Galletas de jengibre y canela veganas

Galletas de jengibre

Las galletas de jengibre son un clásico de las Navidades, aunque yo no tengo el molde de muñequito. Aquí mucha gente conoce esas galletas por Jengi, de Shreck, o por las pelis navideñas americanas.

Aquí ya le habían comida las piernas al pobre Jengi.

Sea como sea, son unas galletas que van muy bien con el café o con el té, que pueden tomar muchas formas y que puedes decorar al gusto.

A mi el glaseado me parece demasiado, pero si os apetece poneros a decorar galletas, os recomiendo echarle un ojo a este post de In My Vegan Kitchen. Es un actividad muy relajante.

Si buscas más recetas navideñas o festivas, no te pierdas el artículo Navidad Vegana.

Receta de Galletas de jengibre

Galletas de jengibre
Mi molde de gatito nunca defrauda.

Ingredientes para dos bandejas de galletas

  • 450 g de harina de trigo integral
  • 200 g de margarina
  • 50 g de azúcar blanquilla
  • 60 ml de agua
  • 15 g de levadura química
  • 1 cucharada sopera colmada de jengibre molido
  • 1 cucharada sopera colmada de canela molida
  • 1 cucharadita rasa de nuez moscada o de clavo molido
  • sal

Podrás añadir más o menos especias, pero para el resto de ingredientes es mejor pesar y hacerlo tal cual. El azúcar ya está al mínimo, y no va a ser mejor por usar siropes o panela (van por la misma ruta metabólico, al cuerpo le parecen casi lo mismo).

Sobre la levadura química, si usas harina de trigo refinada, entonces necesitas 12 g. Con la integral siempre hay que tener en cuenta que necesita un poco más de ayuda para subir.

Indicaciones

  1. Sacamos la margarina de la nevera y la pomamos. Es decir, le quitamos el frío y la dejamos muy blanda. Lo podemos conseguir de diferentes formas, puedes usar el microondas 10 segundos con la opción descongelar, por ejemplo.
  2. En un bol grande, ponemos todos los ingredientes secos y mezclamos bien.
  3. Añadimos el agua y la margarina pomada.
  4. Nos lavamos bien las manos, cepillando las uñas, porque vamos usarlas para amasar.
  5. Incorporamos los ingredientes líquidos y amasamos con las manos.
  6. En una superficie lisa y muy limpia, ponemos nuestra masa.
  7. La estiramos bien con un rodillo, que quede bien fina. Si no tienes, lo puedes hacer con paciencia y las manos.
  8. Saca la bandeja del horno, coloca papel de horno o una silicona de horno.
  9. Precalienta el horno a 180ºC.
  10. Usa los cortadores de galleta que más te apetezcan. A mi me gustan gorditas, pero las puedes hacer finas. Ten en cuenta que van a crecer.
  11. Ves colocando las galletas con algo de espacio en la bandeja (con papel o con silicona).
  12. Con los recortes que queden, vuelve a hacer una pelota y a estirarla.
  13. Con la cantidad de la receta necesitarás mínimo dos horneados.
  14. Hornea durante 15 minutos si son finas o 20-25 si son más gruesas.
  15. Déjalas enfriar sin apilarlas.
  16. Decóralas si te apetece. Yo les hes puesto un poco de azúcar glas, usando un colador y golpecitos.

Estas galletas de jengibre se conservan muy bien en un tala hermética de galletas, es posible que tengas alguna en casa de galletas compradas.

Galletas de jengibre

Galletas de almendra y algarroba

Me encantan las galletas de almendra y algarroba, son muy fáciles de hacer y muy ricas. Os aviso que esta receta no es de galletas para todos los días, ya que tiene refinados, pero son ideales para darse un capricho o llevarlas a una celebración. En el equilibrio está la perfección, y de vez en cuando me gusta saltarme la lista de alimentos prohibidos del Síndrome del Intestino Irritable.

Ingredientes:

  • 125g de Harina de trigo (yo la he usado refinada)
  • 125g de Almendra en polvo
  • 50g de Harina de algarroba
  • 125g de margarina vegetal no hidrogenada
  • una cuchadita de levadura química (polvo de hornear)
  • 50g de Azúcar moreno (habitualmente se le pone 150g pero yo siempre lo dejo al mínimo)
  • 10ml de Aceite de oliva
  • Un puñado de Almendra picada (opcional)

Procedimiento:

Sacamos de la nevera la margarina vegetal, la pesamos y la dejamos fuera al menos 20 minutos para que quede a temperatura ambiente.

Mezclamos bien las harinas y la levadura en un bol,  añadimos el azúcar y seguimos mezclando. Incorporamos la margarina y el aceite de oliva. Os recomiendo mezclarlo todo con las manos. Hacemos una bola. Si vamos a utilizar cortadores de galleta, lo ideal dejar la masa media hora en la nevera para que coja firmeza. Si usamos las manos, hacemos bolitas con la masa y las aplastamos, dando forma de galleta. Me gusta que tengan un dedo de grosor (yo tengo los dedos finos).

Precalentamos el horno a 180ºC. Engrasamos con aceite o margarina la lámina de silicona (o el papel de horno) que pondremos encima de la bandeja de horno. Disponemos las galletas con un poco de separación entre ellas. Horneamos durante 15- 25 minutos. El tiempo de nuestro horno y de lo compactas y crujientes que las queramos.

¡Que aproveche!

Una foto publicada por Mi Dieta Vegana (@midietavegana) el