Curry de mango y garbanzos dulce picante

curry de mango y garbanzos

¿Te sorprende un curry de mango y garbanzos? Me encanta ponerle fruta a la comida principal, y borrar el concepto de «salado» que tenía hasta hace unos años.

Este tipo de recetas se puede hacer desde cero o con pasta de curry. Sinceramente, a mi me parece mucho más sencillo cocinar con pasta de curry. Es rápido y nos asegura sabor y color en el plato en pocos minutos. Las pastas de curry se pueden encontrar en supermercados asiáticos, aunque también en grandes superficies y en establecimientos especializados en alimentos del mundo.

Os recomiendo, eso sí, revisar bien las etiquetas. Es habitual encontrar que alguna pasta de curry contenga ingredientes de origen animal. Algunas de origen tailandés llevan salsa de gambas. Son las menos, pero nunca está de más revisar la etiqueta.

Si te preguntas que donde esté la proteína en este plato, la respuesta es muy sencilla: en los garbanzos, que también ricos hierro no hemo.

Receta de Curry de mango y garbanzos

Ingredientes para 2 raciones

  • 1 mango maduro
  • 1 cebolla blanca mediana
  • 1 calabacín pequeño o mediano
  • 400 g de pack choy (o de espinacas)
  • 300 g de garbanzos cocidos
  • 3 dientes de ajo
  • 100 ml de leche de coco lata con su grasa
  • 200 ml de agua
  • 1/2 cucharada sopera rasa de curry rojo (cuidado si pica)
  • 1 cucharada de postre de mantequilla de cacahuete.
  • sal
  • 1 cucharada de aceite de oliva
  • cilantro fresco

Estos ingredientes para mi son dos raciones, pero si te salen 4 platos de aquí para acompañar con arroz, puedes congelar las raciones que te sobre.

En esta receta, el mango es malagueño y de temporada, de los chicos de Exotic Frui Box.

Indicaciones

  1. Corta la base del pak choy (o de las espinacas).
  2. Lávalas a fondo y saca toda la tierra.
  3. Corta los vegetales (espinacas o pack choy) que tengas en una superficie bien limpia (recuerda ir limpiándola) en tirar de un dedo de grosor. Reservamos.
  4. Lava un manojillo de cilantro y cortalo pequeñito, reservando algunas hojas para decorar el plato. La forma fácil es hacer un pequeño atillo.
  5. Lava y pela el mango, y córtalo a dados pequeños. Queremos que se deshaga. Reserva.
  6. Pelamos la cebolla y la cortamos a dados pequeños, en brunoise que dice la gente que sabe. Lo mismo con el calabacín.
  7. Hacemos lo mismo con los ajos, que será lo primero que utilicemos.
  8. En una sartén antiadherente y alta, donde lo cocinaremos todo, podemos la cucharada de aceite.
  9. A fuego medio, doramos los ajos.
  10. Añadimos la cebolla y le removemos, cocinandos durante, 2-3 minutos.
  11. Añadimos el agua, el curry, la mantequilla de cacahuete y la leche con crema de coco y subimos el fuego.
  12. Mezclamos todos bien.
  13. Añadimos todo menos los garbanzos, mezclamos bien y dejamos que se cocine durante 15 minutos con el fuego al mínimo y la tapa puesta.
  14. No dejes se quede seco, pero no te pases añadiendo agua.
  15. Al pasar los 15 minutos, corregimos de sal.
  16. Añadimos los garbanzos y el cilantro cortado.
  17. Removemos y dejamos destapado, hasta que se consuma, a fuego medio.
  18. Recuerda ir removiendo, que no se nos queme.
  19. Servir calentito con un poco de cilantro fresco.

Si te apatece, lo puedes acompañar de una ración de arroz integral, de pan tostado o de fideos de arroz.

curry de mango y garbanzos con pan tostado
Este curry de mango y garbanzos está acompañado de pan tostado.

Curry rojo de calabacín y lentejas: receta vegana

Curry de calabacín y lentejas

Para hacer este curry rojo de calabacín y lentejas necesitas una pasta de curry que sea vegana. Hay que tener cuidado porque muchas llevan ingredientes de origen animal, dependiendo del país de origen de la receta de la pasta. Suelen ser salsas o concentrados de marisco o pescado.

No es lo mismo la pasta de curry, ya sea rojo, verde o de otro tipo, que el curry en polvo convencional. El resultado no se va a parecer en nada, pero también se encuentra curry rojo en polvo y el uso es el mismo.

Este tipo de ingredientes se puede comprar en supermercados y tiendas orientales.

Receta de Curry rojo de calabacín y lentejas

Ingredientes para dos raciones generosas:

  • 200 gramos de lentejas cocidas
  • 2 calabacines grandes
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de pasta de curry rojo
  • 250 ml de leche de coco
  • pimienta
  • sal
  • aceite de oliva virgen
  • chili en polvo (opcional)

Indicaciones

  1. Lavamos bien los calabacines, los pelamos, los cortamos a dados y los reservamos.
  2. Pelamos la cebolla y los ajos y los picamos.
  3. En una sartén caliente, a fuego medio, ponemos un par de cucharas de aceite de oliva virgen.
  4. Antes de que se dore el ajo, añadimos los calabacines. Los pochamos a fuergo bajo con una tapa, para que se hagan en su propio jugo. Podemos añadir un poco de agua de ser necesario.
  5. Mientras, calentamos un poco la leche de coco y disolvemos la pasta de curry en ella.
  6. Añadimos la leche de coco con curry a la sartén, junto con las lentejas.
  7. Salpimentamos. Si nos gusta el picante, añadimos una cucharadita rasa de chili en polvo o en copos.
  8. Cocinamos a fuego bajo, mezclando bien para que se incorporen todos los sabores. El calabacín ha de quedar desecho y las lentejas enteras pero tiernas.
  9. Si queremos que nos quede más líquido, siempre podemos añadir más leche de coco o caldo de verduras.

Si no encuentras leche de coco, puedes usar otra leche vegetal, mejor siempre sin azúcares añadidos. Si compras leche de coco en lata, puedes agitar la lata y aprovechar la crema resultante, o guardar la «nata» de coco para otra preparación.

Para acompañar el curry rojo de calabacín y lentejas nada mejor que un cereal integral, como el arroz, la quinoa o el trigo sarraceno. Así también conseguimos que el plato sea sin gluten.

Curry rojo de calabacín y lentejas