Los mejores desayunos veganos en Barcelona

Los mejores desayunos veganos en Barcelona

Hoy te quiero explicar los que son los mejores desayunos veganos en Barcelona para mí. Los hay saludables, los hay caprichosos, los hay tradicionales y también los hay internacionales. Ya sabéis que a mi me encantan los desayunos, tenéis ideas para gofres, overnight oats, tostadas y mucho más en el apartado de recetas.

Barcelona fue la ciudad con más y mejores locales veganos durante un tiempo, pero Madrid no has pasado la mano por la cara. Pero es que la mayor parte de la restauración barcelonesa vive de cara al turismo y es este el que dicta gran parte de la oferta de la ciudad.

Así que esto no es una lista de locales veganos de Barcelona, algo que podéis encontrar de forma más actualizada en Happy Cow, sino de 5 desayunos que a mi personalmente me hacen muy feliz.

Mis 5 desayunos veganos favoritos

ODACOVA

Este restaurante situado en el Eixample, a pocas calles del Paseo de Gracia, y tiene muchas opciones veganas muy bien señalizadas para desayunar, comer o cenar. Las raciones tienen muy buen tamaño y la calidad-precio es ideal.

Mi favorito es el bocata margarita con queso vegano, pero también tienes tortitas, tostadas y boles de desayuno muy completos.

Atención al apartado de bebidas, porque tienen diferentes tés y cafés, y también un matcha latte buenísimo, que te pueden preparar con la bebida vegetal de tu elección.

Dirección: Carrer d’Aragó, 238, 08007 Barcelona

CHÖK

En CHÖK se dedican al chocolate: bombones, donuts, kronuts y muchos más. No va a ser la propuesta más saludable ni la que tu nutricionista quiere para el día a día. Pero es que ser flexible y poder disfrutar de un dulce indulgencia también es salud.

Aunque en todas sus tiendas tienes opciones veganas, en la tienda de Ramalleres es donde más opciones encontrarás. Desde el donut relleno de chocolate hasta las mini tartas pasando por los muffins, ahora también los kronuts. Tentaciones que puede acompañar de café con leche vegetal.

Para mi, es uno de los mejores desayunos veganos de Barcelona si lo que buscas es un donut o un pedazo de tarta a primera hora de la mañana.

Aunque suele ser para llevar, puede consumirlo en el local si encuentras espacio.

Dirección: Carrer de les Ramelleres, 26, 08001 Barcelona

Equilibrium Café

¿Y si nos apetece un desayuno inglés vegano? Si hemos viajado por Reino Unido, si simplemente hemos estado en Londres, es posible que nos hayamos tomado un desayuno inglés. Los suelen servir durante todo el día y la versión vegana es ya muy fácil de encontrar. De hecho, es ideal para hacer un brunch (eso que no es ni un desayuno ni una comida, que se queda muy entre horas).

Y es por eso que Equilibrium Café entra en esta lista: tienes un Full English Breakfast vegano.

Además de muchas otras opciones, como tortillas (sin huevo), donuts, pancakes o bollería. Para mí, una de las mejores opciones de desayunos veganos en Barcelona.

Dirección: Carrer de València, 352, 08009 Barcelona

Itácate Café

Muy cerca de una de mis tiendas de referencia, The Living Food, se encuentra Itácate Café. Se trata de un pequeño local que sirve desayunos, comidas y meriendas con opciones veganas tanto en carta como en menú.

La pareja encantadora que lleva el local pone mucho cuidado en el detalle, tanto en el trato como en la comida, así que la experiencia siempre es agradable. No solo tienen tostadas de aguacate, también boles muy completos para empezar el día con energía.

Dirección Comte Borrell 107, 08015 Barcelona

Honest Greens

Aunque Barcelona se colgó el título de ciudad Vegan Friendly hace ya unos años, lo cierto es que las opciones para desayunar dejan mucho qué desear. Especialmente por el centro de Barcelona. A parte de la opción de pedir pan con tomate, que es algo que podemos hacer en prácticamente cualquier sitio, y del croissant del Starbucks, que a veces está fresco y otras es un arma arrojadiza, poco más hay.

En el Honest Green de Rambla Catalunya, tocando Plaça Catalunya, tienes 7 opciones de desayunos veganos. Y sí, hay pan con tomate pero lleva queso vegetal. Tienen otras tostadas y boles muy diferentes. Quizá el más famoso sea el de açaí, pero mi favorito es el de avena remojada a tope de proteínas.

El precio del café es el habitual de la zona, pero al menos aquí está rico y el local es muy agradable.

Dirección: Rambla de Catalunya, 3, 08007 Barcelona

¿Cuáles son tus mejores desayunos veganos barceloneses?

Cuéntame en los comentarios donde disfrutas del desayuno para que sigamos descubriendo opciones.

Vivir con un carnista sin morir en el intento

Vivir con un carnista

Vivir con un carnista, convivir con un no vegano, es lo que hago desde hace 10 años con mi pareja. De hecho, aunque conozco a personas veganas y vegetarianas desde hace muchos años, nunca he vivido en la misma casa que alguien vegetariano o vegano. Sin embargo, quitando contadas ocasiones, siempre hemos encontrado un punto de encuentro.

