Albóndigas de tofu y proteína de guisante texturizado

Albóndigas de tofu y proteína texturizada de guisante

Las albóndigas de tofu y proteína de guisante texturizado son una opción genial para comer proteína vegetal a cualquier edad. La receta que vas a encontrar aquí es muy sencillita. Muchas veces me pedís este tipo de receta para que sea más sencillo para los peques (y los no tan peques) introducir tofu o legumbres en sus comidas diarias.

Has de tener en cuenta que es posible que no tenga todo el sabor que esperar. Te aconsejo hacerla con tofu marinado y usar parte del líquido de marinar en su elaboración, en vez de agua, para obtener que estén sazonadas convenientemente.

La proteína de guisante texturizado no tiene mucho sabor, lo cual es toda una ventaja, pero también puede ocurrir que quede soso un plato si no lo tenemos en cuenta. Qué decir que a estas albóndigas puede ir acompañadas de la salsa que más te guste. Si no te quedan especialmente consistentes, no te recomiendo cocerlas en la salsa, sino enharinarlas, pasarlas por la plancha y añadir la salsa caliente después.

Además, ten en cuenta que este producto no queda tan duro como la soja texturizada: al contrario, tiene tendencia a engancharse prácticamente solo. Por eso es la estrella de la Pilota de Navidad.

El guisante texturizado no es tan popular aún como la soja, pero es una gran opción para las personas que tienen intolerancia a la soja. En muchas tiendas de granel tienen disponible, también en herboristerias. Hay tiendas veganas especializadas como VeggieRoom o Encuentro Vegano que la tienen embolsada.

La soja texturizada se ha popularizado mucho y la encontramos en diferentes formatos y tipos,

Receta de albóndigas de tofu y proteína de guisante

Ingredientes para 2 raciones

  • 40g de proteína de guisante texturizada
  • 135g de tofu firme
  • 40g de aceite de oliva virgen (2 cucharadas soperas)
  • 2 cucharadas soperas colmadas de germen de trigo o de harina de garbanzo
  • Para enharinar/empanar: harina de garbanzo, pan rallado, harina de almendras.
  • Agua o caldo de verduras para rehidratar el guisante texturizado
  • Opcional: salsa de soja y 1 cucharada de ajo en polvo o de el mix de especias que más nos guste.

Opcional: Marinado para el tofu:

  • tamari o salsa de soja
  • 1 cucharada de aminos de coco
  • 1 cucharadita de postre de ajo en polvo
  • 1 cucharadita de postre de jengibre en polvo
  • 1 cucharadita de postre de chile en polvo o en copos

Para hacer el marinado, puedes seguir los pasos de este artículos sobre marinados para garbanzos.

Indicaciones

  1. Rehidratamos el guisante texturizado curbriéndolo de agua o caldo bien caliente. Aquí podemos añadir una cucharada de salsa de soja o el líquido marinado del tofu.
  2. Si es de grano pequeño, en pocos minutos tendremos el guisante texturizado completamente tierno.
  3. Lo escurrimos muy bien, presionando contra el escurridos todo lo posible. A menos líquido, mejor.
  4. Dejamos que se atempere en el escurridor encima de un bol para que acabe de soltar líquido.
  5. Mientras, en un bol mediano, ponemos el tofu (que puede ser marinado) y lo aplastamos con un tenedor.
  6. Añadimos el aceite de oliva y las dos cucharadas de germen de trigo o de harina de garbanzo.
  7. Mezclamos todo bien e incorporamos el guisante texturizado lo más escurrido posible.
  8. Nos tiene que quedar una masa nada liquida, muy manejable y que no sea pegajosa.
  9. En el caso de no haber escurrido bien la proteína texturizada, habrá que añadir más germen de trigo, aunque os recomiendo directamente aquí poner harina de garbanzo, a cucharaditas, hasta obtener la textura deseada.
  10. Es conveniente enfriar la masa y dejarla reposar al menos 2 horas en la nevera. También se puede congelar con las albóndigas hechas.
  11. Una vez tengamos la masa fría y reposada, hace las 8 albóndigas. No os recomiendo hacerlas más de 8 con esta masa, pero si que las podéis hacer de tamaño más pequeño y os quedarán igual o mejor.
  12. Enharinamos o empanamos ,eligiendo lo que más convenga. Puede ser pan rallado u obciones sin gluten como harina de almendras o harina de garbanzo.
  13. Las podemos hacer al horno, a la plancha o fritas. En el caso de hacerlas fritas, la sartén y el aceite han de estar muy calientes.
  14. En el caso del horno, lo podremos a 180ºC y tendremos que voltear para que se hagan bien. Os recomiendo en este caso pulverizarlas con aceite de oliva, con un spray de aceite, para que os queden con mejor color.

