Soja texturizada, la carne picada vegetal

No es que use la soja texturizada cada día, ni mucho menos, me gusta espaciar el consumo de soja en el tiempo, para no abusar de ella. Pero siempre tengo en casa, en su correspondiente bote hermético, para esos días en los que parece que la despensa y la nevera están vacías.

¿Qué es?

Se trata de un producto procesado de la soja que se vende en tiendas especializadas y que puede hacernos la vida mucho fácil.

soja-texturizada-gruesa-bote

Soja texturizada gruesa

La podemos encontrar en diferentes presentaciones: filetitos, trozos grandes o pequeños, tiras cortezas… Pero las más habituales son la soja texturizada gruesa (con forma de bolitas) de diferentes tamaños y la soja texturizada fina. La podemos encontrar en en tiendas especializadas, en herbolarios y también en tiendas online, como Veggieroom.

¿Para qué la utilizamos?

Queda claro que es un producto de la soja. La soja es una legumbre, y en la mayoría de sus presentaciones, como en este caso, una de sus cualidades más apreciadas es el aporte de proteína.

Una de las mejores cosas de la soja texturizada es que absorbe los sabores con mucha facilidad cuando la rehidratamos. Por lo tanto, muy versátil y puede favorecernos si queremos veganizar nuestros platos favoritos.

La presentación va a marcar que haremos con el producto sin duda. Si bien hay gente que se la come sin hidratar, aprovechando el efecto crujiente, la soja texturizada fina es ideal para boloñesas o para hacer hamburguesas, la gruesa para aquellos platos donde necesitemos “carne picada”. Lo cierto es que yo también la añado a las cremas.

crema-con-soja-texturizada

¿Cómo la utilizamos?

Todas mis recetas de soja texturizada empiezan igual: calentamos agua o caldo vegetal suficiente para hidratar la soja texturizada. El grosor y el tipo de soja marcaran el tiempo que esta necesite para estar tierna. Si utilizamos un caldo gustoso, absorberá ese sabor y nos quedará mucho más rica.

En mi caso, me gusta hidratarla y pasarla después por la plancha, para marcarla. Antes de eso, la escurro bien y en un bol, añado un par de cucharadas de aceite y especias al gusto y lo mezclo todo bien con las manos. Hay muchos preparados de especias que podéis utilizas, como las típicas “especias de pollo”, que son las que de verdad le dan ese sabor a la carne animal, o ponerle un toque diferente con garam masala.

Algunos tipos necesitan cocerse unos minutos porque están muy duros. Otros, como la fina, no necesitan la rehidratación si la metemos en una salsa calentita

Receta de fasa boloñesa de soja texturizada

Ingredientes:

  • 200 gramos de soja texturizada fina o gruesa de grano pequeño, deshitada
  • 40 g de pasta de tomate doble concentrado
  • 2 zanahorias grandes
  • 1 cebolla grande
  • 1/4 de apio (unos 150 grs)
  • sal
  • pimienta
  • 1 pizca de tomillo molido
  • 2 cucharas de aceite de oliva (unos 30 gr)
  • agua caliente
  • caldo de verdura (opcional)

Preparación:

Empezamos hidratando la soja texturizada en agua caliente o en caldo en caldo. Si se trata de la gruesa, recomiendo escurrirla, impregnarla de especias y marcarla en la sartén con un poco de aceite. Si se trata de la fina, no hace falta seguir este paso y se pone directamente en el momento indicado más adelante.

Mientras la soja se rehidrata, seguimos preparando otros ingredientes. Es el momento de picar en dados muy pequeños los vegetales frescos. A más fino, mejor. Rehogamos los daditos de verduras con el aceite, unos 15 minutos, a fuego bajo.

Añadimos la soja y mezclamos bien. Si se trata de la gruesa ya estará marcada y la fina no lo necesita. Añadimos también la pasta de tomate doble concentrado.

Cubrimos con agua caliente o templada. Tiene que haber un dedo de líquido a partir de la mezcla, que iremos evaporando. Añadimos la sal y la pimienta y si nos apetece, especias. La versión más clásica lleva clavo, pero yo me inclino por el tomillo y el orégano.

Bajáis el fuego al mínimo, tapáis la olla y dejamos que se cocine. Para llegar a tener la textura adecuada, es posible que estemos una hora o dos. Si subís el fuego estará antes, pero tendréis que ir dándole vueltas a tope para que no se queme y no quedará tan rica.

pasta-con-bolonesa-de-soja-texturizada

Recomendaciones

El tomate solo se da unos pocos meses del años, así que la pasta de tomate concentrado es una opción muy digna, a la par que cómoda. Además, podéis encontrarla de tomate ecológico y envase reciblaje.

La cantidad de agua y soja varia según el gusto de cada uno, el tipo de soja y la marca, así que las medidas son orientativas.

Esta receta es ideal para hacer un domingo tarde, dejar enfriar y reposar la salsa, guardar una parte en la nevera para el día siguiete y hacer unos túpers para congelar.