Lo que sigue a continuación es mi opinión y mi experiencia personal, que explico porque creo que puede ayudar a otras personas. Podéis dejar vuestras experiencias en comentarios.

Mis consejos para (con)vivir con un carnista

  • Si tienes que compartir piso, busca alojarte en pisos de veggies. Si quién busca compañeros eres tú, especifica que han de ser personas vegetarianas. Convivir solo con personas veganas es más complicado, pero vivir de forma totalmente independiente a veces no es realista.
  • No esperes que el carnista se «convierta» al veganismo en una semana. De hecho, la convivencia no debe convertirse en una evangelización, ya que lo más posible es que eso acabe en conflicto.
  • Eso sí, deja claro desde el principio que es el veganismo para ti y como lo vives, porque la otra persona igual no tiene toda la información.
  • Negocia las reglas y los límites desde el principio, para que no haya malos entendidos. Eso implica qué entra en casa, que hay en la nevera, qué estantes y qué utensilios usa cada persona.
  • Ojos que no ven… ya sabes cómo sigue. Si decidís que que va a haber carne y pescado en casa, igual no quieres verla. Recuerda que hay tápers oscuros y que todo lo que se coloque en el congelador con etiqueta, mucho mejor.
  • Pactar los alimentos prohibidos. Igual no es buena idea traer una langosta, o cabezas de merluza. En mi casa no entra jamón ni nada que huela a chorizo, pero, ¡sorpresa! no es mi norma, es la de mi marido carnista. Así que cuando compro o hago chorizo vegano, lo he de comer cuando él no está en casa y airear la casa. ¿A que no os lo esperabais? Yo tampoco.
  • Llenar la nevera de opciones vegetales ricas para los dos. Si no te gusta cocinar, igual puede comprar básicos y sustitutos, pero sin duda cocinar abarata mucho la cesta de la compra. Hacer seitán casero, boloñesa vegana, hamburguesas, hummus, guacamole… o su tarta de manzana favorita.
  • En general, demostrar con el ejemplo que esto no tiene nada que ver con hacer sacrificios y que quedan muy atrás los años en los que no nos podíamos comer una hamburguesa, casera o procesada, con queso vegano y salsas. Así es cómo ha ido desapareciendo la carne y el pescado de mi casa sin tener que decir ni mú.
  • ¿Naciste en una familia vegana o vegetariana? Si no es así, recuerda que tú también estuviste ahí. Cada persona tiene sus tiempos y sus procesos.
  • Cuidado con las imágenes escabrosas. A muchas personas les puede ayudar con el clic y verlo todo diferentes, pero a muchas otras les genera tal rechazo que se cierran en banda.
  • El refuerzo positivo genera un mejor ambiente. Mejor celebrar que la otra persona aprende una nueva receta y animarla, y no atacar por algo que es una convención social.
  • Buscar opciones de aquello que, por norma, no suele ser vegano. La persona no vegana no va a caer fácilmente en que la lana, la cera y el cuero no son aptos, y que no todos los champús nos valen
  • El respeto va en ambos lados. Y, aunque no se respeten todas las ideas de otra persona, a la persona sí que hay que respetarla. Al menos, si la intención es convivir en harmonía.
  • Si no puedes vivir con un carnista, no lo hagas. Para mi no es necesaria la convivencia en una pareja ni en ningún tipo de relación, especialmente si esa convivencia va a convertirse en un campo de batalla.
  • Reevaluar el «contrato» de convivencia cuando algo chirríe, y no esperar a que este esté roto.
La tortilla de patatas vegana siempre ayuda a limar diferencias.

Nota. Igual se entendería mejor el título con omnívoro, pero he decidido utilizar carnista, ya que omívoros somos todos. Este término viene de «carnism», acuñado por Melanie Joy para hablar del sistema de pensamiento que se ha creado alrededor de la idea de que explotar a los animales es un derecho y comérnoslos algo normal.

A mi me parece justo usarlo porque, de otra forma, estamos contraponiendo el veganismo a «lo normal», y lo normal también tiene un marco ideológico, aunque sea invisible. Lo opuesto a la normalidad es siempre «el otro», un otro que se visualiza de forma negativa o peyorativa. Dotando al veganismo de un antagónico, podemos ponernos en igualdad de condiciones.

10 motivos para comer hamburguesas vegetales

Las personas veganas comemos hamburguesas vegetales. Hay gente que prefiere las de arroz y tofu de las marcas eco de toda la vida, hay quién se las hace en casa y también hay quién busca el sabor de la carne en las nuevas hamburguesas tecnológicas.

También las puedes hacer en casa. Aquí mismo tienes varias recetas, desde las típicas de garbanzos a las de avena con legumbres, también sin gluten.

Hamburguesas de garbanzos
Las hamburguesas vegetales pueden ser así de apetecibles.

El caso es que parece que a muchas personas, incluso dentro del veganismo, le sorprende que por un lado se rechace el consumo de carne y por el otro coma una “hamburguesa vegetal” con las reminiscencias animales que conlleva.

Parece que llamarlas hamburguesas ha generado malestar en la industria de la carne. Sinceramente, durante mucho tiempo se han hecho hamburguesas de todo tipo de ingredientes sin que generase ningún debate. Hay hamburguesas de atún o de arroz con cosas desde hace años. Pero, ¡ay!, que ahora las tenemos que compiten en sabor y textura con las clásicas de carne. Lo era un formato de comida rápida sin mucho interés ha pasado a ser algo que «proteger».

El tema para mi está claro: los consumidores distinguen perfectamente unas de otras, pero las hamburguesas vegetales que antes no tenían casi distribución, ahora están por todas partes y suponen una competencia real. El bolsillo, como siempre, el motivo que hay detrás de este tipo de campañas de protección de un producto que no lo necesita.

Sin embargo, las hamburguesa vegetales triunfan como formato dentro y fuera del veganismo por muchos y variados motivos.

10 motivos para comer hamburguesas vegetales

  1. Una hamburguesa hace en pocos minutos. Como vegana, no pienso renunciar a la rapidez y la comodidad de hacer algo rico vuelta y vuelta.
  2. Es una comida que reconocemos y de la que tenemos muy buenos recuerdos. En general, asociamos las hamburguesas a momentos de disfrute y ya nos predispone positivamente.
  3. Son muy fáciles de cocinar. Vuelta y vuelta y ya las tenemos. .
  4. También las podemos comer versión gourmet con una guarnición de patatas gajo o como opción de comida basura vegana, con todo lo que se supone que lleva un hamburguesa «guarra», con su queso Violife y todas las salsas que nos podamos imaginar.
  5. Si decidimos hacerlas en casa, son una gran opción para hacer cantidad y congelar. Si las compramos congeladas, ya las tenemos listas. Nos salvan cuando no hay tiempo o ganas.
  6. Son muy económicas si las hacemos en casa. Cuando las hacemos de legumbre o soja texturizada, el precio baja estrepitosamente. Y siguen siendo muy nutritivas y altas en proteínas.
  7. Quedan muy bien en bocadillo, algo que nos ayuda cuando comemos fuera. Mucha gente no sabe que meterle al bocata cuando empieza con una dieta vegetal (aunque hay miles de opciones). Y seguramente te guste más que ponerle filetes de tofu.
  8. Te ayuda a camuflarte en una barbacoa o un picnic. Si te llevas Frys, Linda McCarthy, Beyond Meat o Moving Mountains, es posible que quieran probarlas. Especialmente las Beyond, que parece que sangren.
  9. Te ayudan con las tentaciones, si las tienes. Algunas personas, aunque sean veganas, echan de menos el sabor de la carne o la experiencia de comer una hamburguesa. Las hamburguesas trampantojo, como la Beyond, salen al rescate. Porque soy vegana por los animales, no por el sabor de la carne.
  10. Son mejores para el medio ambiente que tradicionales de carne. Incluso las compradas. Sin embargo, las ganadores por goleada son las hamburguesas de legumbre y las de proteínas texturizadas. Baratas, ricas, con mucha proteína y respetuosas con el planeta.
Este es el impacto de diferentes dietas en EEUU según Shrink that Footprint.

Así que ya ves que hay multitud de motivos diferentes para comer hamburguesas vegetales. Aunque hay una muy importante que no está en la lista: no haber tenido que matar al animal por su carne.

Ojo: algunas hamburguesas vegetales comerciales o caseras son muy bajas en proteínas.

A veces, relacionamos hamburguesa con comida proteica y no revisamos los macronutrientes. Ni la quinoa ni los champiñones son fuentes de proteína al nivel de las legumbres. Incluso si son de cereal con tofu, revisa el porcentaje de este, igual tampoco cubre la parte proteica.

Esto no debe es un problema en sí mismo, siempre que lo tenemos en cuenta si la acompañamos con un hummus de cualquier legumbre o le añadimos tofunesa. ¡La creatividad y la variedad de la cocina vegetal nunca se acaba!

Mi bolso zero waste para el día a día

Una de las acciones que he tomado, incluso antes que la cocina, ha sido revisar qué llevo encima para conseguir un bolso zero waste para el día a día.

Es decir, como conseguir que todo lo de usar y tirar se reemplace por objectos zero waste: esas cosas que llevamos camino de la oficina, la uni, el momento en el que vamos de camino al gimnasio o a llevar al niño al cole. Bueno, esto último a mi no me ha pasado nunca, pero es una realidad, aunque yo no tengo ni hijas ni hijos.

Vamos a empezar por decir dos cosas:

  • El Zero waste no existe, es la meta pero no vivimos en una sociedad que esté preparada para ello. Acepta que serás Low Waste y siempre que te sea posible.
  • No es una competición. Repito: no-es-una-competición.

No se trata tanto de sustituir una cosa por otra como de prever qué cosas se usar y tirar utilizas cada día. Así podemos acompañarnos de opciones duraderas y que, además, suelen tener otros beneficios.

Como yo no soy ninguna experta en el tema, como sí lo es Ally Viamalama, lo que voy a hacer es enseñarte lo que llevo en el bolso. Bueno, ya lo has visto, está en la foto que abre el artículo.

Por supuesto, no va todo esto siempre en el bolso, aunque lo cierto es que quién me conoce sabe que soy un poco Mary Poppins y que es sencillo que haya aún más

La botella de agua

No soy de beber mucho líquido, porque mi alimentación me aporta agua en cantidad, pero llevar una botella, la mía es de aluminio, me evita comprar bebidas en envases de usar y tirar.

Mi botella es una Chilly’s de flores y flamencos que me autoregalé unas Navidades. En verano mantiene el agua o lo que le metas dentro fresquito y que también conserva el calor, así de maravillosa es.

Hay muchas opciones de marcas, tipos de cierres y tamaños. También de materiales. Lo más importante en este caso es que sea resistente, robusta y duradera.

El vaso del café

A mi me gusta mucho eso de poder conseguir un té o un café en cualquier parte y poder tomarlo en el camino al trabajo o a una quedada.

Así que una vez te das cuenta de que los vasos de un solo uso son una abominación, sean del material que sean, busqué una solución.

Un amigo me habló de las KeepCup y me compré una de plástico sin BPA. Aquella tiene ya años y la uso para llevarla de viaje, porque pasa cualquier arco.

Actualmente, tengo una de vidrio y corcho, con tapa de plástico, que me suelo llevar a todas partes. Para mi, es la mejor opción si os importa el sabor. No me suelen poner problemas, y aguanta altas temperaturas sin problema.

De estos vasos para el café o mugs los tenéis de infinidad de marcas, colores, tamaño y precios. Es algo que puede durar muchos años, así que gastar un poco más a mi me compensa.

Os recomiendo que sea de un tamaño estándar barista, para que no os pongan pegas, si lo vais a usar para pedir “para llevar” y no para bebidas caseras.

Los cubiertos

O el ajuar cono le llamo a una bolsita de algodón, que antes usaba para llevarme una fruta o comprar un panecillo, que va con cubiertos y pajitas.

Los cubiertos de madera son una muy buena solución que vas a necesitar más de lo que parece. Incluso más que las pajitas, que también hacen de agitadores para granizados, bebidas y cafés. Los míos son de Coco and Mensch.

Si tienes pajititas de plástico duro, ¡no las tires! Precisamente de lo que se trata es de no generar residuo. Si ya las tienes, ¡úsalas! Esto no es una competición a ver quién tiene menos plástico sino un movimiento que nos ayuda a concienciarnos.

Si no tienen ninguna, te recomiendo comprar de aluminio, porque si son un poco frágiles en el bolso se te pueden partir. La mía es de Masonjar Spain, de la época que me dio por los batidos.

Algo muy básico y muy necesario si te gusta el sushi es llevarte tus propios palillos. El impacto que tiene la industria del usar y tirar ha hecho de los palillos un auténtico problema ecológico en Asia, de magnitudes inimaginables en Europa. No contribuyas a la deforestación.

La bolsa para la compra

Creo que a nadie se le escapa que llevar una bolsa de tela por si nos paramos a comprar nos evita coger bolsas de plástico o de papel indeseadas.

Sí, las bolsas de papel también son el mal. Su producción gasta mucha más energía que la producción de las bolsas de plástico. Y es que cuando hablamos de contaminación, no cuenta solo el residuo que dejamos, sino todo el proceso para obtener el objeto: desde las materias primas hasta el desecho.

Recordad: el problema no es el material, es el modelo de consumo. Así que atesorar 200 bolsas de telas tampoco es sostenible. Seguramente con las que tenéis ya podéis funcionar el resto de vuestras vidas.

En mi caso, tengo muchas por acumulación y las que más uso son las que realmente están pensadas para la compra: grandes, robustas, con buenas asas y buen fondo. Como para ir al mercado y volver con verdura para una semana.

Bolsas para pan o fruta

Estas no las llevo siempre, pero si sé que voy a comprar fruta o pan, me llevo mis bolsas Rebellum, que también son las personas que detrás de Reinas y Repollos y que hacen una gran labor de activismo vegano y medioambiental.

Sobre las bolsas, lo cierto es que no me suelen decir nada porque me tienen muy vista y soy de las que hace un gasto importante en la frutería. Tampoco me han dicho nada por comprar pan así.

Las mallas reutilizables para fruta van a volver a convertirse en norma, no hay más que ver las noticias.

Si eres de las que no compra online, seguro que tienes una buena opción cerca como Bolseta Barcelona, que se encuentra ya en muchas tienda físicas. Estas además son un producto solidario, algo muy a tener en cuenta.

Compresas y salvaslips

Para mi es básico llevar una compresa o un salvaslip. Compré las reutilizables de Rebellum (porque Carla y Jessica son unas cracks), que vienen con un neceser impermeables, y cuando se acerca la fecha se vienen un par conmigo en el bolso.

La sensación es muy diferente a las compresas desechables convencionales, mucho más suaves y nada irritantes. Aparte de ser bonitas y durar más.

Las compresas reutilizables de Rebellum son de edición limitada. Hay muchas personas fabricando compresas de tela de forma casi artesanal con productos muy buenos y perfectamente acabados. Es algo que ha de durar y que, además,

Mi bolso Back to eco

Y, por último, el propio bolso. Se acabó hace tiempo lo de comprar bolsos plasticosos, los de piel ni pensarlo. No os vayáis a pensar que la piel es más «natural». El proceso de curtir piel es altamente contaminante y elegir cuero o piel no es más sostenible que un plástico reciclado.

Vimos el tenderete de Back to eco en las fiestas navideñas y nos gustó ver una empresa con adn ecologista y zero waste con una estética no hippie. Sus productos son pura economía circular: bolsos, mochilas, faldas o delantales hechos con tejanos de segunda mano.

