Soy la vegana gorda

Soy la vegana gorda. No, no soy la única persona que siendo vegana tiene sobrepeso u obesidad. Pero seguramente soy la instagrammer vegana que poniendo fotos de comida saludable tenga más celulitis y el culo más gordo. Ahora mismo esto es así y no se puede hacer mucho a corto plazo.

Hay varios temas sobre los que he reflexionado desde que hace algunos meses, en verano, puse algunas fotos mías de cuerpo entero. En la playa. En bikini. Justo cuando había vuelto a ganar peso. Es decir, estando, a nivel de grasa y musculatura, peor que nunca. Lo hice porque soy consciente que cuerpos como el mío son muy poco habituales en Instagram y mucho menos si estamos hablando de alguien que, además de vegana, está catalogada como healthy. Tengo muy claro que ni el sobrepeso ni la obesidad son saludables, pero flagelarse por tener una condición física concreta tampoco lo es.

¿A que viene esta entrada en enero, y no hace seis meses?

Pues que fue poner la típica imagen de las 9 fotos con más Me gusta, donde salen esas fotos mías en la playa, y volver a salir algunos comentarios al respecto.

Una foto publicada por Mi Dieta Vegana (@midietavegana) el

Quererse y aceptarse es necesario también para tener una vida saludable. Que no se nos olvide nunca. Cuidarse de verdad nace del amor por una misma, no de la obsesión por la báscula o por la vergüenza de la talla. La salud, que para mi es primordial en la vida, es un todo. La parte de cuidados emocionales y psicológicos la descuidamos, por desgracia, muchas veces.

El problema de la imagen es que soy vegana y gorda. Recibí muchos comentarios ofensivos por la primera foto así colgué este verano. Personas que no se podían creer que fueses vegana con ese cuerpo, que aseguraban que comía a escondidas o que hacía dos días que era vegana y que todo era producto de las hamburguesas que me había comido. La verdad del porqué tengo el sobrepeso que tengo comiendo lo que como no la sabe ni mi dietista ni mi doctora digestiva, pero hablar en las redes sociales ya sabemos que es gratis. Que tengo una capa de grasa y debajo un montón de músculo lo dejamos ya si eso para otro día.

El problema es bicéfalo: por un lado, la gordofobia, y por el otro, la asociación que se hace del veganismo como dieta para perder peso. Al final es una imagen que está ahí, en la cabeza de la mayoría, porque si vamos a las redes sociales y miramos personas veganas con muchos seguidores veremos, en general, cuerpos delgados, a veces musculados, otros no, pero delgados y normativos en su mayoría.

Así que sí, lo habitual es que la población que es vegana y vegetariana no sufra tanto de obesidad y sobrepeso. Pero eso no quiere decir que no existamos.

El veganismo no es un dieta, y si lo es hablamos en términos culturales y lo podemos discutir otro día, no de pérdida de peso, no a nivel sanitario o salud, y nos tenemos que meter en antropología. Las personas veganas llevamos una dieta 100% vegetal, es decir vegetariana. Pero por ser vegetariana no se pierde peso directamente. Se puede ser vegana gorda, como se puede ser vegana y ser deportista élite. El veganismo no implica de forma automática dieta saludable o deporte, implica ética y conciencia hacia los animales no humanos.

Es cierto que todos los estudios comentan que una dieta vegetariana saludable, ya que de por sí no tiene porqué serlo, permite a las personas que lo son mantener un IMC más bajo que a la población general, y con ello dentro de lo que se llama “normopeso”. Eso que en la calle decimos estar bien, o estar delgada. Aunque a veces estamos en normopeso y nos digan que estamos gordas. Ya sabemos que tenemos unos cánones de belleza un poco insanos por estas latitudes.

Claro que aquí entra la gordofobia. Al final, Instagram va de fotos bonitas a los ojos de los demás. La belleza está en los ojos del que mira, dicen. Una foto en bikini nos expone a la opinión de todo el mundo. Así que es más que normal que muchas personas no quieran sufrir el ataque de trols y desconocidos. Es normal que muchas chicas prefieran no exponerse cuando su cuerpo no es lo que los demás esperan. ¿Y que parece que muchas personas esperaban de mi? Una chica delgada y sin celutitis.

