Puré de calabacín con patata

Mi hermana me ha pedido que publique algunas recetas muy sencillas tal y como yo las hago. Así que vamos a empezar por el puré número uno de mi Instagram. La calabaza y el calabacín son dos grandes productos para la cocina de otoño. El puré es la opción más sencilla y rápida de comerlos.

Ingredientes:

  • 3 Calabacines grandes
  • 1 cebolla mediana o grande, al gusto
  • 1 puerro (usaremos la parte blanca)
  • 1 patata
  • sal
  • agua
  • aceite de oliva
  • opcionales: pimienta, jengibre, cúrcuma

Procedimiento

Pelamos y limpiamos la cebolla y el puerro, cortamos a dados. Lavamos bien los calabacines, quitamos el culo y el rabo, y pelamos al menos la mitad de cada uno. Podemos pelarlos por completo si queremos, pero nos quedará más blanco el puré.Par ami dejarlo sin pelar no es una opción.

Cortamos el calabacín en trozos medianos.

Pelamos la pata y la cortamos a dados. La reservamos.

Empezamos por el sofrito. Ponemos una olla (donde nos quepa todo) a fuego medio con un poco de aceite de oliva, cuando esté caliente ponemos la cebolla y el puerro, cuando estén dorados ponemos el calabacín, vamos removiendo durante 8 minutos intentando que no se queme nada, a fuego bajo.

Ahora vamos a cocerlo todo, así que añadimos la patata. Añadimos medio litro de agua, ponemos un fuego medio y tapamos. Dependerá de nuestra cocina, debemos vigilar que no se salga el agua, que no se consumas y que no se queme el fondo.

A mi me cuesta esto de los tiempos de cocción. Si la pata está cocida, es que el calabacín también lo está, contamos entre 20 minutos y media hora. Que no se quede sin agua, que si se nos quema la liamos. Siempre es mejor añadir un poco (a poder ser calentita, de un cazo o un hervidor)

Lo trituramos todo, y aquí para que ligue es importante ponerle un chorro de aceite de oliva virgen. Salpimimentamos y añadimos las especies que más nos gusten.

A veces es complicado saber si queda o no mucho líquido en la olla antes de meter la turmix y si nos va a quedar sopa o puré. Lo que suelo hacer es quitar líquido con un cazo y guardarlo, y añadirlo si hace falta. Es un caldo que si no usamos para el puré lo podemos añadir para cocer cualquier otra cosa y dar sabor. Es una pena tirar el caldo de la cocción y luego ver que hemos hecho corto y tenemos que poner agua.

Para acabar podemos poner unas semillas por encima al servir, tengo predilección por las de cáñamo por las proteínas que aporta.

Puré de Calabacín