Tienen talleres en su tienda para aprender a convertir tus tejanos viejos en otros prendas y complementos.

Además, si ves algo que parezca cuero, no te asustes: todo lo hacen es también vegano.

Mi bolso zero waste para el día a día

Mi bolso zero waste para el día a día
Cuando ya te conocen y te lavan el vaso en la propia cafetería.

¿El tinto de verano es vegano?

Aunque parezca increíble hay tinto de verano vegano pero también hay mucho que no lo es.  ¿Es que no son veganos los vinos, por defecto? Pues resulta que, como todo lo que tiene que ver con el consumo de animales, nos encontramos con sorpresas poco agradables más allá de las etiquetas.

Por desgracia, que hay muchos vinos y cervezas que no son aptos para el consumo de las personas veganas. Así que si sois de esas personas que acompañan con vino ciertas comidas o que se sirven un tinto de verano para hacer el vermut en agosto, este artículo es para ti.

Tinto de verano Sandevid

¿Qué es un vino vegano?

Hace poco, en Twitter, algunos usuarios se burlaban del vino etiquetado vegano.

“¡Qué se creen que lleva el vino! Vaya estupidez.” Era la opinión generalizada. Sin embargo, aunque en la mayoría de vino, cervezas y licores de alta graduación solo encontremos ingredientes vegetales, esto no implica que sean aptos para veganos.

Un vino, o una cerveza, o cualquier otra cosa que te lleves a la boca, se considera apto para el consumo de personas veganas cuando ni en sus ingredientes ni en su proceso de fabricación se han utilizado o explotado animales.

Es por este motivo que no es suficiente con mirar los ingredientes, también nos tenemos que fijar en el proceso de fabricación. En el caso del vino y la cerveza, en el proceso de clarificación. Hay varias sustancias de origen animales que se pueden usar en este proceso: la cola de pescado o la albúmina de huevo son las más probables.

¿Por qué no aparecen cómo ingredientes? Porque no llegan al producto final, sino estarían declarados, ya que los dos son alérgenos. Esto quiere decir que, aunque sean parte del proceso, no hay ni siquiera trazas. Al ser el veganismo una cuestión ética, y no gastronómica o alimentaria, necesitamos información extra para saber si lo que consumimos está alineado con nuestros ideales.

Por lo tanto, sí que es importante que los vinos, cervezas y licores declaren que son veganos, para hacernos la vida más fácil.

También nos encontramos con marcas que deciden veganizar sus productos. Por ejemplo, Sandevid ha veganizado toda su línea y ya encontramos todas las variedades en Barnivore.  Barnivore es un imprescindible para aquellas bebidas alcohólicas que no llevan algún certificado o leyenda visible.

TInto de verano Sandevid

Sandevid una de las marcas más conocidas y consumidas en España, aunque se trata de una empresa familiar con su bodega ubicada en el entorno de las Tablas de Daimiel, en Castilla La Mancha, tierra vinícola por excelencia.

Además, se han preocupado de obtener la certificación oficial V-label, que nos facilita mucho las existencias al ser visible y reconocible fácilmente. Así que para los veganos es una buena noticia tener un tinto de verano vegano, como el de Sandevid .

En este caso, el tinto de verano Sandevid se elabora a base de tempranillo. Al estar en Barnivore, ahora sabemos que es apto para veganos con un par de clics. Sandevid, además, tiene variedades con y sin alcohol, todas ellas certificadas. Mi favorito es el tinto de verano Sandevid 0 + 0 , sin alcohol y sin azúcar.

*Publicación patrocinada.

El especial de verano de Bacoa es Vegano

Hamburguesa de tofu espcecial verano BACOA

Una de mis hamburguesas favoritas en Barcelona es la Gran Vegano de Bacoa. Tener opciones veganas en restaurantes no veganos es una gran ventaja en una ciudad en la que no tenemos tantos restaurantes veganos como nos parece. Desde luego, Barcelona aún no se puede comparar con otras capitales europeas aunque hemos avanzado mucho.

Este enero nos sorprendía The Economist con aquello de que iba a ser el año del veganismo como tendencia. La visibilidad ganada en España durante los últimos años ha sigo espectacular, así que no me ha extrañado nada que el especial de verano de este año en Bacoa sea una hamburguesa vegana.

La puedes acompañar de patatas o ensalada.

Aunque ya tiene dos en carta, y una opción vegetariana, han apostado porque el especial veraniego sea también 100% vegetal: la “Burger especial de vegano

Como todas nuestras hamburguesas veganas y vegetarianas, esta nueva hamburguesa es también casera. Se trata de una burger hecha en su cocina con ingrediente de máxima calidad: tofu ecológico, curry y jengibre. Está acompañada de aguacate triturado y un chutney de remolacha y naranja. El pan de esta hamburguesa es integral.

Yo no me he podido resistir y ya les he hecho la primera visita del verano.

Hamburguesa vegana de tofu del bacoa
Yo ya me he comido la mía

*Contenido promocionado

Copa menstrual: salud y zero waste

Copa menstrual Enna Cycle

Hoy quería hacer un hueco en el blog para hablar de la copa menstrual. Aunque la mayoría entráis para leer recetas el veganismo no es solamente una forma de comer. Es algo que debería haber quedado ya claro, pero seguramente que esta publicación puede sorprender a alguien.

