas que hago yo para mejorar la digestión de todas las legumbres, especialmente de garbanzos y habas.

1. Remojar al menos 12 horas

Sí, toda la vida se han remojado, no es solo para ablandar, es también para digerir mejor.

2. Cocer las legumbres

Algunas recetas incluyen legumbres o garbanzos solo remojados, como los falafel, pero si las cocemos mejora la digestibilidad.

3. Cocinarlas con laurel o comino

Si a la cocción le añadimos hojas de laurel, aún mejorará la digestión. Esto lo solemos hacer al cocerlas.

También podemos añadir comino, cúrcuma o nuez moscada a su cocción.

4. Pelar los garbanzos

Muchas legumbres son susceptibles de ser peladas. El garbanzo también. De hecho, tanto estos como las lentejas se pueden encontrar ya cocidos y pelados.

5. Procesarlos

Es decir: hacer hummus, convertirlos en paté o en puré. Las legumbres en puré son mucho más digestivas, ya que de esta forma quedan «pre digeridas».

6. Acabar con una infusión

Tomar una infusión digestiva al acabar de comer nos ayuda a tener una mejor digestión. Hay que probar cual nos gusta más y nos sienta mejor: regaliz, jengibre, cúrcuma, hinojo, anís, tomillo, tomillo o boldo.

Ensalada con garbanzos más digestivos

¿Has probado con algunas de estas estrategias? ¿Tienes algún truco más que quieras compartir?

Si tienes problemas digestivos, es posible que necesites ayuda profesional. Hay fases en las que podemos eliminar las legumbres o solo escoger las que ya están procesadas (como el tofu o el hummus, que podemos hacer de muchas variedades diferentes).