Bizcocho de chocolate rápido y vegano

bizcocho de chocolate vegano

Este Bizcocho de chocolate rápido y 100% vegetal es la versión de toda la vida del bizcocho de yogur. Lo hemos hecho de chocolate porque nos encanta el color que coge y el sabor a cacao, pero se puede hacer perfectamente de limón, o de canela. También está muy rico si mezclamos el cacao con esencias cítricas como la naranja.

Con estas recetas ya sabéis lo que pasa: no se usa ni la balanza ni los medidores. Directamente el vasito del yogur será nuestra medida para todo.

Esta receta lleva aquafaba montada como si fuesen claras de huevo. Es decir, el líquido que hay en los botes de garbanzos. También el líquido que queda de cocer garbanzos (solo garbanzos, no un potaje) reducido hasta que espese y quede parecido al de los garbanzos envasados. También se puede hacer con otras legumbres, pero es menos habitual y quizá el sabor sea más curioso.

Para poder montar el aquafaba, necesitáis unas varillas eléctricas, a mano es prácticamente imposible. Si no tenéis ese electrodoméstico, la receta funciona igual, aunque es posible que le tengáis que añadir unas cucharas de leche de soja o de otra bebida vegetal.

También tenéis otra receta sin yogur y sin aquafaba de bizcocho de chocotate vegano.

Receta de bizcocho de chocolate rápido

Ingredientes

  • 1 yogur de chocolate
  • 1 vaso de yogur de aceite de oliva muy suave
  • 3 vasos yogur harina
  • 3 cucharadas de cacao puro
  • 1 vaso yogur de azúcar blanquilla para el aquafaba,
  • 1 cucharada de harina garbanzo + 3 cucharadas de agua
  • 1 sobre levadura química
  • 1 cucharadita rasa bicarbonato
  • 2 cucharadas de líquido de aquafaba
  • 1 cucharada de zumo de limón (para el aquafaba)
  • 1 cucharada de sal (para el aquafaba).
  • Opcional: leche vegetal para corregir textura

Indicaciones

  1. Precalentamos el horno a 180ºC.
  2. Mezclamos la harina de garbanzo con el agua.
  3. En un recipiente, batimos con las varillas eléctricas el aquafaba, con un poco de sal, el azúcar y de zumo de limón.
  4. En un bol colocamos todos los ingredientes secos menos el azúcar, empezando por la harina tamizada con un colador. La levadura y el cacao también es mejor añadirlos tamizados.
  5. Mezclamos bien los ingredientes secos.
  6. Incorporamos los ingredientes líquidos, menos el aquafaba montada, que de dejaremos para el final. Es decir, el falso huevo de harina de garganzo y el aceite suave.
  7. Cuando esté todo bien ligado, añadimos el aquafaba montado y mezclamos con cuidado con una espátula de silicona.
  8. En un molde mediano para horno, con papel de horno o bien engrasado con margarina vegetal, colocamos la masa del bizcocho (que será bastante líquida).
  9. Lo horneamos durante al menos media hora a 180ªC en la parte inferior del hono. Dependiendo de tu horno puede tardar más. Los últimos 5 minutos puede estar a altura media. Sabrás que está listo cuando salga limpio un palillo al pinchar. ¡Recuerda que el horno no se puede abrir mientras leva!
  10. Una vez este bien cocinado por dentro, sacamos del horno, dejamos atemperar y desmoldamos.

Se trata de un bizcocho que queda muy esponjoso y que podemos combinar fácilmente con fruta, ya sea frescas o en compota. A mi me gusta mucho con plátano recién cortado. El sirope de arce es opción, recordad que es un azúcar más y su consumo ha de ser el mínimo posible.

bizcocho de chocolate vegano con plátano

Bizcocho de chocolate vegano

Un bizcocho de chocolate vegano  siempre es una buena carta de presentación para llevar a cualquier reunión familiar o de amigos. Este en concreto es un auténtico gustazo para los amantes del chocolate.

Se trata de una receta que no podemos categorizar de sana, ya veréis los ingredientes, pero también hay que tener en cuenta que hay momentos en los que lo importante es disfrutar del momento, darnos un capricho y salir de la rutina nutricional sin tener cargos de conciencia. Dicho ésto, aquí va la receta.

Ingredientes:

  • 300 gr de harina bizcochera de trigo (podéis usar de la que queráis que sea de fuerza media si queréis)
  • 340 ml de leche de soja (sirven otras bebidas vegetales o agua)
  • 100 ml de aceite de oliva (luego no sabe, pero le da el toque fuerte, podéis usar girasol)
  • 50 gr de cacao desgrasado de vuestra elección
  • 100 gr de azúcar moreno
  • dos cucharaditas de polvo de hornear/levadura química
  • unas gotas de zumo de limón
  • una pizca de sal
  • chocolate para cobertura y tres cucharadas soperas de agua o bebida vegetal (Opcional)
  • un puñado de frutos secos (Opcional)

Indicaciones:

Precalentamos el horno a 200ºC y engrasamos el recipiente de horno con margarina o aceite.

Como en todos los bizcochos, vamos a mezclar primero en bol grande todos los ingredientes secos: harina, cacao, azúcar, sal y levadura. En otro bol podemos los 340ml de leche con el aceite y las gotas de zumos de limón, lo removemos y lo incorporamos al bol. Mezclamos bien con las barillas hasta que tengamos una mezcla homogénea. Aquí podemos incorporar los frutos secos picados si queremos efecto crunchy.

Vertemos la mezcla en el recipiente y lo colocamos en la rejilla del medio del horno cuando éste haya alcanzando la temperatura. Reducimos la temperatura a 175ºC y lo dejamos unos 40 minutos (el tiempo dependerá del horno).

Para saber si ya está, lo mejor es la técnica del palillo: metemos un palillo en el bizcocho y si sale limpio a los 40 minutos es que ya está, sino lo dejamos otros cincos minutos.

En mi caso, hago una muerte por chocolate: deshago el chocolate de cobertura en un cazo con la leche vegetal o el agua y lo coloco por encima del bizcocho. Ahí podemos añadir también frutos secos o birutas de (áun más) chocolate. Otra genial idea es poner naranja confitada por encima.

En la foto veréis que el bizcocho ha quedado muy bajo, y es que he usado harina de repostería para que fuese un bizcocho más compacto, estilo americano, pero también muy jugoso.

¡Qué aproveche!

Una foto publicada por Mi Dieta Vegana (@midietavegana) el