Las personas veganas intentamos causar el menor daño e impacto posible en la vida de los animales. Eso implica que, además de no comérnoslos y negarnos a su explotación, también solemos tener en cuenta el medio ambiente.

Copa menstrual Enna Cycle

Los productos de higiene sexual para la menstruación convencionales son muy contaminantes. Las compresas, salva slips y los tampones de usar y tirar contaminan tanto en su fabricación como posteriormente en su deshechado. Especialmente si aún nos encontramos con personas que creen que se pueden tirar por el retrete. Y, por supuesto, esto no es así.

En la actualidad, tenemos muchas opciones menos contaminantes e incluso más seguras a nivel de salud. Además de tener las mismas opciones en materiales más respetuosos con la piel, las mucosas y el medio ambiente, también hay opciones reutilizables. Desde compresas de tela que se pueden lavar a la copa menstrual que duran muchos ciclos. Incluso podemos combinar métodos si nos sentimos más seguras así.

Las ventajas de la copa mentrual

Las copas menstruales son una de las grandes revoluciones a la hora de no generar residuos. Si las compresas las podemos comprar a pequeños negocios o hacerlas nosotras mismas, la copa menstrual ha de estar hecha con todas las garantías.

Las copas menstruales siempre deberían ser de silicona de grado médico. Esto nos asegura que podemos tenerla en el interior de nuestro cuerpo sin ningún problema.

Las ventajas son evidentes en relación a las compresas y tampones convencionales:

  • Ahorro: su larga duración, hasta 10 años si la cuidamos bien, la hace una inversión que se recupera enseguida.
  • Salud: los materiales de la copa son mucho más seguros y respetuosos que los de las compresas y tampones convencionales.
  • Olor: sí, olor. La sangre menstrual huele a sangre. El mal olor de compresas y tampones es precisamente el perfume y los materiales que llevan mezclados con la sangre.
  • Contaminaremos menos los océanos, y los necesitamos si queremos seguir respirando aire limpio.

Con la copa menstrual se puede hacer exactamente lo mismo que con un tampón: correr, nadar, viajar trabajar… Lo que te deje hacer tu cuerpo menstruante, porque yo soy incapaz de hacer deporte el primer día de regla.

En mi caso he elegido Enna Cycle por varios motivos:

  • Son de silicona líquida de grado médico, seguras y blanditas.
  • Están hechas en España, menos contaminación por transporte.
  • Los packs llevan dos copas, así siempre me puedo cambiar.
  • La cajita para el transporte también sirve para esterilizar la copa con agua en el microondas. La Enna box se puede poner a 700w de potencia en el micro sin problemas. En 3 minutos la tiene lista para guardar o utilizar otra vez.
Copa menstrual Enna Cycle

Además, Enna Cycle te garantiza el cambio en el caso de que te equivoques de talla. Algo que puede suceder, especialmente la primera vez. A mi me resultó un poco complicado saber cual era la mía, ya que a pesar de mi edad soy inusualmente estrecha. Da seguridad saber que si te equivocas no pasa nada y puede pedir otra talla.

En el caso de Enna Cycle, tienen tres tallas. En este cuadro puede ver sus recomendaciones generales, pero cualquier duda te la resuelven por web o por redes sociales.

Copa menstrual - tallas

En la web tienes una calculadora de tallas.

Si piensas que vas a echar de menos el aplicador del tampón, el pack te vienen con un aplicador de la copa para ayudarte en el caso de que uses las talla S o M. Para la L es mejor hacerlo con los dedos.

Ya uses el aplicador o los dedos, recuerda que las manos han de estar muy limpias. Lávate bien las manos antes y después.

¿Os animáis a probarla?

Tenéis el cupón ennacMM19 para aplicar un 30% en la primera compra en su tienda online.

Copa menstrual Enna Cycle


La mejor burger vegana, en Bacoa

Que el mejor sitio para comer una hamburguesa sea una hamburguesería no es algo raro. Pero que el mejor sitio para comerse una burger vegana en Barcelona, con la de restaurantes veganos que hay, sea el Bacoa, tiene mucho mérito.

Opciones veganas de calidad

Una de las cosas que agradezco desde el principio es que haya una opción vegana real, que tenga en cuenta la burger, las salsas y el pan. La Gran Vegano era mi favorita, porque, no nos vamos a engañar, me flipa el guacamole y la combinación es maravillosa.

Esta que veis en la Gran Vegano, con una burger vegana de garbanzos y espinacas, acompañada de aguacate machado y chutney de tomate. Sin mayonesa ni más salsas, que con esas dos de verdad que ya vamos sobrados. Que si queréis la receta, la tenéis en su web.

En verano sacaron durante un tiempo una burger de remolacha, que es algo que me sonaba como muy para veganos, y que no es lo que busco en una burguer. Pero la consistencia y el sabor global de esa burger me encantó. Así que cuando anunciaron que se iba a quedar en la carta me alegré mucho. ¡Dos opciones veganas en carta!