Una persona con inseguridad física lo último que necesita es una horda trol insultándole de la forma más cruel. Así que nos encontramos con un montón de chicas delgadas, veganas, saludables en bikini. Y claro, parece que alguien con sobrepeso tipo II no pueda alimentarse solo de vegetales. Mis lorzas no pueden ser veganas para algunas personas. O debe ser que soy muy vaga, o es que en realidad como mucho y a escondidas. Empieza de nuevo el bucle. La cuestión es juzgar a alguien porque sí, porque está gorda.

Playa bikini gordobofia

Otro de los problemas es que, además, se relaciona muchas veces a las dietas vegetariana con los Trastornos de Conducta Alimentaria. Aunque no haya evidencia científica. Aunque se estén haciendo estudios ahora, cuando hay población suficiente e interés en ello.

Es cierto que una de las estrategias que usan algunas personas son TCA para no comer ciertos alimentos es decir que son vegetarianas. También es posible que haya personas que disfracen su ortorexia (obsesión por comer saludable, hasta el punto de no poder comer prácticamente nada) con el veganismo. Sí que es cierto que las dietas estrictas hipocalóricas son factores desencadenantes. Ahora bien, tratar el vegetariasmo como factor de riesgo es como hacer lo mismo con la dieta mediterránea. Hay que distinguir una cosa de la otra. Como hay que distinguir correlación de causalidad.

Además, tristemente, las personas que con más odio me comentaron ni siquiera eran vegetarianas o veganas. Les debió parecer divertido convertirse en haters del veganismo metiéndose con una vegana gorda.

Yo no sé en qué peso estaré la próxima vez que me haga una foto así, pero no voy a dejar de ponerla por miedo a los comentarios. Soy mucho más que el peso que me marca la báscula. Y más que una cuenta en Instagram.

  • Aida BVB

    Qué triste que hayas tenido que leer esos comentarios negativos, pero la verdad que me da más pena de esa gente que habla sin saber y con ganas de hacer daño. Ole tu.

    • Es una tristeza también por toda esa gente que se corta por miedo a lo que pueda pasar, a los comentarios. ¡Gracias!

  • lenn1ta

    Mil gracias por este artículo, somos muchos veganos con sobrepeso. La gente no termina de entender que no se es vegetariano para perder peso (en muchos caso es por salud que deriva en entendimiento y respeto) sino por empatía y respeto a los animales no humanos. Es una pena que la sensación de impunidad de las RRSS invite a estas personas a decir las barbaridades que sueltan sin siquiera pensar que a quienes se dirigen es a otro ser humano. Un fuerte abrazo Marta, no estás sola ☺

  • Athomika

    Te felicito, necesitamos cultivar más nuestro amor propio para permanecer estoicos cuando situaciones como esas ocurren, por alguna razón la gente tiende a sacar cada vez más sus frustraciones en redes sociales volviéndose agresivas. En fin, tú, muy bien. 👏

  • Pau Fonse

    Iba a comentar que dónde está el problema, pero claramente el problema está en la cabeza de esas personas que hicieron comentarios ofensivos. Me gusta que tú tengas las cosas claras y tus publicaciones o tu visión de ti misma vayan en función de lo que mande la norma social.Yo veo en esas fotos a una mujer feliz (¡con un pelo super chulo!), y eso es lo que importa. Yo soy vegana hace tres años, y tengo la misma constitución “flaca” desde siempre… pues ahora es culpa del veganismo, que soy anoréxica y me voy a morir. En fin, la necesidad de opinar en internet, una lástima que siga siendo gratis. Sigo tu blog hace meses (en IG soy GreenNeuronFamily) y me encanta leer tus posts, sigue así 🙂

  • CeLia CeLpReiNa

    Es realmente penoso que existan hordas de troles dedicadas a insultar gratuitamente, tratar de ofender y molestar a otros, ya sea por el peso, la cara, la ropa, o el lunar del pie. Cualquier cosa les vale a esa gente para soltar basura por la boca sin tener ni idea de nada, básicamente. Sigue comiendo sano y rico, sigue disfrutando de ti y de tu cuerpo (y enseñando todas las fotos que quieras) y sigue pasando de gente ignorante. Qué hartura de personal! (y ole ese cuerpazo tuyo)

    • Pues sí, es un desastre que Internet se haya convertido en esto, pero hay que seguir al pie del cañón aportando 😀 Gracias

  • andre83

    Eres VALIENTÉRRIMA!!

  • ¡Eres inspiración! Yo soy la gorda en #normopeso.

