Alcachofas al horno con olla lenta

Las alcachofas al horno son una delicia de temporada. Tengo la enorme suerte de estar viviendo muy cerca del Parc Agrari del Baix Llobregat y de El Prat de Llobregat. Allí se cultivan unas alcachofas absolutamente espectaculares.

Las alcachofas son un auténtico manjar que solo está disponibles durante los meses de otoño, aunque con el cambio climático ya no podemos asegurar las fechas.

Siempre que veo unas buenas alcachofas, algo que suele ocurrir en los mercados de productores, las compro para hacer al horno. Pero, desde que tengo la crockpot, el horno ha quedado relegado a un segundo plano. Con la crockpot gasto menos energía, la temperatura es mucho más baja y no me tengo que preocupar de vigilar nada. Ella trabaja y yo duermo, trabajo o simplemente veo una serie en Netflix.

Es una receta tan sencilla que casi me da vergüenza escribirla, pero como estoy con mis primeros pasos con la crockpot. Creo que es una buena idea empezar por lo más sencillo para cogerle el truco a nuestra crockpot, ya que algunas cosas pueden variar según el tamaño y la marca.

Alcachofas al horno con zanahorias

Tiempo total: 4h  // Tiempo Crockpot: 3h30min // Temperatura: High

Ingredientes:

  • alcachofas
  • zanahorias
  • aceite de oliva
  • pimienta y sal, al gusto

Indicaciones:

Lavamos bien las zanahorias, a poder ser con un cepillo de verduras, las pelamos solo si no tenemos cepillo o no las vemos limpias de verdad. Las podemos dejar entera o partirlas. Las colocamos en el fondo de la crockpot.

Lavamos bien las alcachofas, retiramos en tallo. Si es grueso, lo podemos pelar y utilizarlo: se coloca también en el fondo como las zanahorias. Arrancamos las hojas más duras y las cortamos a cuartos. Con una puntilla o un cuchillo pequeño, retiramos los pelos (a mi me gusta hacerlo así).

En un bol, ponemos los cuartos de alcachofa con un aceite de oliva, sal y pimienta y menzclamos bien para que se impregne. Los metemos todo en la crockpot, con temperatura High, durante tres horas y media. Como resultado tendremos unas alcachofas muy tiernas y llenas de sabor.

Así de ricas estaban las alcachofas al horno y las zanahorias: en un buddha bowl con un poco de pimiento rojo fresco y quinoa.

Una foto publicada por Mi Dieta Vegana (@midietavegana) el