El nombre de la nueva es un juego de palabras, Roast Beet, y tiene como centro de atención una hamburguesa vegana de remolacha y quinoa muy compacta y de color estupendo, acompañada de salsa barbacoa casera, remolacha a la parrilla y aguacate. Ahora igual se entiende que está sea mi ganadora.

Las mejores patatas fritas

Y claro, luego están las patatas. Tantos las que son de corte french fries como las rústicas me encantan, si voy acompañada siempre pedimos una de cada y aprovechamos que tienen varias salsas veganas, como el ketchup casero, para mojarlas.

Otra cosa por la que me gusta ir a Bacoa es que puedes pedir la hamburguesa al plato, con ensalada, o con ensalada de lentejas. ¿No os parece una idea maravillosa?

Para mi es importante tener un lugar donde compartir una cena o una comida con mis amigos y mi familia. Igual de primeras prefieren la burger de siempre. Pero muchas veces, se atreven a probar la propuesta vegana y aquí sé que van a salir sorprendidos. Mi marido es muy fan de la gran vegano por su jugosidad a pesar de no ser vegano y no gustarle el aguacate. 

Y vosotros, ¿con cuál de las dos os quedaríais?

Mini Guía Vegana de regalos para no fastidiarla

regalos navideños

Como desde fuera el veganismo puede crear muchas dudas, aquí va la Guía Vegana de regalos. Si en el post anterior daba pistas para una cena navideña apta para personas veganas, ahora tocan los regalos.

Las Navidades pueden ser una auténtica gincana si eres vegana. Primero por las comidas familiares, y luego los regalos. Sí, el veganismo no solo no es un capricho alimentario, hay toda una filosofía de vida detrás.

Mini Guía Vegana de regalos

Te va a tocar mirar las etiquetas y no solo mirar un poco por encima y pensar: «Uy, esto que seguro que no lleva ni lana ni cuero.» Uy, pues cuidado que si hay pan integral que lleva fiambre de cerdo (basado en una historia real), te puedo asegurar que te vas a encontrar materiales de origen animal donde nunca hubiera imaginado.

Así que es importante revisar los materiales y los ingredientes pero también tener otras consideraciones en cuenta que lo mismo no se te habían pasado por la cabeza.

Cosas que NO regalar

  • Esa bufanda tan calentita de lana. No es apta. Aquí podemos meter todo lo que sea de origen animal: revisa con lupa y Google abierto la etiqueta. Yo lo hago todo el año y no es tan difícil.
  • Zapatos o zapatillas que parecen aptos pero que luego no son aptos por cosas tan peregrinas como el pegamento. Sí, ya no es solo que a veces las suelas sonde cuero, muchos productos no son aptos porque tienen materiales «escondidos» que no son aptos.
  • Entradas para espectáculos con animales, como el acuario o el zoo. Me gustan los animales, por eso no piso esos sitios.
  • Cuentos especistas para mis hijos. No los tengo, pero no creo que sea adecuado, la verdad.
  • Juguetes sexistas y especistas en general.
  • Cualquier cosa inútil que vaya a acabar en un armario. Soy muy poco amiga de regalar por regalar, así que prefiero un regalo muy genérico a un «regalo forzoso» de esos que no tienen mucho sentido. Un ejemplo en mi caso: colonia, que no uso.

Cosas que SÍ regalar

  • Hay marcas veganas calzado, bolsos y complementos. Muchas incluso de aquí. Así que pueden ser una muy buena opción.
  • Comprar local y sostenible. Ya que estamos en una época de consumismo exacerbado, que al menos sirva para algo.
  • Libros y juguetes que conciencien en el buen trato a los animales.
  • Maquillaje y cosmética vegana certificada.
  • Productos gastronómicos veganos. Puede ser un vale para una tienda online, puede ser un queso vegano gourmet, pueden ser 5 cajas de hamburguesas veganas Fry’s.
  • Una estancia en un hotel vegano.
  • Ropa sostenible y vegana.
  • Una camiseta con mensaje.
  • Libros de recetas veganas.
  • Regalos que se pueden comprar en las tiendas de los santuarios o de las asociaciones animalistas. De hecho es posible que la camiseta con mensaje y el libro de recetas lo puedas comprar allí.
  • Libros que me ayuden en mi activismo: pueden ser sobre veganismo pero también sobre divulgación, activismo y oratoria.
  • Cacharros para la cocina. Desde un set de cuchillos de los buenos a una deshidratadora pasando por una batidora de vaso si se me ha rota la mía. Como regalo en grupo puede salir súper bien de precio y me daréis una alegría.

Bazar de regalos

Ahora te parece todo más difícil. Cuando nos salimos de nuestra zona de confort, sin duda la cosa no va a ser fácil de primeras. Esta mini Guía Vegana de reagalos no es LA guía, porque hay cientos de opciones fantásticas y aptas. Hay regalos que son veganos de por sí, aunque habría que revisar su sostenibilidad. Y otra cuestión es si nos estamos revisando el consumismo o no. Así que solo me voy a centrar en opciones que viene a solucionar algunos de esos Noes anteriores, añadiendo algunas cosas que a mi me parecen muy guays.

Si la persona a la que le tienes que hacer el regalo es muy activista, puedes hacer un donativo en su nombre. Seguro que si entras en sus redes sociales podrás ver qué asociaciones o causas son las que le preocupan. Igualmente, es genial que le hagas un regalo más personal, como un libro.

