¡Preparada! Básicos para el preoperatorio de la cirugía de lipedema

Preoperatorio de cirugía de lipedema

El preoperatorio de la cirugía de lipedema no tiene nada de complicado. Es importante que tengamos en cuenta que, al igual que la intervención, ni el pre ni el postoperatorio ni los cuidados que deberemos tener el entran necesariamente por la seguridad social.

¿Cómo empezamos?

Deberemos prever que o bien contamos con un seguro médico que nos lo facilite, o bien pagamos de forma puntual todo lo que vamos a necesitar. Por comodidad, hace ya meses, contraté un seguro médico que me ha hecho la vida bastante más fácil a la hora de programar las pruebas de preoperatorio desde Barcelona.

Una vez tengas el diagnóstico y el tratamiento, es posible que te recomienden la cirugía. Como recomendación general, date un tiempo para pensártelo bien, escoger una fecha adecuada y adaptar tu vida a todo lo que va a venir.

Yo lo tenía muy claro porque reposé toda la información hace tiempo, así que ya salí con la idea clara de operar, solo me quedaba decirme donde. Igualmente, tenía mi carpeta de Med-Plast Madrid con todo absolutamente indicado y me ha resultado muy sencillo conseguir las pruebas mediante mi mutua de salud. Hay un tiempo de validez de las pruebas y es posible que no te sea posible conseguirlas por la seguridad social. En la mayoría de hospitales, si no tienes mutua, te ofrecen realizarte todas las pruebas por un precio cerrado. Si estás en esas situación, en la que no puedes acudir a tu médico de família para tratar el lipedema ni tienes mutua, no dudes en consultarlo a tu cirujano.

Lipedema

Preoperatorio de la cirugía de lipedema

En la consulta que realices, además de la valoración concreta de tu caso, te indicarán el número de intervenciones que necesitas, que también puede ser ninguna. En el caso en que sea clara la necesidad de cirugía y quieras dar ese paso, se te dará toda la información de cómo es la operación y tendrías que tener una carpeta con documentación donde se te indicarán las pruebas de preoperatorio de cirugía de lipedema necesarias.

Las pruebas

Si eres una personas sana y sin otras patologías, las pruebas más habituales en España para la primera cirugía son:

  • Analítica de sangre de preoperatorio. No es la analítica de control que pide tu médico de cabecera una vez al año, en este caso se piden otro valores que tiene que ver con la coagulación o el hierro, por ejemplo. Te especificarán que necesitan.
  • Electrocardiograma. Tanto el papel del electro como el informe, por si acaso.
  • Una radiografia de tórax de preoperatorio.
  • Ecodopler e informe del vascular en el caso de las operaciones de piernas. Si hay varices problemáticas, se deben operar antes y que el vascular nos asegure que se puede seguir adelante una vez curadas las piernas.
  • Valoración del anestesista.
  • El consentimiento firmado. Es un trámite necesario que no podemos olvidar, ya que es necesario para que podamos entrar en quirófano.
  • Con parte de esas pruebas deberá verte el anestesista y dar el visto bueno

En el caso de que además tengas otras patologías, es posible que se añadan otras pruebas, algo que tiene que valorar el cirujano.

Deberás tener en cuenta tanto la ropa que has de llevar para la noche de ingreso en el hospital (piensa en el edema que se genera post operación en brazos y manos, o en piernas y pies). Importante recordar que antes de la operación hay medicamentos que no podemos tomar, como la aspirina, ni tampoco podemos utilizar cremas corporales.

Aunque no sea algo propio del preoperatorio, muchos cirujanos estipulan el número de cirugías en función del peso que tengamos. Suelen tener un límite de extracción de grasa, en función de nuestro peso. Además, si pesas más de 75 u 80 kilos, es muy probable que se añada alguna intervención más debido a ese límite. En mi caso, el Dr. Burgos de la Obra me recomendó 3 operaciones. Si mi peso corporal fuese superior a 80 kilos, con seguridad me hubiera recomendado 4, 3 de piernas-muslos y una de brazos.

También hay que tener en cuenta que las intervenciones son mucho más efectivas si la mayoría de grasa que acumulamos en extremidades es debida al lipedema. Por lo tanto, en algunos casos es posible que sea conveniente seguir una dieta específica y controlada para bajar los quilos de grasa no lipedémica.

Las medias

En el caso de los brazos, no es necesario el tratamiento de compresión antes de la operación, pero las piernas es absolutamente imprescindible.

Por lo tanto, como parte del preoperatorio necesitaremos estar un mes con las medias de compresión puestas durante el día. Estas medias de compresión de tejido plano han de ser a medida. Su precio ronda los 400e y son las que usan también las paciente de linfedema. Es decir, hay pacientes a las que sí que les entra una subvención de la seguridad social para sus medias. El rehabilitador o el vascular, si está actualizado, te las puede pautar y por lo tanto en esos casos irán con receta.

Una vez te operes te van a hacer falta otras para el post, porque ese par ya no comprimirá de forma suficiente. Así que cuenta que puede necesitar 2 pares por operación de medias.

Acorta el postoperatorio

Otra cuestión importante, que no es una tarea del preoperatorio pero sí debemos prever son los drenajes linfáticos manuales. La primera semana después de la operación nos tienen que realizar dos o tres drenajes linfáticos, el primero dos días después de la intervención. Será el especialista el que nos vaya pautando cuando ya solo necesitamos uno y cuando ya hemos acabado. La primera sesión puede durar de dos horas hasta tres, aunque si es con el método Godoy incluso 5. Por lo tanto, hay que preveer bien el tiempo que vamos a tener que invertir.

Buscar la persona o el centro donde nos lo realicen es algo que debemos hacer con tiempo.

Y aquí lo tienes en versión vídeo, después de pasar por una cirugía: