Pastelitos de patata rellenos veganos

pastelitos de patata rellenos veganos

Los pastelitos de patata rellenos veganos son muy fáciles de hacer y se pueden rellenar de mil cosas. La masa se parece mucho a la que hice para los gofres de patata veganos.

Podéis hacer una bechamel espesa y ponerlo lo que os guste. A mi que me encantan las setas, así que una gran opción es hacerla de champiñones. He preferido hacerlo algo más sano, ya que el pastelito de patata lleva harina.

También es una receta ideal para reaprovechamiento, con esa media cebolla o ese calabacín que ronda por la nevera. Añade algo de proteína como tofu o semillas de cáñamo y tendrás parte de la comida solucionada.

Si usáis una harina que no contenga gluten, simplemente para esperar más, no hace falta levadura de ningún tipo. Tanto la harina de maíz o de arroz funcionan muy bien aquí. No os recomiendo la harina de garbanzo, que tiene un sabor muy fuerte.

Receta de los pastelitos de patata rellenos veganos

Ingredientes para 4 pastelitos

Para la masa

  • 160 g de patata cocida
  • 100 g de harina integral de trigo
  • 2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen
  • 3 cucharadas soperas de caldo vegetal
  • Media cucharadita de levadura química
  • Una cucharadita rasa de ajo en polvo
  • Una cucharadita rasa de pimienta molida
  • Una pizca de sal
  • Aceite de oliva para hacerlos a la plancha o para pintarlos en caso de horno.

Para el relleno

  • 100 g de champiñones
  • 50 g de tofu
  • Media cebolla picada
  • 2 cucharadas de salsa de tomate casera
  • 1 cucharadita de pimienta
  • 1 pizca de sal
  • Aceite de oliva

Indicaciones

  1. Empezamos por hacer la masa de los pastelitos. Hacemos puré con la patata, añadiendo el aceite y el caldo de verdura frío. La mejor forma es con patata hecha al vapor muy blandita.
  2. Tamizamos la harina, le añadimos la sal y la levadura química si la harina que estamos utilizando tiene gluten.
  3. Añadimos la harina con la levadura al puré de patata y mezclamos con las manos, amasando.
  4. Tiene que quedar con textura de bola de masa de pan.
  5. En el caso de que la harina no se integre, añadir caldo o agua a cucharadas, mientras mezclamos.
  6. Dejamos reposar la masa en un lugar más bien frío, lejos del calor, mientras preparamos el relleno.
  7. Limpiamos los champiñones y los cortamos a dados pequeños, igual que la cebolla.
  8. En una sartén, a fuego medio y con una cucharada de aceite de oliva, pochamos la cebolla.
  9. Añadimos los champiñones y una pizca de sal, y usamos una tapa para que se hagan mejor.
  10. Desmigamos el tofu y echamos a la sartén, junto a la salsa de tomate y el romero. Añadimos un poco de agua si es necesario, dos dedos de un vaso.
  11. Una vez haya quedado un salsa consistente, apagamos el fuego y dejamos enfriar.
  12. Con un cuchillo, partimos la masa en 4 partes.
  13. Cada una de ellas la partimos en dos, pero una más grande que la otra.
  14. Hacemos un bola con esas partes y las aplanamos.
  15. En la más grande ponemos el relleno y la tapamos con su pareja. Cuidado con no excedernos con el relleno, se tiene que poder cerrar bien.
  16. Cerramos y damos forma de medallón a los pastelitos. Hay que tener cuidado al manipularlos y darles mimo.
  17. En una sartén caliente, ponemos un poco de aceite de oliva.
  18. A fuego medio, cocinamos los pastelitos con tapa, volteándolos para que se doren por los dos lados. Para que se hagan bien, usa la tapa al inicio, de esta forma el «bollito patatero» quedará cocido.
  19. Otra buena idea es hacerlos al horno a 180ºC. Estarán listos cuando estén dorados.
Pastelitos de patata rellenos veganos

Este es un ejemplo de pastelitos de patata rellenos veganos. Podemos cambiar el rellno por lo que más nos apetezca, recordando que ha de ser algo no líquido. Podemos picar la salsa o añadirle una bechamel vegana suave si queremos que sea más meloso.