Pasta con salsa de calabaza y guisantes

Pasta con salsa de calabaza y queso

No siempre nos apetece salsa de tomate y esta pasta con salsa de calabaza puede ser una buena solución para salir de la rutina en la temporada de esta hortaliza. La calabaza es muy versátil y tenemos que dejarla de verla como una mera opción para purés o tartas. Además, si las compramos enteras, podemos llegar a aborrecerla si la consumimos siempre igual. Por aquí te dejo una receta de bocaditos y otra de pastelitos a base de calabaza para salir de esa rutina.

¿Qué queso utilizar? Lo cierto es que un buen queso vegano es importante porque parte del gusto de la salsa va a depender de él. De los quesos comerciales que podemos encontrar ya fácilmente, incluso en grandes superficies, te recomiendo el bloque de Violife estilo mozzarella o equivalente.

En mi caso, tuve la suerte de tener un alijo de queso vegano artesano de Väcka, así que pude elegir. Elegí el Sain Nectaire porque así pude rayar la corteza y usar el centro cremoso para la salsa cremosa.

Receta de Pasta con salsa de calabaza y guisantes

Ingredientes para 4 raciones

  • 80-100 gr de pasta de espagueti integral por persona (o la recomendación que corresponda en cada caso)
  • 100 gr de guisantes
  • opcinal: un puñadito de queso vegano para rallado o que se pueda rallar.

Para la salsa:

  • 500 gr de calabaza cruda sin piel
  • 20 gr de aceite de oliva virgen
  • 80 gr de queso vegano
  • agua caliente de la cocción de la pasta
  • sal y pimienta al gusto

Indicaciones

  1. Empezamos por la calabaza, que es posible que tengáis ya asada.
  2. Precalentamos el horno a 180ºC.
  3. Troceamos a dado 500 gr de calabaza cruda sin piel.
  4. Colocamos la calabaza en un recipiente para horno o en la bandeja con una silicona de horno.
  5. Pintamos los trozo con los 20 gr de aceite de oliva (una cucharada sopera), mejor con un pincel.
  6. Horneamos durante unos 35 minutos o hasta que esté tierna.
  7. Mientras, cocemos los guisantes en agua caliente durante unos 7-8 minutos desde que esta empieza a hervir, que nos queden enteros.
  8. Colamos y reservamos. Si están muy cocinados, será necesario atemperarlos metiéndolos en un bol de agua frío con hielo.
  9. Cocinamos la pasta siguiendo las instrucciones del paquete, sin añadirle nada al agua.
  10. Escurrimos la pasta guardando parte del agua y la dejamos en el colador.
  11. En un bol, colocamos todos los ingredientes de la salsa, añadimos un media taza de agua de la cocción y batimos. Lo podéis hacer con el tipo de batidora que queráis, ya sea de mano (grumosa) o estilo Nutribullet (más fina).
  12. Incorporar la sal y la pimienta a la salsa, batir y probar.
  13. La textura va a ser al gusto, podéis incorporar un par de cucharadas de agua y batir.
  14. Añadimos la pasta y los guisante y removemos bien.
  15. Podemos reservar algunos guisantes para colocarlos por encima y dar un toque de color.
  16. Servimos aún caliente con el queso rallado.
Pasta con salsa de calabaza
Pasta con salsa de calabaza

No comment yet, add your voice below!


Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.