Arroz meloso con alcachofas

arroz meloso con alcachofas

Este arroz meloso con alcachofas me devuelve a la infancia. Cuando era pequeña, los domingos era el día del arroz. No le vamos a llamar paella, porque eso solo pasaba cuando íbamos a Valencia o a Torreblanca de visita. Sin embargo, recuerdo especialmente el arroz domingo después de una mañana entera en la playa. Como decidí pasarme a una alimentación vegetal con 19 años, así que con el tiempo, mi madre empezó a hacer por un lado arroz de verduras y por otro marisco para ellos. Lo mismo que con las lentejas, que hacía el potaje vegetal, separaba mi parte, y le añadía la morcilla y el chorizo al final de la cocción. Ya veis que a veces no hace falta ni hacer dos comidas.

Así que la receta de hoy es una versión libre de uno de los arroces de mi madre, que nunca usó una lista de ingredientes fija, así que nunca hubo dos iguales. Aprovechamos que estamos en temporada de alcachofas para disfrutarlas con este arroz.

Las alcachofas dejaron de estar en el menú cuando me fui a vivir por mi cuenta porque limpiarlas cuesta un rato, pero me he reconciliado con ellas. Os voy a ser muy sincera: aprovecho tener un rato para limpiarlas bien y hacerlas con las crockpot, y luego añadirlas a los platos. Así hice yo esta. Sin embargo, os voy a dar también las indicaciones para hacerlo desde cero.

Aunque para el arroz meloso de alcachofas nos podemos olvidar de la parte proteica, en este caso he preferido hacer plato único y he añadido la soja texturizada. Podemos tenerla hecha y añadirla posteriormente o simplemente obviarla y tomar un segundo.

Se trata de una receta sencilla pero para la que necesitamos tiempo, al menos una hora para hacerlo con tranquilidad.

Receta de arroz meloso con alcachofas

Ingredientes para dos raciones

  • 100 g de arroz integral en seco
  • 80 g de soja texturizada gruesa
  • 1 kilo de alcachofas
  • 1 calabacín
  • 4 alcachofas
  • 4 zanahorias medianas
  • 3 dientes de ajo
  • 1 o dos hoja de laurel
  • 3 cucharadas soperas de aceite de oliva
  • agua o caldo de verduras (podéis usar un caldo casero o uno comercial estilo Aneto sin sal, en este caso el de alcachofas quedaría genial)
  • 0,3 g de azafrán opcional
  • Sal

Indicaciones

  1. Pela los ajos y córtalos a rodajas. Resérvalos.
  2. En un bol, con agua bien caliente, hidratamos la soja texturizada. Es importante que esté muy bien hidratada, ya que de otra forma la soja acabará chupando el agua del arroz y nos quedaremos cortos.
  3. La escurrimos bien, y en el mismo bol, ya sin líquido, añadimos una cucharada de aceite de oliva virgen, una cucharadita de ajos en polvo y una pizca de sal. Removemos bien para se le pegue el ajo y el aceite.
  4. Lavamos y pelamos las zanahorias y el calabacín, cortándolo todo a cuadraditos pequeños. Reservamos.
  5. Si tenemos las alcachofas ya preparadas anteriormente, simplemente nos aseguramos que estén a cuartos. Sino, cortamos una parte del tallo, pero no todo. Con un pelador, pelamos la parte exterior del tallo. Entonces, sacamos las hojas exteriores más duras. A mi me gusta también quitar de un corte las puntas de las hojas, como un dedo de longitud. Para que no ennegrezcan, se colocan en agua con limón.
  6. En una sartén mediana, pon tres cucharadas soperas de aceite de oliva. La sartén ha de tener una superficie suficiente para que toda la verdura se pueda rehogar con espacio.
  7. Doramos el ajo y la soja texturizada en la sartén, con fuego medio como máximo.
  8. Añadimos el calabacín, las zanahorias y rehogamos todo. En el caso de tener las alcachofas crudas, en este paso las añadimos a cuartos y también las rehogamos. Ponemos una pizca de sal.
  9. Además de pesarlo, medir el arroz con un vasito o medidor para saber el volumen de líquido a utilizar.
  10. Añadimos el arroz. Removemos bien.
  11. Añadir el azafrán al caldo de verduras caliente (con agua nos quedará menos sabroso) . Para el arroz integral, ha de ser 3 veces el volumen del arroz. lo corregimos de sal si es necesario.
  12. Añadimos el caldo con el azafrán y las dos hojas de laurel.
  13. Paso para alcachofas de la crockpot o que tengamos hechas al horno o al vapor previamente: colocar el las alcachofas encima, a cuartos.
  14. Aquí ya se trata de espera y de no remover mucho. Habitualmente, el arroz integral tarda 20 minutos en estar listo, a fuego medio o bajo. Tenemos que ver el chup chup. Si se queda sin líquido, podemos añadir un poco de caldo caliente, pero con cuidado de no acabar con un arroz caldoso (que tampoco sería un problema).
  15. Lo queremos meloso pero no pasado, así que se trata de una receta para servir y comer caliento al momento.

Y esta es la buena pinta que tiene el arroz meloso con alcachofas:

Consejo: La soja texturizada es muy habitual tenerla hecha cuando nos acostumbramos a ella, ya que así aún es más rápida de utilizar: no tendremos que hidratarla ni dorarla. Si ya la tenemos pre-cocinada (hidratada y dorada) la podemos añadir una ver esté rehogada la verdura, junto con el arroz.