Los mejores desayunos veganos en Barcelona

Los mejores desayunos veganos en Barcelona

Hoy te quiero explicar los que son los mejores desayunos veganos en Barcelona para mí. Los hay saludables, los hay caprichosos, los hay tradicionales y también los hay internacionales. Ya sabéis que a mi me encantan los desayunos, tenéis ideas para gofres, overnight oats, tostadas y mucho más en el apartado de recetas.

Barcelona fue la ciudad con más y mejores locales veganos durante un tiempo, pero Madrid no has pasado la mano por la cara. Pero es que la mayor parte de la restauración barcelonesa vive de cara al turismo y es este el que dicta gran parte de la oferta de la ciudad.

Así que esto no es una lista de locales veganos de Barcelona, algo que podéis encontrar de forma más actualizada en Happy Cow, sino de 5 desayunos que a mi personalmente me hacen muy feliz.

Mis 5 desayunos veganos favoritos

ODACOVA

Este restaurante situado en el Eixample, a pocas calles del Paseo de Gracia, y tiene muchas opciones veganas muy bien señalizadas para desayunar, comer o cenar. Las raciones tienen muy buen tamaño y la calidad-precio es ideal.

Mi favorito es el bocata margarita con queso vegano, pero también tienes tortitas, tostadas y boles de desayuno muy completos.

Atención al apartado de bebidas, porque tienen diferentes tés y cafés, y también un matcha latte buenísimo, que te pueden preparar con la bebida vegetal de tu elección.

Dirección: Carrer d’Aragó, 238, 08007 Barcelona

CHÖK

En CHÖK se dedican al chocolate: bombones, donuts, kronuts y muchos más. No va a ser la propuesta más saludable ni la que tu nutricionista quiere para el día a día. Pero es que ser flexible y poder disfrutar de un dulce indulgencia también es salud.

Aunque en todas sus tiendas tienes opciones veganas, en la tienda de Ramalleres es donde más opciones encontrarás. Desde el donut relleno de chocolate hasta las mini tartas pasando por los muffins, ahora también los kronuts. Tentaciones que puede acompañar de café con leche vegetal.

Para mi, es uno de los mejores desayunos veganos de Barcelona si lo que buscas es un donut o un pedazo de tarta a primera hora de la mañana.

Aunque suele ser para llevar, puede consumirlo en el local si encuentras espacio.

Dirección: Carrer de les Ramelleres, 26, 08001 Barcelona

Equilibrium Café

¿Y si nos apetece un desayuno inglés vegano? Si hemos viajado por Reino Unido, si simplemente hemos estado en Londres, es posible que nos hayamos tomado un desayuno inglés. Los suelen servir durante todo el día y la versión vegana es ya muy fácil de encontrar. De hecho, es ideal para hacer un brunch (eso que no es ni un desayuno ni una comida, que se queda muy entre horas).

Y es por eso que Equilibrium Café entra en esta lista: tienes un Full English Breakfast vegano.

Además de muchas otras opciones, como tortillas (sin huevo), donuts, pancakes o bollería. Para mí, una de las mejores opciones de desayunos veganos en Barcelona.

Dirección: Carrer de València, 352, 08009 Barcelona

Itácate Café

Muy cerca de una de mis tiendas de referencia, The Living Food, se encuentra Itácate Café. Se trata de un pequeño local que sirve desayunos, comidas y meriendas con opciones veganas tanto en carta como en menú.

La pareja encantadora que lleva el local pone mucho cuidado en el detalle, tanto en el trato como en la comida, así que la experiencia siempre es agradable. No solo tienen tostadas de aguacate, también boles muy completos para empezar el día con energía.

Dirección Comte Borrell 107, 08015 Barcelona

Honest Greens

Aunque Barcelona se colgó el título de ciudad Vegan Friendly hace ya unos años, lo cierto es que las opciones para desayunar dejan mucho qué desear. Especialmente por el centro de Barcelona. A parte de la opción de pedir pan con tomate, que es algo que podemos hacer en prácticamente cualquier sitio, y del croissant del Starbucks, que a veces está fresco y otras es un arma arrojadiza, poco más hay.