    • ¡Tía si tú estás estupenda! <3

      • Me han llamado siempre gorda aunque jamás haya tenido sobrepeso… no llamaría jamás gorda absolutamente a nadie, con o sin sobrepeso, pero es una realidad que he vivido. Por eso alucino con el aguante y la valentía de personas como tú. Y la ignorancia de toda esa otra gente, claro. Eres una crack. <3

  • Ziortza Gartzia Basarte

    Aquí otra! Hice hasta un video en mi canal de YouTube hablando de este tema… hasta el toto oiga

    • Ziortza Gartzia Basarte

      Por cierto, en Instagram soy Velestariana 😊

  • La MaLo Roller

    La bascula tal vez te diga sobrepeso… yo veo solo celulitis y esta la provoca un mal funcionamiento de nuestro organismo. A mi hermana empezar ha hacer ejercicios de fuerza le ayudó mucho, fibras y reafirmas, pero tampoco se elimina del todo. No es una recomendación ni nada; tan solo es lo que hizo mi hermana porque ella quiso sentirse mas agil, y ya está.

    • Lo cierto es que me lo dice la dietista y el médico 🙂 La celutits es una cosa pero la cantidad de grasa que tengo es sobrepeso.

      • La MaLo Roller

        La grasa basal es mala, en eso estamos deacuerdo pero, resulta insultante la palabra “sobrepeso” segun las tablas, porque sé de personas que en las revisiones medicas de empresa les han marcado sobrepeso tan solo guiandose por la bascula, no les han medido el grueso de grasa como te lo deben mirar a ti, supongo y espero.
        Las tablas te marcaran sobrepeso, pero yo veo algo de grasa basal, problemas de retención de líquidos en las piernas y celulitis. Nada que no pueda mejorarse si se hace ejercicio, que es la otra principal forma de querernos, cuidarnos y mimarnos.
        Besos y abrazos.

        • Pues tengo bastantes cosas más, por desgracia. Pero lo bueno de tener conocimiento del diagnóstico es que puedes gestionarlo mejor, y focalizar tu lucha y tus energías en lo que da resultado 😀 Un abrazo

          • La MaLo Roller

            Y lo que te sobra a raudales es la simpatía y la alegría. No las pierdas que es la mejor terápia para las pruebas duras que nos pone la vida. Serviras de ejemplo sin proponertelo, y sin enterarte ayudaras y motivaras a otras personas; sé que no es tu propósito, pero la naturaleza humana hace que nos fijemos en otros para tomar ejemplo y lanzarnos en nuestras personales luchas. Que grande eres!

  • Muchos veganos no son delgados. La idea de que ser vegano implica ser delgado es sólo un estereotipo surgido del prejuicio de que ser vegano implica llevar una alimentación muy restrictiva y austera en términos de calorías y nutrientes. Nada que ver con la realidad. Te felicito por el artículo y me alegra que ayudes a aclarar este punto. Si bien, me gustaría aportar un pequeño inciso respecto del texto, señalando que el adjetivo “vegetariano” no equivale a vegetal o 100% vegetal. El vegetarianismo es una dieta que proscribe el consumo de carne. Nada más. El vegetarianismo por definición acepta explícitamente el consumo de lácteos, huevos y miel. Por tanto, no sería correcto usarlo como sinónimo de dieta vegetal. Sé que el término mismo induce a confusión, pero la definición del concepto no ha cambiado desde 1847. De hecho, el veganismo surgió inicialmente como una disidencia de vegetarianos que entendían que no sólo la carne merecía rechazo sino también los lácteos y otros productos que implicaban explotar a los animales. Lo cuenta Donald Watson en el primer boletín de la *Vegan Society*.

  • Carlos Gracia

    Hola vegana gorda 😉
    recibe un cariñoso saludo de un flacucho que tampoco come animales.
    Un abrazo,
    Carlos

  • Jesica Winitzky

    Tu cuerpo es muy parecido al mío, toda mi vida pensé que era gorda, y luego de más de 20 años de búsqueda llegué al diagnóstico de que lo mío era otra cosa, tengo una enfermedad o desorden de las células grasas que se caracteriza por esa acumulación desproporcionada en piernas y muchas veces en brazos. Se llama lipoedema / lipedema y quizás sea lo que tu tienes… Búscalo en google… Que no te tome 20 años descubrirlo.