Bizcocho de plátano sin gluten vegano

¿Un bizcocho de plátano sin gluten vegano? ¿Todo eso junto puede ser? La gente de Conasi Cocina me mandó unas muestras de harina muy amablemente. Les pedí que me incluyesen algunas cosas que no había probado nunca, como este preparado para bizcocho o magdalenas de BauckHof, una marca alemana de primera. Y es que tengo algunas amigas celíacas que siempre me preguntan por recetas y la verdad. La receta original con huevos seguro que sale perfectament, pero la he veganizado y queda un bizcocho de plátano delicioso.

bizcocho-y-magdalenas-sin-gluten-bauckhof

Os voy a dar las indicaciones para un bizcocho pequeño de unos 300 gramos, pero podéis hacer los dos paquetes de preparado que viene y simplemente duplicar los ingredientes a añadir:

Ingredientes:

  • un paquete de preparado de 200 gramos
  • un plátano mediano/grande muy maduro
  • 80 gramos de aceite muy suave (no os recomiendo en ningún caso oliva virgen)
  • dos cucharadas de agua tibia

Indicaciones:

Aplastamos el plátano pelado y le añadimos el aceite y el agua. Lo mezclamos bien hasta que quede un líquido pastoso de textura homogénea. Incorporamos el preparado y mezclamos bien, con unas barillas, hasta que quede sin grumos.

A partir de aquí seguimos las indicaciones: ponemos el horno a la temperatura indicada durante 40 minutos. En mi caso tuvo que estar una hora. A partir de los 30 minutos, le puse papel de aluminio para que no se quemase, ya que estaba muy dorado.

Salió delicioso, y es que esta marca es genial, todo sale perfecto y lo cierto es que para mi ya es una gran opción para llevarle a mis amigas celíacas, puesto que al estar todo envasado y preparado, evito la contaminación cruzada (eso sí, hay que cocinar con todo recién limpio).

 

Bizcocho de chocolate vegano

Un bizcocho de chocolate vegano  siempre es una buena carta de presentación para llevar a cualquier reunión familiar o de amigos. Este en concreto es un auténtico gustazo para los amantes del chocolate.

Se trata de una receta que no podemos categorizar de sana, ya veréis los ingredientes, pero también hay que tener en cuenta que hay momentos en los que lo importante es disfrutar del momento, darnos un capricho y salir de la rutina nutricional sin tener cargos de conciencia. Dicho ésto, aquí va la receta.

Ingredientes:

  • 300 gr de harina bizcochera de trigo (podéis usar de la que queráis que sea de fuerza media si queréis)
  • 340 ml de leche de soja (sirven otras bebidas vegetales o agua)
  • 100 ml de aceite de oliva (luego no sabe, pero le da el toque fuerte, podéis usar girasol)
  • 50 gr de cacao desgrasado de vuestra elección
  • 100 gr de azúcar moreno
  • dos cucharaditas de polvo de hornear/levadura química
  • unas gotas de zumo de limón
  • una pizca de sal
  • chocolate para cobertura y tres cucharadas soperas de agua o bebida vegetal (Opcional)
  • un puñado de frutos secos (Opcional)

Indicaciones:

Precalentamos el horno a 200ºC y engrasamos el recipiente de horno con margarina o aceite.

Como en todos los bizcochos, vamos a mezclar primero en bol grande todos los ingredientes secos: harina, cacao, azúcar, sal y levadura. En otro bol podemos los 340ml de leche con el aceite y las gotas de zumos de limón, lo removemos y lo incorporamos al bol. Mezclamos bien con las barillas hasta que tengamos una mezcla homogénea. Aquí podemos incorporar los frutos secos picados si queremos efecto crunchy.

Vertemos la mezcla en el recipiente y lo colocamos en la rejilla del medio del horno cuando éste haya alcanzando la temperatura. Reducimos la temperatura a 175ºC y lo dejamos unos 40 minutos (el tiempo dependerá del horno).

Para saber si ya está, lo mejor es la técnica del palillo: metemos un palillo en el bizcocho y si sale limpio a los 40 minutos es que ya está, sino lo dejamos otros cincos minutos.

En mi caso, hago una muerte por chocolate: deshago el chocolate de cobertura en un cazo con la leche vegetal o el agua y lo coloco por encima del bizcocho. Ahí podemos añadir también frutos secos o birutas de (áun más) chocolate. Otra genial idea es poner naranja confitada por encima.

En la foto veréis que el bizcocho ha quedado muy bajo, y es que he usado harina de repostería para que fuese un bizcocho más compacto, estilo americano, pero también muy jugoso.

¡Qué aproveche!

Una foto publicada por Mi Dieta Vegana (@midietavegana) el