En el Honest Green de Rambla Catalunya, tocando Plaça Catalunya, tienes 7 opciones de desayunos veganos. Y sí, hay pan con tomate pero lleva queso vegetal. Tienen otras tostadas y boles muy diferentes. Quizá el más famoso sea el de açaí, pero mi favorito es el de avena remojada a tope de proteínas.

El precio del café es el habitual de la zona, pero al menos aquí está rico y el local es muy agradable.

Dirección: Rambla de Catalunya, 3, 08007 Barcelona

¿Cuáles son tus mejores desayunos veganos barceloneses?

Cuéntame en los comentarios donde disfrutas del desayuno para que sigamos descubriendo opciones.

Gofres de patata veganos

Gofres de patata veganos

Volví de Newcastle con muchas ganas de hacer unos gofres de patata veganos y caseros. Me parecieron una idea genial para acompañar desayunos de cuchara después de verlos en un típico desayuno inglés veganizado que nos tomamos en Supernatural Café.

Al ser la primera vez que los hacía, preferí que llevasen harina de fuerza y asegurar de que iban a salir bien, pero seguiré investigando para hacerlos con harina sin gluten. Así que pronto espero poder traerte una receta de gofres de patata veganos y gluten free.

La receta es una base que, una vez dominada, puede ser modificada añadiéndole especias o aceites aromatizados.

Receta de gofres de patata veganos

Ingredientes para dos gofres

  • 250 g de patata cocina
  • 100 g de harina de fuerza
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen
  • 4 cucharas soperas de agua
  • 1 cucharadita rasa de levadura química
  • 2 pellizcos de sal

Indicaciones

  1. En un bol, coloca 200 gramos de patata pelada y cocida o hecha al vapor, que esté muy blanda, y con un tenedor hazla puré.
  2. Añade las dos cucharadas de aceite y la sal, que te ayudarán a conseguir el puré.
  3. En otro bol, tamiza la harina y añade la levadura, mezclando bien.
  4. Mezcla la harina con el puré y añade una cucharada de agua para facilitarte el trabajo. En este punto, es mejor trabajar con las manos.
  5. Añadimos las 3 cucharadas de agua que faltan, poco a poco, y amasamos cada vez. Nos tiene que quedar una masa compacta, estilo pan, pero con la untuosidad de la patata.
  6. La cantidad de agua dependerá de la humedad de la patata y del tipo de harina, así que puedes necesitar algo más de agua. Por eso es mejor añadir poco a poco. Si ves que no está ligada la masa con 4 cucharadas de agua, añade otra. Amasa bien antes de seguir añadiendo.
  7. Deja reposar la masa durante al menos 5 minutos.
  8. Enciende la gofrera para que se caliente.
  9. Divide la masa en 2 o en 4, dependiendo del tipo de gofrera, y colócala extendiéndola de forma uniforma por la superficie de la misma.
  10. Estos gofres suben, así que te debería quedar algo de hueco al cerrar. Sino, el sobrante se escapará por los lados. Como no hay gofreras estándar, debemos experimentar hasta dar con la cantidad adecuada para la nuestra.
  11. Esperamos a que estén doraditos y servimos. Es posible que tengamos que ir abriendo a ver como están, ya que el tiempo es muy variable de una gofrera a otra.
Masa de gofres de patata veganos
Masa de los gofres de patata veganos.

Estos gofres de patata veganos son ideales como acompañamiento a un plato salado, con legumbres, tofu, seitán o hamburguesas vegetales.

También son un genial sustituto de la tostada mañanera. Se pueden dejar hechos de un día para otro y calentar en sartén, añadiendo champiñones o espárragos para un desayuno salado.

English Breakfast con gofres de patata veganos
Mi versión del desayuno inglés, con gofre de patata.

Para esta receta necesitas gofrera. Si no tienes, puede hacer una especie de tortita fina y pasarla por la plancha o la sartén, a poder ser sin aceite.