Aunque se pueden disfrutar con salsa, aquí podéis ver una opción más veraniega, con ensalada y verdura salteada.

Plato único con albóndigas de tofu y proteína texturizada

Bitterballen veganas, el bocadito holandés ideal para el vermut

bitterballen veganas

Las Bitterballen veganas son unas de esas comida ideales entre trago y trago de cerveza. Pero no has de ser un fan de la cerveza belga, ni siquiera beber alcohol, para que te apetezcan como aperitivo.

No se trata de una receta sofisticada, pero nunca está de más veganizar uno de los éxtios gastronómicos del país de las croquetas.

Se trata de unas bolitas que van rellenas de carne picada muy pequeña, que podemos hacer con cualquier proteína vegetal que nos guste. Aunque os aconsejo utilizar soja o girasol, para que se puedan notar los trocitos y no morder «paté».

Las bitterbattern se suelen dipear en una salsa de mantequilla y curry. A mi me gusta más hacer una salsa líquida y que vayan bañadas. Hay muchas opciones, ya que también se puede hacer una veganesa de curry.

Receta de Bitterballen veganas

Ingredientes

  • 150 gramos de soja texturizada en seco
  • 40 gramos de harina
  • 30 g de margarina
  • 1 cucharada rasa de margarina
  • 1/2 taza de caldo vegetal
  • 1 cucharada de tomate doble concentrado
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharada colmada de harina de garbanzo
  • 2 cucharadas soperas rasas de lino
  • 6 cucharadas soperas de agua
  • 2 cucharadita rasa de curry en polvo
  • 1 cucharadita rasa de pimienta negra molida
  • 1 cucharadita rasas de sal
  • 1 pizca de nuez moscada
  • 1 cucharadita de maizena
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva
  • Agua
  • Pan rallado, miga de pan o panko

Indicaciones

  1. Empezamos haciendo el huevo vegano: batimos el agua y las semillas de lino y lo dejamos reposar al menos 15 minutos. Puedes moler las semillas por separado si tienes molinillo eléctrico.
  2. Hidratamos la soja texturizada en agua caliente el tiempo que haga falta o nos indique el paquete.
  3. En un bol, ponemos la soja texturizada, la salsa de soja, 1 cucharadita de curry, la cucharada de y el huevo vegano. Mezclamos bien.
  4. Incorporamos la harina de garbanzo. Nos tiene que quedar una masa que no enganche y no tenga líquido.
  5. Una vez tenemos la masa lista, podemos hacer bolitas pequeñas, de dos bocados.
  6. Empanamos las bolitas.
  7. Lo habitual es freírlas en abundandte aceite, pero también se pueden hacer al horno o en la sartén con poco aceite y paciencia.
  8. Para la salsa: en un cacito, ponemos el caldo, la margarina, 1 cucharadita de sal, 1 de curry, la pimienta y la nuez moscada.
  9. A fuego bajo removemos y dejamos que vaya reduciendo.
  10. Podemos añadir una cucharadita de café de maizena para espesar.
  11. Se sirven las bolitas recién hechas con la salsa calentita por encima.
Processed with VSCO with hb1 preset