Patatas gajo de verano

Las patatas gajo de verano son mis patatas de todo el año, pero las llamo así porque en esta época del año definitivamente no enciendo el horno más que 2 veces. Una de ellas, para hacer la coca de San Juan.

El horno, desde que vivo por mi cuenta, es algo que solo se pone si hace verdadera falta y se aprovecha bien. Así que en verano, con la necesidad de comida y recetas frescas, no es una opción encenderlo.

No encender el horno no implica renunciar a comer las típicas cosas que se harían al horno. Simplemente, hay que cambiar la técnica de cocción. Por supuesto, el resultado no es el mismo. Tampoco es lo que buscamos.

Receta de patatas gajo de verano

Sí, le llamo receta, pero no, no es realmente una receta. Esta es una forma de hacer las patatas, y otros vegetales, muy útil.

En el caso de las patatas, hay dos fases. Idealmente, si tenemos tiempo (o precisamente porque no tenemos) aprovecharemos para enfriar las patatas de la primera cocción al vapor y conseguir que se conviertan en un maravilloso prebiótico.

Sobre este tema, el almidón resistente, me extendí en una newsletter de hace semanas.

Ingredientes

  • Patatas
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra molida
  • Ajos en polvo
  • Sal

Podemos hacer una mezcla de pimientas molidas, pimentón de la vera dulce y romero. También le podemos añadir un poco de chili picante o de pimentón de la vera picante.

En la foto veis al versión más sencilla, solo con pimientas negra molida.

Indicaciones

  1. Escogemos patatas que sean del mismo tamaño.
  2. Lavamos muy bien las patatas y no las pelamos ni las cortamos.
  3. Las metemos en una vaporera (las hay para microondas pero también de las que se acoplan a las ollas) y las cocemos al vapor. En el microondas, las patatas medianas se hacen en 8 minutos, las grandes en 10.
  4. Esperamos a que estén atemperadas y las metemos en la nevera. De un día para otro, a poder ser, en un táper cerrado. Este paso os lo podéis saltar, pero a mi me parece muy útil hacer un kilo de patatas al vapor y dejarlas en la nevera para tener unas raciones los días siguientes.
  5. Cortamos las patatas a gajos conservando la piel.
  6. Ponemos una sartén a fuego medio con unas cucharadas de aceite de oliva.
  7. Las echamos a la sartén, teniendo en cuenta que solo las queremos dorar.
  8. Hacemos primero un lado del gajo, luego el otro lado y finalmente las ponemos sobre la piel.
  9. En este momento, salpimentamos y añadimos especias.
  10. A mi aquí me gusta esperar un poco a que se hayan pegado las especias, con el fuego apagado, y revuelvo un poco las patatas en la sartén.
  11. Servimos.
  12. Podemos corregir de las especias que queramos. Personalmente, es creo que le queda bien un poco de romero seco en hoja por encima.

Aquí la versión más sencillita de las mismas. Para mi, lo importante es tener las patatas listas en la nevera. Así la parte de plancha se hace mientras cocinamos otras cosas.

Plato con patatas gajo de verano
Patatas gajo de verano, perfectas como acompañamiento