Tostada de aguacate y tofu para brunchear

Tostada de aguacate con tofu

Una opción típica para un brunch vegano es la tostada de aguacate y tofu. Es un pena que en muchos restaurantes y cafeterías que ofrecen menú de brunch no se incluya. De hecho, suele haber muy pocas opciones veganas. A veces, consigues una tostada con aguacate, sin los huevos en cualquiera de sus formas bruncheras, pero al mismo precio.

Así que para que la disfrutéis en casa, y para esos sitios que quieren incluir una opción algo más elaborada en sus cartas, aquí va una versión de tostada de aguacate con tofu revuelto.

Uno de los ingredientes, la sal kala namak, es absolutamente opcional, pero es estupenda para dar sabor a huevo. Por lo que si se quiere sorprender, es una gran aliada. Además, es algo que se usa muy poco y que al final sale muy bien de precio, porque no la vamos a usar nunca como sal común, ni por cantidad ni por frecuencia.

Sobre los aguacates: es muy importante que sean de proximidad. Sino, es mejor no tomarlos. El cultivo de aguacates se ha convertido en un problema real para muchas comunidades, especialmente en México.

En mi cocina, los aguacates son siempre nacionales. Normalmente, malagueños, de los de Exotic Fruit Box.

Receta de Tostada de aguacate y tofu

Ingredientes para 2 personas

  • 1 aguacate maduro mediano o grande.
  • Dos panecillos o 4 rebanadas de pan medianas o dos grandes, siempre pan integral.
  • 200 g de tofu blando.
  • El zumo de medio limón.
  • Orégano.
  • Pimienta negra molida.
  • Ajo en polvo.
  • Sal.
  • Sal kala namak.
  • Aceite de oliva virgen.

Indicaciones

  1. Tostamos los panecillos partidos por la mitas o el pan que tenemos.
  2. Para sacarlo de la cáscara, es genial usar una cuchara después de partirlo por la mitad.
  3. Pelamos el aguacate, le quitamos el hueso, y lo dividimos de forma igualitaria en cuatro o en dos, según las piezas de pan que tengamos.
  4. Cortamos a cuadraditos o a tiras y los colocamos en el pan.
  5. Ponemos un poco de sal, pimienta negra y ajo en polvo y el zumo de limón o de lima, de forma equilibrada en todas las tostadas.
  6. Para el tofu revuelto, lo desmenuzamos con las manos para que quede bien menudo.
  7. Después, en una sartén caliente, con una cucharada de aceite de oliva, lo tostamos un poco.
  8. Añadimos el tofu a las tostadas cuando esté templado.
  9. Por encima, añadimos el orégano y la sal kala namak.

Con esta base, podemos hacer muchas combinaciones con hojas verdes, tomate, patés vegetales en la base (como hummus o olivada).

Tostada de aguacate con tofu
Unas tostadas diferentes y muy apetecibles.

Brioche vegano fácil ¡sin huevo ni mantequilla!

Brioche Fácil

¿Te apetece algo dulce? A nosotros en casa nos encanta este brioche vegano fácil. Con esta receta básica y muy sencilla podrás hacer un pan dulce que podrás rellenar de mermelada, crema o nata al gusto. Si lo haces redondo, tendrás una maravillosa base para tu roscón de reyes y si lo alisas podrás hacer una coca.

Receta de brioche vegano fácil

Ingredientes

  • 400 (380+20) gr de harina de trigo, para el de las fotos hemos usado la de repostería
  • 8 cucharadas colmadas (o menos) de panela o 3 cucharadas de endulzante Monk fruit
  • 2 cucharadas de sirope de Yacon u otro sirope
  • 2 cucharadas de lino molido o chía
  • 6 cucharadas de agua
  • 180 ml de leche vegetal sin azúcares añadidos
  • 7 gr o 1 sobre de levadura de panadería
  • 45 ml de aceite de oliva suave
  • La rayadura de un limón
  • El zumo de medio limón
  • Sal

Sobre los endulzantes, depende de si queremos hacer un brioche vegano fácil con un gusto más «tradicional» o si lo queremos hacer más saludable. Si lo vamos a rellenar con nata o mermelada, no os recomendo añadir demasiado endulzante con el sirope y algo de panela o ninguna hay más que de sobra.

