Brioche vegano fácil ¡sin huevo ni mantequilla!

Brioche Fácil

¿Te apetece algo dulce? A nosotros en casa nos encanta este brioche vegano fácil. Con esta receta básica y muy sencilla podrás hacer un pan dulce que podrás rellenar de mermelada, crema o nata al gusto. Si lo haces redondo, tendrás una maravillosa base para tu roscón de reyes y si lo alisas podrás hacer una coca.

Receta de brioche vegano fácil

Ingredientes

  • 400 (380+20) gr de harina de trigo, para el de las fotos hemos usado la de repostería
  • 8 cucharadas colmadas (o menos) de panela o 3 cucharadas de endulzante Monk fruit
  • 2 cucharadas de sirope de Yacon u otro sirope
  • 2 cucharadas de lino molido o chía
  • 6 cucharadas de agua
  • 180 ml de leche vegetal sin azúcares añadidos
  • 7 gr o 1 sobre de levadura de panadería
  • 45 ml de aceite de oliva suave
  • La rayadura de un limón
  • El zumo de medio limón
  • Sal

Sobre los endulzantes, depende de si queremos hacer un brioche vegano fácil con un gusto más «tradicional» o si lo queremos hacer más saludable. Si lo vamos a rellenar con nata o mermelada, no os recomendo añadir demasiado endulzante con el sirope y algo de panela o ninguna hay más que de sobra.

El lino molido con las cucharadas de agua son para sustituir al huevo. La receta la podemos hacer con harina integral, pero entonces es posible que varíe la cantidad de líquido. Si además  la cambiamos por harina de espelta o de otro cereal, la cantidad y el tipo de levadura cambia. Las harinas de espelta, además de levadura, suelen necesitar fermento.

Instrucciones

  1. Empezamos por hacer el falso huevo, ya que tardará unos 15 minutos. Mezclamos el lino molido con las cucharadas de agua en un vaso y esperamos a que tenga su característica consistencia densa y pegajosa.
  2. Precalentamos el horno a 180ºC.
  3. Ponemos en un bol todos los líquidos: la leche vegetal, el sirope y el aceite.
  4. Limpiamos el limón y lo rayamos.
  5. Hacemos zumos con el medio limón y añadimos el zumo y la rayadura a los líquidos.
  6. En otro bol ponemos los 380 gramos de harina, la panela si la utilizamos, la pizca de sal y la levadura, separada del azúcar hasta que mezclemos todo.
  7. Mezclamos bien los sólidos con una cucharada y añadimos los líquidos y el falso huevo de lino.
  8. Mezclamos bien con las manos enharinadas.
  9. En una superficie limpia y lisa, ponemos los 20 gr de harina y empezamos a amasar, incorporándolos.
  10. Amasamos durante 15 minutos y hacemos una pelota. Nos tiene que quedar con una textura parecida al pan, nada líquido y que a penas se enganche.masa brioche vegano fácil
  11. Ahora tenemos que esperar a que leve. La  colocamos un bol limpio y enharinado, mucho más grande que nuestra pelota de masa, tapado con un paño limpio de algodón, durante al menos una hora.
  12. Una vez haya pasado la hora, comprobamos que haya subido.
  13. A mi me gusta trenzarlo. En este momento, es cuando podemos rellenarlo de mazapán, mermelada o chocolate. La idea es siempre abrir la masa, rellenar y cerrar. Una opción para que quede más vistoso, incluso si no lo rellenamos es trenzarlo.
  14. Primero hacemos dos bastoncitos del mismo tamaño.masa trenzada brioche
  15. Después, trenzamos o enrollamos los bastoncitos. Brioche vegano fácil trenzado
  16. En un recipiente engrasada con aceite de oliva suave o con papel de horno, ponemos nuestra masa.
  17. Horneamos a 180ºC durante 45 minutos una hora. Adecuad el tiempo a vuestro horno. No abráis la puerta del horno mientras crece.
  18. Una vez esté doradito por fuera, pinchad con un palillo y y sale limpio es que ya lo tenéis listo.Brioche vegano fácil salido del horno

A nosotros nos ha quedado súper esponjoso y aunque necesita algo de tiempo por el levado, lo cierto es que tiene pocos pasos. Si disponéis de una amasadora, todavía es más fácil, ponéis todos los ingredientes dentro (primero los sólidos, después la mezcla de los líquidos) y la masa se hace en un momento. Es importante que el amasado incorpore aire para que quede esponjoso.

¿Con qué harías tú este vrioche vegano fácil?

Brioche vegano Fácil

Galletas de almendra y algarroba

Me encantan las galletas de almendra y algarroba, son muy fáciles de hacer y muy ricas. Os aviso que esta receta no es de galletas para todos los días, ya que tiene refinados, pero son ideales para darse un capricho o llevarlas a una celebración. En el equilibrio está la perfección, y de vez en cuando me gusta saltarme la lista de alimentos prohibidos del Síndrome del Intestino Irritable.

Ingredientes:

  • 125g de Harina de trigo (yo la he usado refinada)
  • 125g de Almendra en polvo
  • 50g de Harina de algarroba
  • 125g de margarina vegetal no hidrogenada
  • una cuchadita de levadura química (polvo de hornear)
  • 50g de Azúcar moreno (habitualmente se le pone 150g pero yo siempre lo dejo al mínimo)
  • 10ml de Aceite de oliva
  • Un puñado de Almendra picada (opcional)

Procedimiento:

Sacamos de la nevera la margarina vegetal, la pesamos y la dejamos fuera al menos 20 minutos para que quede a temperatura ambiente.

Mezclamos bien las harinas y la levadura en un bol,  añadimos el azúcar y seguimos mezclando. Incorporamos la margarina y el aceite de oliva. Os recomiendo mezclarlo todo con las manos. Hacemos una bola. Si vamos a utilizar cortadores de galleta, lo ideal dejar la masa media hora en la nevera para que coja firmeza. Si usamos las manos, hacemos bolitas con la masa y las aplastamos, dando forma de galleta. Me gusta que tengan un dedo de grosor (yo tengo los dedos finos).

Precalentamos el horno a 180ºC. Engrasamos con aceite o margarina la lámina de silicona (o el papel de horno) que pondremos encima de la bandeja de horno. Disponemos las galletas con un poco de separación entre ellas. Horneamos durante 15- 25 minutos. El tiempo de nuestro horno y de lo compactas y crujientes que las queramos.

¡Que aproveche!

Una foto publicada por Mi Dieta Vegana (@midietavegana) el