Chili sin carne, vegano y con la crockpot

Si tenéis una olla lenta, o crockpot, esta receta de chili sin carne es ideal para los días de invierno. En mi caso, tengo una crockpot de 3,5 litros, y aún me podía haber cabido más, pero no me gusta llenar.

Es importante recordar que en este tipo de ollas el líquido no se evapora, por lo que si queremos más o menos consistencia de sopa debemos decidirlo al añadir el agua. Pero al mismo tiempo, al usar soja texturizada, aunque la hidratemos, sabemos que va a absorber parte de ese líquido. No os preocupéis si queda el caldo justo y al sacar el táper de la nevera ya no queda casi líquido. Al calentarlo en sartén o cazo con algo de caldo o agua volveréis a tenerlo a vuestro gusto.

Receta de chili sin carne

Ingredientes

  • 200 g de alubias negras
  • 200 g de soja texturizada en seco
  • 400 g de tomate natural triturado
  • 1 pimiento verde italiano
  • 1 cebolla mediana
  • 2 ramas de apio
  • 5 vainas de cayena o 1 chile
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de orégano
  • 1 cucharada de pimentón, mejor no ahumado
  • 1 cucharada de comino
  • 1 cucharada de pimienta negra
  • 1 cucharada de canela
  • 1 cucharadita de Marmite
  • 5 o 6 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • Sal
  • Agua

Indicaciones

  1. Ponemos las alubias a remojar durante un mínimo de 8 horas. Idealmente, la noche anterior.
  2. Retiramos el agua del remojo, y les damos un hervor, durante 5 o 10 minutos.
  3. En una sartén caliente, con 3 cucharadas soperas de aceite de oliva, ponemos el ajo y la cebolla cortados a taquitos muy pequeños o machacados.
  4. No dejamos que se dore el ajo y la cebolla, añadimos el pimiento y el apio. Removemos.
  5. Cuando estén bien pochados, añadimos el tomate natural triturado.
  6. Removemos bien y añadimos todas las especies, menos el pimentón, y la sal. Podremos rectificar más adelante.
  7. Añadimos el sofritos al recipiente de la crockpot junto con las alubias negras, el pimentón y la cayena.
  8. Añadimos agua, cubriendo las alubias, hasta un dedo o dos máximo.
  9. Ponemos la crockpot en BAJA durante siete horas.
  10. Nos podemos con la soja texturizada. Empezamos por remojarla en agua para que se ablande.
  11. La escurrimos muy bien, y la pasamos por una sartén caliente con aceite de oliva, hasta que coja algo de color.
  12. Añadimos la soja texturizada durante la última hora de cocción de la crockpot para que coja el sabor de la preparación.
  13. Sabremos que está cuando las alubias estén tiernas.
  14. Nos podemos saltar el paso de dorar la soja texturizada y añadir con las alubias, pero entonces necesitamos añadir el mismo peso en agua para que no absorba todo el líquido.
  15. Salen unas 6 raciones generosas, perfecto para congelar o para una cena en con amigos.

Este chili sin carne lo podemos acompañar de arroz o quinoa para tener un plato completo y saciante. No os olvidéis de poner algo verde en la mesa para acompañar.

Chili sin carne vegano con arroz