El lino molido con las cucharadas de agua son para sustituir al huevo. La receta la podemos hacer con harina integral, pero entonces es posible que varíe la cantidad de líquido. Si además  la cambiamos por harina de espelta o de otro cereal, la cantidad y el tipo de levadura cambia. Las harinas de espelta, además de levadura, suelen necesitar fermento.

Instrucciones

  1. Empezamos por hacer el falso huevo, ya que tardará unos 15 minutos. Mezclamos el lino molido con las cucharadas de agua en un vaso y esperamos a que tenga su característica consistencia densa y pegajosa.
  2. Precalentamos el horno a 180ºC.
  3. Ponemos en un bol todos los líquidos: la leche vegetal, el sirope y el aceite.
  4. Limpiamos el limón y lo rayamos.
  5. Hacemos zumos con el medio limón y añadimos el zumo y la rayadura a los líquidos.
  6. En otro bol ponemos los 380 gramos de harina, la panela si la utilizamos, la pizca de sal y la levadura, separada del azúcar hasta que mezclemos todo.
  7. Mezclamos bien los sólidos con una cucharada y añadimos los líquidos y el falso huevo de lino.
  8. Mezclamos bien con las manos enharinadas.
  9. En una superficie limpia y lisa, ponemos los 20 gr de harina y empezamos a amasar, incorporándolos.
  10. Amasamos durante 15 minutos y hacemos una pelota. Nos tiene que quedar con una textura parecida al pan, nada líquido y que a penas se enganche.masa brioche vegano fácil
  11. Ahora tenemos que esperar a que leve. La  colocamos un bol limpio y enharinado, mucho más grande que nuestra pelota de masa, tapado con un paño limpio de algodón, durante al menos una hora.
  12. Una vez haya pasado la hora, comprobamos que haya subido.
  13. A mi me gusta trenzarlo. En este momento, es cuando podemos rellenarlo de mazapán, mermelada o chocolate. La idea es siempre abrir la masa, rellenar y cerrar. Una opción para que quede más vistoso, incluso si no lo rellenamos es trenzarlo.
  14. Primero hacemos dos bastoncitos del mismo tamaño.masa trenzada brioche
  15. Después, trenzamos o enrollamos los bastoncitos. Brioche vegano fácil trenzado
  16. En un recipiente engrasada con aceite de oliva suave o con papel de horno, ponemos nuestra masa.
  17. Horneamos a 180ºC durante 45 minutos una hora. Adecuad el tiempo a vuestro horno. No abráis la puerta del horno mientras crece.
  18. Una vez esté doradito por fuera, pinchad con un palillo y y sale limpio es que ya lo tenéis listo.Brioche vegano fácil salido del horno

A nosotros nos ha quedado súper esponjoso y aunque necesita algo de tiempo por el levado, lo cierto es que tiene pocos pasos. Si disponéis de una amasadora, todavía es más fácil, ponéis todos los ingredientes dentro (primero los sólidos, después la mezcla de los líquidos) y la masa se hace en un momento. Es importante que el amasado incorpore aire para que quede esponjoso.

¿Con qué harías tú este vrioche vegano fácil?

Brioche vegano Fácil

Overnight oats, el mejor desayuno de avena

Los overnight oats son  ideales para el desayuno: nutritivos, deliciosas, sencillos e ideales para salir de casa con las pilas cargadas sin nada de esfuerzo. Y es que la gracia es tener el desayuno preparado de la noche anterior, volcarlo en un bol o comerlo directamente del bote si tenemos prisa o nos lo llevamos para el camino.

Os dejo mi receta base de este desayuno. Como podréis comprobar,  las posibilidades son infinitas.