  • Unos de los regalos típicos: un gorro o unos guantes, una bufanda… de fibras aptas para veganas.

Gorro Barts

  • Calzado vegano, sostenible y hecho en España. La gente de Flamingoslife ha sacado unas nuevas zapas hace poco y me encantan en rosa, pero tiene muchos más colores.

Banzai violet marfil Flamingoslife

  • Una de mis marcas favoritas de calzado vegano y ético es By Blanch. Sus botines son preciosos y cómodos.

Botines By Blanch

  • La cosmética es uno de los ámbitos donde las personas veganas tenemos que volver a leer etiquetas. Hay marcas veganas que preparan packs navideñas, como los Cofres Cocunat, productos veganos y sin tóxicos.

Cofre corporal COCUNAT

  • En la tienda online de Vegala tenemos muchos regalos interesantes, como el Kit barbudos. Productos de gran calidad, éticos y respetuosos.

Kit Barbudos Vegala

  • Una experiencia chula, pero de verdad. En España tenemos pocas opciones en lo que a hoteles veganos se refiere. A mi me encantaría pasar una noche o dos en Casa Albets, en una habitación con bañera y con sus cenas y desayunos maravillosos.

POR QUÉ AMAMOS A LOS PERROS Melanie Joy

  • Una camiseta o sudadera con mensaje. Y si es de una marca vegana mucho mejor. A mi me encanta esta sudadera de Owltree Vegan Apparel que puedes comprar en Amapola Vegan Shop.

sudadera vegana

  • Una botella de vino vegano. Sí, como explican en Torres, el proceso de clarificación de los vinos muchas veces se hacen con productos de origen animal. Paso con las bebidas alcohólicas en general. Las marcas más conocidas suelen estar incluidas en la web de Barnivore, donde podemos realizar la consulta. Como no están todos, se agradece que algunas marcas ya estén comunicando qué vinos aptos tienen, como el Habitat de Torres.

Habitat Blanco Torres

  • Si eres de Barcelona, y me compras un queso vegano, crudo y buenísimo en The Living Food,

queso vegano

¿Qué os ha parecido? Hay muchas ideas en Internet, pero el post de El Jardín de Asami completa este a la perfección. Si os interesa la cosmética y el maquillaje, no la perdáis de vista.

 

*Este post no está patrocinado por ninguna marca.

 

Cocunat, cosmética sin tóxicos

Nos preocupamos de los que comemos, pero también hay que preocuparse de lo que nos ponemos en el cuerpo, y es aquí donde marcas como Cocunat puedes ayudarnos. Nos hemos acostumbrado a productos de muy baja calidad que nos dañan la piel en vez de cuidarla y que además contaminan el medio ambiente, y eso tiene que cambiar.

En la web de Cocunat hay muchas marcas de gran calidad (como John Masters Organics, Rahua, Patyka o Argentum Apothecary) y productos estupendos.

La historia de Cocunat, y de su éxito, surge de la necesidad personal. La madre de la fundadora sufre Sensibilidad Química Múltiple (SQM), una enfermedad que tiene poca gente, aunque tengo una amiga que la padece. Son personas con una extremada sensibilidad a los tóxicos, tantos de los cosméticos como de los productos de limpieza o de cualquier otro producto. El contacto con los tóxicos les hace enfermar y deben evitarlos, aunque es casi imposible sortearlos si no acudimos a productos naturales muy específicos.

Ese es el motivo de que hayan creado su propia línea, Cocunat Natural & Toxic free, que además de tener un precio estupendo nos aporta 3 ventajas fundamentales.

Primero, que están 100% libres de tóxicos: no llevan parabenos ni petroleo ni químicos innecesarios y nocivos para nuestro organismo. Segundo, que no se ha experimentado con animales y que no tienen ingredientes de origen animal, es decir, son veganos, algo que para mí es básico. Y, por último, contienen más del 95% de los ingredientes de origen natural.

Yo ya he probado unos cuantos:

El Champú para cabello graso, a base de Romero y Menta Piperita, sin siliconas que nos ensucian más el pelo ni sulfatos, dejan al pelo respirar de verdad. Adiós poros taponados, hola frescor.

La Leche desmaquillante total, para rostro y también ojos, con Agua Floral de Naranja y vitaminas antioxidantes C y E.  Para mi es la parte más importante de un desmaquillante: un producto para sacar todo el maquillaje fuera, ojos incluidos. Un estupendo acierto.

La crema de manos suprema (Argán, Jojoba y Manteca de Karité) ideal para tener las manos suaves y con un olor muy fresco. ¡Me ha encantado!

El Gel de ducha dinamizante, con olor a Mojito, para empezar el día con alegría. Me he acostumbrado a que los geles huelan muy bien y este cumple mis expectativas. La menta y el limón le dan un toque genial, al aroma y a la piel.

Ahora ya lo sabéis, los productos de Cocunat Natural & Toxic free son 100% libres de tóxicos, amiga de los animales y naturales. ¡Y todos los envases son 100 reciclables!

Aprovecha el código compra COCUNAT-MDVEGANA en la web de Cocunat (enlace) y llévate de regalo un lote especial de 10 muestras VIP gratuitas de productos Cocunat.