Ingredientes:

  • copos de avena
  • leche de avena (entre 100 y 200 ml)
  • dos cucharadas soperas de semillas de chia
  • un puñadito de frutos secos crudos sin sal / miel
  • fruta que nos apetezca
  • sirope de arce (opcional)
  • un tarro de cristal con tapa, mejor si es hermética

Preparación:

La preparación de un overnight oats es muy sencilla: se trata de poner los ingredientes en el bote de cristal por capas. Ponemos los copos de avena(se puede usar cualquier tipo de muesli, pero entonces sería un parfait y usaríamos yogur vegetas) y cubrimos de leche. Añadimos los frutos secos A continuación las semillas y volvemos a poner leche, que sobre un dedo. La fruta se la podemos añadir cuando queramos, podemos también hacer capas de fruta entre la avena y la chia.

Las variaciones son infinitas: con canela, o con cacao, se pueden añadir frutos secos al gusto, algunas cucharadas de «superalimentos» o semillas de cáñamo, etcétera.

Una vez está listo, se cierra y mete en la nevera. La chia se convertirá pudding y la avena se reblandecerá.

¿Porqué me gustan los overnight oats?

Es muy energético y saciante, nos ayuda a llegar a la comida sin problemas de hambre. Además, la avena nos ayuda a controlar el colesterol.

Una foto publicada por Mi Dieta Vegana (@midietavegana) el

El Smothie bowl perfecto

Hoy os quiero dar una receta para desayunar algo que no sea una tostada de aguacate y os de energía para toda la mañana.

Ingredientes:

  • Un plátano maduro (puede ser congelado)
  • Una taza de frutas del bosques (pueden ser congeladas)
  • Una taza de leche vegetal (avena o cánamo idealmente)
  • 50 gramos de muesli integral (el mío es multicereales)
  • una cucharadita de semillas chía
  • una cucharada sopera de la mezcla Linwoods con Semillas de Lino, almendras nueces y Q10
  • una cucharadita de coco rallado (opcional)
  • unas nueces (o parte de la fruta no triturada) para decorar (opcional)

La preparación no puede ser más sencilla: ponemos el plátanos, las frutas del bosque y la leche vegetal en una batidora para hacer un smoothie. Colocamos el batido en un bol donde ya hemos puesto el muesli, y el resto de ingredientes por encima. Esto queda súper bonito en la foto, pero para comerlo tendéis que mezclarlo todo y que las semillas de chía se hidraten con al parte líquida. Otra opción es hidratar la chía por la noche la taza de leche vegetal batirla junto a la fruta.

Si utilizamos fruta congelada, en vez de un batido tendremos un nicecream o nanacrem de plátano con fruta que también es fantástico y que en verano nos irá genial.

Si me seguís en Instagram sabéis que me encantan las semillas de cáñamo peladas de Linwoods, que compro directamente en su página web y que tengo en el trabajo y en casa. Ahora he descubierto más variedades y en concreto me encantan todas las que llevan lino. Uno de los problemas del lino es que hay que tomarlo molido, si lo tomamos entero no aprovechamos nada, pero al mismo tiempo se oxida muy fácilmente, así que hay que molerlo antes de consumir o tenerlo congelado. Personalmente, con esta mezcla, consigo un aporte nutricional excelente, rápido y sin perder absolutamente nada.

Linwoods 2

Vegan mugcake de espelta y algarroba

Hacer un bizcochito estilo «mugcake» de espelta y algarroba es muy sencillo y solo te llevará unos minutos. Te puede arreglar el desayuno o la merienda o uno de esos momento de necesitar comer algo sólido y no tener preparado nada.

Los ingredientes para un bizcochito son:

  • 3 cucharadas de harina de espelta
  • 1 cucharadita de harina de algarroba
  • 3 cucharadas de leche vegetal
  • 3 cucharaditas de aceite vegetal
  • 1 cucharadita colmada de endulzante, por ejemplo crema de almendras
  • 1/4 de cucharadita de levadura química
  • una pizca de sal

Se mezcla todo, ya sea en un bol o en una taza, aunque en la taza es más cómodo para no fregar tantos cacharros, y se mete al microondas, unos 40 segundos a máxima potencia. El tiempo real dependerá de vuestro micro. Con estas cantidades sale un bizcochito, si queréis una poción mayor, multiplicad por tres las proporciones (menos la pizca de sal, que a menos es más).

Aquí os dejo el vídeo. ¡Que aproveche!